lunes 10 de diciembre de 2018




“Cambiar o mejorar” el dilema de los periqueños

4 diciembre, 2018 en:


La posibilidad de adelantar las elecciones en Jujuy, precipitan definiciones, alianzas y la búsqueda del voto subterráneo, ante lapolarización total entre CFK y MM.

Perico 04/12/2018//Cuando el río suena, agua trae dice el proverbio; pues desde el oficialismo todos se han pronunciado en consonancia con la opción de adelantar las elecciones en Jujuy; la cual solo posee por justificación el terror a no lograr la ratificación electoral.

En la provincia, ya es voz populi, que el gobernador, con una imagen negativa superando la positiva y con una intención de votos declinante, supera sin embargo ampliamente la escasa intención de votos que tiene MM en la provincia norteña, donde la polarización se daría a nivel provincial (Cambia Jujuy/Peronismo Popular este último excede al PJ), ya que el las preferencias nacionales CFK tritura a MM en Jujuy.

Es tal vez, este hecho es el que más preocupa al actual oficialismo, el cual  ya puso en conocimiento al gobierno nacional de sus intenciones; hecho que de resultar en una victoria podría sumarse a otros posibles triunfos en otras provincias alineadas con el gobierno central, ampliando la base de sustentación para las pretensiones de un segundo mandato de MM.

Pero en la grilla de adelantamientos, también varias provincias opositoras se anotaron, con fechas confirmadas, buscando marcar tendencias en la recuperación del peronismo racional unido al massismo, con lo cual pondrán presión en las PASO nacionales, intentando destronar del liderazgo opositor a CFK.

Sin embargo, tantos adelantamientos, no definen el futuro del gobierno argentino, excepto que adelante Bs As; distrito aglutinante cuyo pronunciamiento a favor de Cristina Kirchner, por mas de 10 puntos según las encuestas actuales, desbastarían las especulaciones de MM y del peronismo federal.

En este contexto hoy nos encontramos, donde el peronismo denominado razonable de centro y el peronismo popular de centro-izquierda, que cada vez encuentran más puntos comunes en sus bases, no asi en su dirigencia; cuantitativamente dominan la escena, lo que hace suponer que un ballotaje cualquiera de esas fuerzas  enfrentadas a MM, recibirían los votos afines y periféricos al peronismo.

En cuanto a Perico, la ciudad más dinámica de la provincia, también atravesada por los rumores del adelantamiento y lógicamente golpeada duramente por la crisis económica nacional; surgen análisis domésticos, pero importantes a cerca de sus opciones políticas.

Dada la composición dirigencial y la ley electoral provincial vigente, el candidato que mas voto obtenga tendrá la intendencia, ya que no hay una reglamentación que exija una mayoría, como la mitad mas uno, u obtener el 45% de los votos sacándole mas de diez puntos al segundo como regla; ni ballotaje; una debilidad legislativa que podría subsanar gestiones históricamente enroscadas en el Concejo Deliberante.

En esa situación hoy nos encontramos; en ella el voto que expresa un cambio es ampliamente mayoritario desde hace dos elecciones, pero acusa una grave atomización por lo cual el oficialismo logró dilatar su poder a cinco gestiones consecutivas.

En esta oportunidad, un adelantamiento impediría que el peronismo local se aglutine en un espacio común, prolongando el protagonismo de otros sectores con volumen político, ratificando la segmentación.

Pero cuál será la consigna del oficialismo, ya que la de todos los opositores las conocemos “el cambio”; ¿el actual gobierno, cómo presentará su oferta electoral 2019 a los ciudadanos?.

Dada la realidad actual en la que devino la economía nacional, una crisis de magnitud histórica, con absolutamente todos los indicadores negativos y un futuro resignado al perfil de un eterno endeudado; hablar de CAMBIO a nivel local resulta provocador, ya que para la mayoría de los jujeños, antes estábamos mejor; este hecho aceptado hasta por los opositores, los obliga a esforzarse en la búsqueda de nuevas alternativas.

Sin embargo, a pesar del desgaste de cinco gestiones consecutivas, el actual oficialismo encuentra en su debilidad su fortaleza; al parecer al igual que los varones del peronismo del gran Bs As, el solo rumor del regreso de la inclusión y el retorno al consumo popular, le otorga un blindaje épico, difícil de subestimar (los intendentes se abrazan a la memoria de CFK con mensajes sutiles en algunos casos, en gran Bs As directamente pronunciándose por su retorno o al menos ratificando su liderazgo).

Sin embargo, como la oposición analiza su estrategia, el actual oficialismo también, tal vez le baste la promesa de mejorar, trabajando sobre aquello que denominan sus conquistas, el retorno del estado de bienestar basado sobre tres ejes vitales que llevaron a la ciudad a un crecimiento sostenido durante una década, como la obra pública distributiva (estatal y cooperativas de construcción), la expansión comercial (promoción del consumo) y la diversificación de la economía agrícola.

Hoy los municipios jujeños, sin ley de coparticipación, son unos convidados de piedras, ajenos a las transferencias que la nación realiza a las provincias. Sin el Fondo de la Soja los municipios quedaron marchitos, con la caída abrupta del presupuesto nacional en cuanto a obras por disposición del FMI no hay esperanza de reactivación, y la ausencia de políticas redistributivas suponen una grave tensión social, la cual desgastará fuertemente a la UCR, principal pilar en la defensa de las políticas de MM.

Los dos principales líderes políticos de Perico frente a una encrucijada, uno afronta el desafío de abrir nuevos caminos para una economía local en recesión y otro acompaña incondicionalmente el proceso nacional que arrastra a la sociedad a una crisis sin oportunidades. No hay lugar para tibiezas, de lo contrario el voto subterraneo se expresará en una oferta superadora.

La población en la ciudad de Perico pronto deberá escoger entre una promesa de mejorar la actual gestión, que demandará de parte del gobierno actual modificaciones internas, políticas innovadoras y la búsqueda de mayores consensos o tal vez la ciudadanía decida abarrancarse con tal de cambiar; pero para ello se necesitan que el gobierno nacional, y provincial exhiban algún acierto de impacto económico doméstico, ya que hasta ahora la ola de tarifazos, recortes y endeudamiento solo generan hartazgos. 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *