jueves 22 de agosto de 2019




Cambiemos perdió hasta en la «Recoleta cordobesa» y en la Rosada sintieron el impacto

12 mayo, 2019 en:


Cambiemos perdió hasta en la «Recoleta cordobesa» y en la Rosada sintieron el impacto.

Cambiemos nació en Marcos Juárez en 2014, cuando por primera vez fueron juntos en la elección la UCR y el PRO y ganaron la intendencia. La tradición se mantuvo en septiembre de 2018, cuando el intendente Pedro Dellarrosa fue reelecto por Cambiemos.

En Marcos Juárez solo votan 5 mil personas pero su caso siempre fue utilizado como testigo por la cúpula del PRO y por la UCR para ratificar la alianza que llevó a Mauricio Macri al poder.

Este domingo, el peronista Juan Schiaretti sacó 72 puntos en Marcos Juárez, 67 más que su inmediato competidor, Ramón Mestre. Mario Negri sacó 3 puntos.

Esos números pegaron muy fuerte en Casa Rosada por el contenido simbólico. «Perdimos hasta en la Recoleta cordobesa», reconocían en el Gobierno esta noche, en referencia al histórico bastión del PRO en donde suele superar los 70 puntos.

La paliza fue mucho mayor a la esperada en todos los puntos de la provincia. En la capital Schiaretti superó el 50 por ciento de los votos y arrastró a la UCR a una derrota histórica: no perdía con el PJ desde 1973.

Luego de meses de padecer la interna propia en Córdoba con una llamativa inacción, en la Rosada comenzaron a girar la estrategia discursiva para restarle importancia nacional al triunfo de Schiaretti y para mostrarlo como un amigo de Macri. Pese a que habían instalado a Elisa Carrió en la provincia en los últimos 15 días y usaron la carta de la gobernadora María Eugenia Vidal para apoyar a Negri. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, llamó a Schiaretti para felicitarlo y luego tuiteó que desde el Gobierno seguirán «dialogando y trabajando juntos codo a codo para todos los cordobeses».

«En esta elección provincial, los cordobeses ratificaron a un buen gobernador que tiene fuerte apoyo del gobierno nacional como nunca antes lo había tenido Córdoba, que durante los últimos 12 años del gobierno anterior había sido fuertemente discriminada», indicaron en la Rosada.

Aplastante triunfo de Schiaretti que lo posiciona como presidenciable 

También reconocieron que la división de Cambiemos como alternativa al PJ diluyó cualquier potencialidad de cambio de gobierno provincial. Aunque los datos que deja la elección son más contundentes: entre Negri y Mestre no lograron siquiera reunir el caudal de votos que Oscar Aguad sacó como candidato a gobernador en 2015. En el peronismo, por eso, hablaban de un voto castigo a Macri, que se fundió con los cantitos contra el presidente en el búnker de Schiaretti.

«La suma de los votos de Negri y Mestre de esta elección ejecutiva representan el piso de Cambiemos de cara a las PASO nacionales», se consuelan en el Gobierno.

«Ramón y Mario son buenos referentes provinciales y seguiremos trabajando para que haya un cambio como lo quieren los cordobeses a nivel nacional», agregan. Aunque los propios candidatos dejaron trascender que no hay ánimos de recomponer nada.

La otra elección: Cómo impactará el triunfo de Schiaretti en la pelea de Negri y Mestre 

Mestre salió con los tapones de punta desde su búnker en la Casa Radical, frente a Patio Olmos: «Espero que en Buenos Aires tomen nota que profundizar las diferencias siempre nos debilita», disparó.

«Esto es Cancha Rayada, Vilcapugio y Ayohuma juntos», dicen las voces más autocríticas de Cambiemos que admiten el riesgo de perder por 40 puntos en el segundo distrito electoral del país a poco más de un mes del cierre de listas.

Ahora, la Rosada buscará amortiguar el viento de cola que puede tener el mazazo de este domingo en la convención radical del 27 de mayo en la que los aliados definirán si apoyan la reelección de Macri.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *