lunes 24 de junio de 2019




Si Morales adelanta las elecciones se confirma que en Jujuy “No hubo gestión”

17 febrero, 2019 en:


San Salvador de Jujuy 17/02/2019// Solo le quedan algunos pétalos a la margarita, el 23 de febrero se deshojará definitivamente en la Convención Provincial del Radicalismo la definición del adelanto o no de las elecciones 2019 para el 16 de junio próximo.

Si surgiera el anuncio, en solo una semana el oficialismo, en especial su conductor GM perdería al menos 8 puntos, porque decenas de alfiles mediáticos limarán su cuestionada gestión, caracterizada por el asombroso nivel inútil de endeudamiento; ya que Jujuy tras embargar el futuro de dos generaciones no logró dar un solo paso firme hacia el desarrollo.

Al día siguiente GM y su devaluada avanzada deberán enfrentar aluviones de cuestionamientos para lo cual no tendrán repuesta alguna. Una de sus estrategias para retener la provincia será vender a Milagro Sala como la causa de todos los males que ellos afrentaron, desde luego que a estas alturas el violento proceso a que fue sometida la líder social no tendrá efecto arrastre, ya que con su prisión también enjaularon derechos y conquistas que hoy un segmento de la sociedad añora.

De aquí en más solo hablarán de fabulosas cifras de inversiones, las cuales aún no encuentran correlatos con la realidad, así como no encuentran los bolsos de Sala hasta el día de la fecha; solo que la diferencia de recursos licuados hoy es abismal, como el nivel de transferencias que recibieron del estado nacional girado desde el Fondo de Garantía Sustentable (ANSES) que permitió casi a todas las provincias argentina alcanzar el equilibrio fiscal, menos en Jujuy la “inviable”.

Ni Trabajo, ni techo, ni tierras

El eje de campaña 2015 fracasó; para la magnitud de fondos recibidos por transferencias en concepto de coparticipación, restitución del 15% de los aportes previsionales y deuda nacional y extranjera tomada, el slogan “Trabajo, techo y tierra solo fue cumplido en el círculo íntimo del poder; trabajo para sus familiares llegando a la práctica de un nepotismo que supera la más detestable acumulación de poder de la historia clásica; en cuanto a techo el déficit habitacional escaló por encima de las 50.000 unidades habitacionales sin resolverse y en cuanto a tierras para estimular la producción agrícola familiar giró hacia la adquisición sospechosa de un cerro, la expropiación exagerada de tierras para la zona franca y el arrebato del legado de la familia Zabala para el cultivo de marihuana.

Jujuy es cómplice de la debacle nacional, la cual según el INDEC en la actualidad se producen cierres de 25 pymes y 80 comercios por día; ya quedaron desempleados más de 420.000 personas.

Jujuy ni verde, sin energía y sin gestión

Ya a mitad de camino, el oficialismo viendo el fracaso de su plataforma, apeló a cambiar el slogan, comenzó por “Un Jujuy Verde” con el cual intentó ocultar las explotaciones irregulares hidrocarburiferas y el proteccionismo a las mineras contaminantes; el maquillaje fue la explotación del litio y las energías limpias (Paneles Solares); pero estos emprendimientos que representan gran parte de la deuda en dólares (verdes) no están generando retornos, en cambió si produjeron una montaña de intereses.

En el mismo sentido, Jujuy sigue siendo dependiente en materia energética de redes periféricas, las inversiones en ese sector apenas alcanzaron para iluminar un centenar de luces led; si bién la energía es constante y se transforma, hoy solo se la ve acumulada en una docena de cuentas de empresas ligadas al poder.

En los últimos meses, el oficialismo sembró la frase “hay gestión” reeditando las acciones básicas inherente a cualquier estado en ejercicio, sin sumar mérito alguno, pero el balance reflejado en el presupuesto aprobado desnuda que el equilibrio fiscal estuvo ausente en Jujuy.

No hay piquetes, pero pululan las marchas

La reforma de la justicia y la imposición de un nuevo código contravencional de convivencia, permitió erradicar los piquetes desde el autoritarismo, asi se suprimió ese mecanismo de protesta y conquista social, pero de ningún modo pudieron evitar las marchas por justos reclamos, es decir que este gobierno tampoco dialoga. El año pasado Jujuy fue la provincia que acusó mayores marchas a nivel país.

Los puntos débiles de la gestión son numerosos y al día siguiente del anuncio de la campaña saldrán a la luz amplificados. El oficialismo seguirá mintiendo y se aferrará al autoritarismo para prevalecer, negociando el blindaje mediático con sus socios del PJ, usando si es necesario a discreción la mega causa para disciplinar opositores, aun cuando el principal involucrado sea el actual intendente de San Salvador de Jujuy.

¿Si hay gestión cual es la necesidad de adelantar las elecciones?

Sin dudas el gobierno de GM busca impunidad, no hay otra explicación; los créditos internacionales tomados sin la mayoría agravada que requiere la legislatura y la mala praxis en las inversiones, complican su responsabilidad civil y penal. Sus anuncios muy claros en cifras resultaron balazos en los pies, ya que al pasar el tiempo solo fueron bombas de humo. GM adelantaría las elecciones para evitar que en Jujuy se conforme una coalición que pretenda recuperar la provincia de las garras del establishment; ya que mas que un período innovador la gestión de Morales parece la concreción del cuarto mandato de Eduardo Fellner.

¿si hay pobreza, cual es la necesidad de sacrificar fondos?

Cuando se publicó el índice de pobreza de Jujuy el propio GM supuso que en la realidad la cifra es mayor; los oficialistas se encargaron de hacer comparaciones ante los posibles hechos de corrupción al señalar bienes útiles y públicos como escuelas, jardines escolares y viviendas que podrían construirse con el dinero de la corrupción; ¿pues cuantas viviendas se podrán ejecutar con 140 millones de pesos?

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *