domingo 19 de agosto de 2018




Empresarios salteños preocupados por la la Zona Franca de La Quiaca y la ilegalidad actual de Perico


El sector comercial y empresario de la provincia de  Salta está en alerta ante la decisión del Gobierno nacional de autorizar la venta por menor, incluidos electrodomésticos, en la Zona Franca de La Quiaca. La medida del Gobierno de Mauricio Macri se aplicó como parte de un proceso de normalización de las zonas francas de la Argentina.

No obstante, los alcances de la decisión oficial generan preocupación en el sector comercial salteño ya que la medida podría generar una enorme fuga de clientes que afectaría gravemente al comercio local.

“Las zonas francas productivas se entienden perfectamente porque son herramientas para agregar valor a las materias primas y tener mercadería almacenada sin pagar impuestos antes de salir a la venta”, explicó a El Tribuno el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Salta, Rubén Barrios.

No obstante, aclaró que “estamos muy preocupados por cuanto la de La Quiaca no es una zona franca que se circunscribe al consumo de la localidad solamente, sino que va a haber una franquicia de 600 dólares por persona por mes”.

Si bien aclaró que “aún es prematuro tomar posición al respecto porque hay que ver cómo será la reglamentación”, el titular de la Cámara de Comercio advirtió que esta modalidad “perjudica a todo el comercio que compra con factura” y que “esto sería como legalizar la compra de mercadería sin impuestos, algo que ya sucede en Perico, pero que se hace de manera ilegal”.

Barrios consideró que “hay que estar alertas para evitar daños que luego sean difíciles de reparar”, en alusión a la instalación de la zona franca sin restricciones para las compras de clientes de otras zonas que no sean de la localidad donde se instala.

Advirtió que si se avanza sin restricciones, sería legalizar las compras sin impuestos, ya que “si una familia de cinco personas va en un tour de compras pueden gastar hasta 3.000 dólares, una cifra enorme considerando la tasa de cambio y más aún si esta franquicia es mensual”.

En este sentido, indicó que “las zonas francas deberían servir para la localidad donde se instalan, en este caso en particular para evitar que quienes viven en La Quiaca vayan a comprar a Bolivia y los comerciantes puedan competir en las mismas condiciones”.

“Pero -cuestionó- estas zonas francas que son minoristas o mayoristas pueden llegar a generar un daño muy grave en el comercio de las localidades no solo vecinas, sino las cercanas porque tienen un radio de acción bastante grande que nos afecta a todos”.

Autorizada por decreto

La autorización a la zona franca de La Quiaca fue publicada ayer en el Boletín Oficial a través del decreto 704 firmado por el presidente Mauricio Macri.

De esta manera, se cumple con un pedido de la vecina provincia, permitiendo que Jujuy recupere la posibilidad de instrumentar nuevamente zonas francas operativas, realizando las obras de infraestructura tendientes a su habilitación aduanera.

En febrero de este año el Ministerio de Producción había impulsado las zonas francas en las localidades de Perico, donde la provincia de Jujuy se comprometió a apoyar un proyecto para la instalación de un centro multimodal de cargas, y en La Quiaca, en la Puna.

 

FUENTE: EL TRIBUNO DE SALTA

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *