martes 12 de diciembre de 2017




Más inflación y atraso cambiario: las expectativas de las consultoras que mira Federico Sturzenegger

4 diciembre, 2017 en:


Iprofesional.Com || Según el REM, el índice de precios de diciembre será de 2,1% y cerrará 2017 en 23,5%. Para el 2018, en tanto, calculan un 16,6%, una cifra también más elevada que la meta oficial. El billete verde quedaría debajo de los $18 este año y llegaría a $20,3 para diciembre del año próximo.

Otro mal indicador se llevó Federico Sturzenegger del ya tradicional Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM), la encuesta que la entidad realiza entre bancos y consultoras para saber qué piensa el mercado de las variables más importantes de la economía.

Los resultados de esta consulta, siempre tenidos en cuenta por el número uno del Banco Central a la hora de contemplar el movimiento de las tasas, mostraron que el mercado espera más inflación y un dólar atrasado en comparación con las expectativas del mes de octubre.

Como resultado de un aumento de precios mayor al previsto durante diciembre, los participantes del REM elevaron levemente sus pronósticos de inflación para 2017 de 23% a 23,5%.

Para el mercado, el IPC en diciembre trepará a 2,1%, por efecto de los incrementos previstos en bienes y servicios regulados.

Para los primeros 5 meses del año próximo, la tasa de inflación oscilaría entre 1,3% y 1,5% mensual, mientras que recién para la segunda mitad del año la inflación se acercaría al 1% mensual.

Así y todo, el IPC del 2018 también fue revisado al alza: en la medición anterior, estimaban que el año próximo cerraría en 16% pero ahora prevén un 16,6%.

Con respecto a la inflación núcleo -es decir, la que excluye los precios regulados y aquellos con efectos estacionales-, mantuvieron estable el pronóstico en 21% para fines de 2017, mientras que se incrementó la expectativa correspondiente a 2018 hasta 14,9%.

Por la persistente inflación, que no cede como quisiera el Gobierno, es que los participantes del REM esperan que el BCRA mantenga estable la tasa de política monetaria hasta marzo de 2018.

Es decir que los pases seguirían en torno al 28,75% hasta después del verano, por lo menos.

En el mercado se esperanzan con que la política del Central tenga el efecto buscado en los precios y recién puedan retomar un sendero gradual de reducción de tasas a partir de abril del año próximo.

De todas formas, creen que el costo del dinero se situará en 22% a fines de 2018.

“Los analistas revisaron al alza por decimosegunda vez consecutiva la expectativa de tasa de política monetaria para fines del año próximo”, admite el Central en su informe.

La otra cara de la misma moneda es que el dólar seguirá siendo el gran perdedor de la estrategia de Sturzenegger.

El tipo de cambio cerraría este año a $17,80, unos 20 centavos menos de lo que se estimaba el mercado para el cierre del 2017 en la encuesta anterior.

O sea, ajustaron los pronósticos a la baja porque ven que el billete verde no podrá con las presiones para planchar su cotización.

Asimismo, el vaticinio para el dólar “versión 2018” también fue revisado a la baja: pasó de $20,50 a $20,30 según los últimos números que presentó el REM.

Por último, las consultoras proyectan un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) igual para 2017 y 2018 (2,9% y 3,1%, respectivamente).

En tanto, la expansión esperada para el año 2019 se elevó a 3,3%. 

¿De qué magnitud es el retraso?
Para medir el tenor del atraso, desde MacroView, consultora de Carlos Melconian y Rodolfo Santángelo, comparten un ejercicio interesante: cuál sería, traído a valores de hoy, el precio del billete verde de otros momentos de la historia reciente.

Desde MacroView indican que:

-El “dólar Néstor” (mayo 2003) traído a tiempo presente alcanzaría los $34,10. Es decir, el doble que el actual

-El “dólar Cristina I” (primer mandato, diciembre 2007) ya había retrocedido a $28 (actualizado a hoy).

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *