Lunes 26 de Junio de 2017




La palabra “burbuja” volvió a escucharse en Wall Street y se desplomaron las acciones “tecno”


IProfesional.Com || Un reciente informe del banco de inversión Goldman Sachs sostiene que existe la posibilidad de que las compañías que conforman el “FAAMG” hayan avanzado muy por encima de sus posibilidades. Algo que podría afectar al resto del mercado neoyorkino, ya que se prevé que el S&P500 caiga 4% en el año.
Las acciones tecnológicas que cotizan en Wall Street sufrieron entre el viernes y el lunes pasado un verdadero golpe que se vio reflejado en una abrupta caída de sus cotizaciones.
La magnitud de la baja fue tal que puede estimarse en unos u$s163.000 millones de pérdidas en apenas esas dos jornadas, y el Nasdaq bajó hasta 3,4% en ese lapso.
Si bien en la rueda del martes sus precios insinuaron una tímida reacción, por debajo del 1% en promedio, los temores sobre su futuro no se disiparon en absoluto.
El motivo del derrumbe, según los analistas, fue un informe de Goldman Sachs publicado al cierre de la última semana, que sembró enormes dudas entre los inversores ante la posibilidad de estar presencia de una “burbuja puntocom” a punto de estallar.
Para algunos analistas uno de los factores que los llevaron a la toma de utilidades que sufre el sector se debe a los rumores que sufre Apple en el sentido que su próximo iPhone no será tan rápido como el de sus competidores.
Para Sebastian Valdivieso, analista de Inversiones G, “esta caída es ciertamente llamativa, pero en un contexto de una rentabilidad espectacular como el que ha tenido el sector tecnológico, es esperable. Es algo que no me sorprende en lo absoluto”.
Valdivieso también aclaró que ciertas compañías tienen rentabilidades que son inusuales dentro de la Bolsa y que, ante ese escenario, es esperable que la toma de utilidades sea de mayor magnitud.
Esto se debe a que en lo que va del 2017, pese a los fuertes retrocesos mencionados del viernes y lunes, el Nasdaq acumula igual, a la fecha, un ascenso de casi 15%.
“Al marcar máximos históricos, el mercado se siente conforme para tomar utilidades“, agregó el analista financiero Agustín Cramo.
En ese informe, la institución financiera advirtió que en caso de que se esté conformando una burbuja, esta afectaría fundamentalmente a las principales acciones tecnológicas, que en el mercado se denominan “FAAMG” y que incluyen a Facebook, Amazon, Apple, Microsoft y Google.

“Creemos que la baja volatilidad potencialmente puede conducir a la gente a subestimar los riesgos de este tipo de empresas”, afirmó Goldman Sachs.

El reporte agrega que “gran parte de las subas en el mercado neoyorkino durante el año se han sustentado en el rally en las compañías tecnológicas y este parece que no va a durar mucho más”.

Señalan además que “hay dos finales posibles para el actual ‘cuento‘ que viven las tecnológicas y ninguno es bueno”.

En tal sentido, la primera opción pasaría por el fortalecimiento del crecimiento de la economía de EE.UU., que llevará a que la Reserva Federal se muestre más agresiva en su política monetaria, lo cual reduciría a su vez la valoración de la renta variable.

En tanto que la segunda, el ritmo de crecimiento económico mostraría una “desaceleración significativa”, lo que tampoco sería positivo para las multinacionales.

A pesar de sus preocupantes estimaciones, Goldman Sachs no espera que ocurra, de momento, algo catastrófico en el mercado o en las acciones tecnológicas.

De hecho, estos analistas prevén que el S&P 500 cierre el año un 4% por debajo de los niveles actuales, en los 2.325 puntos.

Incluso, la banca de inversión sigue recomendando valores tecnológicos, como Nvidia o Facebook, aunque sugiere que puede ser hora de comprar acciones bancarias.

“La racha alcista (en 2017) en los títulos tecnológicos ha evocado recuerdos, por no decir pesadillas, para algunos inversores del último crecimiento eufórico del Nasdaq“, dijo el analista del banco, Robert Boroujerdi.

Parte de ello se debe a un tema que genera preocupación entre los expertos: las cinco tecnológicas tienen ya un impacto en el sistema financiero similar al que tuvieron las involucradas en la explosión de la burbuja en 2000.

Empresas en la mira
Junto con la toma de utilidades y los rumores, dos importantes referentes del mercado como Mizuho Securities y Pacific Crest Securities han rebajado las recomendaciones y precio objetivo sobre las acciones de Apple, que han sido de las más castigadas cuando se produjo la toma de ganancias.

Profundizando el tema, Boroujerdi, sostuvo que en comparación con la crisis de ese año, “Facebook, Amazon, Apple, Microsoft y Google también han generado más dinero y flujo de capital que sus predecesoras de inicio de siglo”.

En su opinión, la buena noticia es que estas tecnológicas tienen finanzas más saludables que las del 2000, gracias precisamente a la masa de dinero que administran.

Finalmente, Boroujerdi reconoció que las acciones están mucho más baratas de lo que solían estar.

Según Gabriel Holand, CEO de HRGlobal, “se trata de una baja esperable, y puede seguir todavía más, ya que estas compañías tuvieron una elevada rentabilidad tanto en términos absolutos, como comparada con el resto del mercado”.

Debe tenerse en cuenta que este descenso en las cotizaciones está gatillado especialmente por el hecho de que los papeles de este sector tuvieron una ganancia que llegó a 18,5% en el año, antes de la caída, versus alrededor de un 9% que tiene el Standard & Poor´s 500, el índice de referencia más importante de la bolsa de Nueva York.

Excluyendo las acciones de los sectores de tecnología y telecomunicaciones, el S&P 500 este año registra una suba de 5,3%.

En sintesis, anualizado, el avance del Nasdaq se convertiría el 2017 en el mejor año para la industria desde el rebote de 2009 posterior a la crisis mundial, y se acercaría a los emocionantes días vividos entre 1998 y 1999, anteriores a la explosión de la burbuja de las puntocom.

“Tengamos en cuenta que el sector ‘Tech’ duplicó los rendimientos del S&P500 en los últimos meses, y eso es excesivo. Un ejemplo de esta situación lo dan algunas compañías como las fabricantes de semiconductores Nvidia o AMD, que subieron un 60% en seis meses, y está claro que esto se debe corregir. Aunque insisto que esto es una corrección, no una caída”, concluye Holand.

Por su parte, Cramo considera que “todas las acciones están haciendo el mismo movimiento de corrección, luego de haber llegado a máximo históricos y ahora están entrando en una etapa que puede ser un punto de quiebre“.

Cabe recordar que en lo que va del año, los papeles de Facebook y Amazon han tenido subas del orden del 29%, en tanto que Apple ganó un 27% y Microsoft un 14%, tras lo cual llegó la toma de ganancias del fin de semana.

Sin duda que esta suba fue una enorme bendición para muchas administradoras de fondos de inversión que venían registrando un flojo desempeño en los meses anteriores.

Cerca del 52% de los fondos de acciones norteamericanas de alta capitalización bursátil obtuvo resultados superiores a sus índices de referencia (Nasdaq, Dow Jones o S&P500) en lo que va de este año, siendo esta la mayor proporción desde 2009, y la industria tecnología ha sido “uno de los principales motores” del sólido desempeño, según Goldman Sachs.

Por el contrario, “las acciones de valor“, que normalmente son las compañías estables que cotizan a precios más bajos, que en cuanto ganó Donald Trump las elecciones presidenciales de EE.UU. subieron de precio, posteriormente comenzaron a tener problemas.

Ante este panorama, los hedge funds también se “apretujaron” en el sector tecnológico este año y cosecharon amplios beneficios.

Apple, Google, Amazon, Facebook y Microsoft fueron los principales cinco motores de las ganancias del S&P 500 en 2017, y todas están entre las diez principales posiciones de las carteras de inversión de aquellos fondos seguidos de cerca por Goldman Sachs.

En su rally ascendente, Alphabet y Amazon hicieron historia en las jornadas anteriores cuando el precio de sus acciones rompió la barrera de 1.000 dólares por unidad.

Los fondos comunes de inversión focalizados en el sector tecnológico tuvieron 12 semanas de ingresos de flujos, y hay cierto temor a que las valuaciones de las acciones de grandes tecnológicas sean excesivas.

Los inversores consultados por Bank of America en mayo aseguraron que las apuestas al índice Nasdaq que está muy cargado de sociedades del sector tecnológico fueron las operaciones más concurridas de los mercados.

En cuanto a lo que pueda suceder en el futuro cercano, Cramo sostuvo que “el sector tecnológico podría caer más, e incluso expandir esta corrección durante los próximos días o quizás semanas, pero así y todo me parece que después tendremos una recuperación de los buenos desempeños de estas compañías”.

Esto debido a que el alza que han experimentado está basada en el crecimiento que están mostrando las compañías en los reportes de resultados, razón que también explica el por qué han sido las compañías favoritas de los inversores durante el año.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *