martes 25 de septiembre de 2018




Las reservas cayeron 650 millones de dólares y el riego país subió a niveles de Cristina

13 agosto, 2018 en:


El vencimiento de 600 millones de dólares de Letras del Tesoro hizo caer las reservas este viernes debajo de los USD 57.000 millones.
LPOLa renovada desconfianza en la capacidad de pago de la deuda se tradujo este viernes en una disparada del riesgo país a la zona de los 700 puntos básicos, una franja que la Argentina no visitaba desde febrero del 2015, en el tramo final del gobierno de Cristina Kirchner.

Además, en este viernes negro -alimentado por el “Efecto Sultán” que generó la crisis de la lira turca– el Banco Central perdió 649 millones de dólares de reservas, que se redujeron así 56.870 millones de dólares, de acuerdo a los datos provisorios que informa a diario la autoridad monetaria.

Fuentes oficiales confirmaron a LPO que esta caída obedeció al pago de unos 600 millones de dólares de Letras del Tesoro. En efecto, esta semana vencían 800 millones en estos instrumentos de corto plazo en moneda fuerte y Nicolás Dujovne solo consiguió renovar 430 millones y por un plazo de 182 días pagando una tasa inusitadamente alta, 4,99% nominal anual.

“La variación de las divisas frente al dólar, los títulos externos y otros instrumentos financieros que forman parte de las reservas arrojaron un saldo negativo de US$ 111 millón”, aclaró en su resumen diario de variables el Banco Central. Por último, se realizó un pago por operaciones cursadas a través del sistema SML por US$ 4 millones”, agregó la autoridad monetaria.

Con estos datos desde que comenzó el mes, fecha en la que se desató el escándalo de los cuadernos, el Banco Central perdió 1.126 millones de dólares de las Reservas Internacionales. El escándalo disparó el riesgo país, las tasas de interés e incrementó las dudas sobre la capacidad de cumplimiento del acuerdo con el FMI si el golpe a las empresas se traduce en una mayor recesión, tal y como advierten analistas locales y del exterior.

“Si bien la suscripción por moneda no se conoce (lo cual impide determinar cuántos pesos y dólares se obtuvieron), el mercado comenzó a centrar su atención sobre las Letes. No es para menos, ya que el stock vigente se acerca a los USD 14.800 millones y vence en el próximo año y medio. Con acceso al mercado restringido (y caro), las Letes se han convertido en un problema para el gobierno, que había armado su programa financiero suponiendo una renovación del 100% en cada vencimiento. Ahora se ve obligado a conseguir fondos por otra vía para ir pagando los vencimientos, en un contexto donde los inversores buscan cobertura, se alejan de los títulos argentinos y tensionan la débil estabilidad cambiaria”, explicó Matías Carugati, economista en jefe de la consultora Managment and Fit.

‘Las Letes se han convertido en un problema para el Gobierno, que había armado su programa financiero suponiendo una renovación del 100% y ahora se ve obligado a conseguir fondos para ir pagando los vencimientos’, explicaron desde Managment and Fit.

Para no sacrificar más dólares, el Banco Central este viernes no intervino en el mercado cambiario mientras el dólar se disparaba a $29,80 en su punta vendedora. Es que tampoco tiene margen y por ello Luis Caputo negocia, como adelantó LPO en exclusiva, una relajación de las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional para el uso de las reservas para contener la corrida cambiaria. El lunes próximo, cuando llegue la misión de técnicos del FMI a la Argentina, tratarán de cerrar esta primera renegociación del acuerdo.

Exclusivo: Caputo habría conseguido autorización del FMI para usar más reservas para contener al dólar 

Este viernes además se sumó la presión por el frente externo que se desencadenó por las sanciones de Estados Unidos a Turquía y con ello, el dólar dio un salto de 111 centavos, que consolidó el paso del billete estadounidense de $28,03 a $29,80 en lo que va del mes; o lo que es lo mismo una pérdida del 5,9% de la capacidad de compra del peso argentino.

De todos modos, con el ejemplo de las Letes bien fresco y el dólar en alza, las dudas se centran en la capacidad del Banco Central de no sumar más presión a la divisa y a la inflación por el vencimiento de aproximadamente $530.000 millones del próximo martes.

“Es muy probable que el Banco Central no pueda refinanciar gran parte del vencimiento y termine emitiendo muchos pesos”, advirtió el economista y director de la consultora FyE Consult a LPO.

El riesgo país en niveles de default

Como adelantó LPO, el pesimismo del mercado sobre el impacto del escándalo de los cuadernos sobre la economía real, renovó las versiones de default para 2019 y consecuentemente el riesgo país -esa medida que dice cuánto más tasa de interés le pide el mercado a un país que a Estados Unidos por comprarle un bono a diez años- se disparó a los 704 puntos, para terminar la semana en 700 puntos básicos, un guarismo que no se veía desde febrero de 2015. Se trata de una abrupta suba de 66 puntos en un día y de 142 puntos en lo que va del mes.

Consecuentemente el precio de los bonos argentinos se desplomó en el mercado hasta otro 8%: el Discount perdió ese 8%, mientras que el Global retrocedió 7,6% y el Bonar 25 caía 7%, empeorando la ya pobre performance que venían teniendo desde principios de mes. Y de momento, el ánimo en el mercado no mejora y los pedidos de medidas concretas que alejen el fantasma de un default se amplifican.

Para ser rigurosos, la metodología con la que se mide el riesgo país cambió en abril de 2016 tras la salida del default, por lo que -si se tiene en cuenta esta corrección- el riesgo país actual es equiparable al del 27 de enero de 2016, y se ubica decenas de puntos por encima del final del mandato de Cristina y específicamente 41 puntos superior al de la fecha de asunción de Macri. Pero además, se aproxima a pasos agigantados a los 809 puntos básicos promedio del año 2015 (509 puntos en la serie con la metodología vieja).

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *