domingo 21 de octubre de 2018




El peronismo le regala a Macri “veranito” político hasta 2019

8 agosto, 2018 en:


Ezequiel Rudman

EZEQUIEL RUDMAN

• PICHETTO SE EXPONE A SU PRIMERA DERROTA EN EL SENADO.

• FISURAS POR BLINDAJE A LA EXPRESIDENTA.
En Casa Rosada celebran tres acontecimientos: retomaron la agenda gracias a los cuadernos de Centeno y la reaparición de Cristina. Además, frenaron la corrida y anestesiaron interna Cambiemos.

Reapareció Cristina de Kirchner. La semana pasada junto a Hugo Moyano. Y mañana será el centro de gravedad de una sesión especial en el Senado para autorizar allanamientos a su domicilio en el marco de la investigación de los sobornos en la obra pública. Miguel Pichetto, gerente de operaciones del kirchnerismo en el Senado durante doce años y ahora del peronismo “racional”, sostiene la libertad de la expresidenta al impedir que se vote su desafuero. Pero en su bancada comienzan a aparecer fisuras y cuestionamientos a ese blindaje.

Después de una corrida cambiaria que devaluó al peso en casi 50%, el mercado financiero comienza a tranquilizarse. El dólar retomó la estabilidad y el regreso del modelo de “flotación” disipó en la Casa Rosada los temores de una nueva disparada de la divisa estadounidense. El recorte fiscal para cumplir la meta de 1,3% del PBI de déficit asumido ante el Fondo Monetario Internacional recién comienza pero en el Gobierno nacional confían en llegar a un acuerdo con los Gobernadores peronistas. Un mandatario del PJ graficó ante Ámbito Financiero la negociación con Nicolás Dujovne y Rogelio Frigerio en los siguiente términos: “Todavía faltan más de 40 días para que el proyecto ingrese al Congreso. Nosotros queremos que el Gobierno cuente con Presupuesto y vamos a llegar a un acuerdo. Pero todavía falta”. Los gobernadores valoraron la contraoferta de Nación de asumir el 66% del costo del ajuste (unos 200 mil millones de pesos). Con el traspaso de la financiación de Edenor y Edesur -aproximadamente 30 mil millones de pesos- a Buenos Aires y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los territorios peronistas deberían absorber 70 mil millones de pesos del ajuste de provincias peronistas.

Gracias a la detención de Amado Boudou y la aparición de los cuaderno de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, el Gobierno de Macri no sólo logró retomar la agenda después de estar a la defensiva en materia institucional por las irregularidades en los aportes de campaña 2015 de María Eugenia Vidal. Con el dólar por ahora atado a fuerza de venta de reservas del Banco Central, una inyección de divisas del FMI y una tasa del 40% de interés, Cambiemos logró también cerrar su propia interna. Ahora Alfredo Cornejo y Elisa Carrió fuman la pipa de la paz. Después de desautorizar públicamente la política energética del Presidente y cruzarse por el aborto, el gobernador de Mendoza y la jefa de la Coalición Cívica mantienen una tregua estratégica.

El lunes por la noche, en Olivos, Macri también salió a blindar a Vidal. La gobernadora es su puente de oro a una eventual reelección como Presidente. La gobernadora fue invitada a comer un asado con 68 intendentes bonaerenses. El único ausente fue el marplatense Daniel Arroyo. El desembarco de Vidal y Horacio Rodríguez Larreta en la mesa política, en detrimento de Gustavo Lopetegui y Mario Quintana -escuderos de Marcos Peña- había generado tensión interna. A pesar de la mediación presidencial, el jefe de Gabinete de Ministros y la gobernadora casi no cruzaron palabra en el asado en la Quinta de Olivos.

La reaparición de Cristina oxigena el potencial electoral de Cambiemos para 2019. Y también dispara las acciones del “peronismo” racional que encabezan precandidatos como el salteño Juan Manuel Urtubey o el sanjuanino Sergio Uñac. La foto de la expresidente con Moyano fractura aún más al PJ. En todas sus ramas. El desmembrado triunvirato de CGT vuelve a alejarse ahora del camionero. Los gobernadores del PJ avanzan con una agenda para desdoblar las elecciones en sus provincias y despegarse de la disputa nacional.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *