martes 20 de febrero de 2018




Sobrevuela el fantasma del paro docente y las partes ya se acusan entre sí por si no inician las clases

6 febrero, 2018 en:


El Gobierno convocó a los maestros. El sindicato más grande del sector, CTERA, no asistió e impugnó el encuentro por “ilegal, ilegítimo e inconstitucional”. Exigen una paritaria nacional. Por su parte, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, contraatacó: “Tienen una lógica intimidatoria”.

Pasaron los meses pero la relación entre el Gobierno y el mayor gremio docente no se modificó. La derogación de la paritaria nacional del sector puso a la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA) en pie de guerra. Y a la luz de los acontecimientos y declaraciones públicas, peligra el inicio de clases.

El último capítulo de esta historia de desencuentros se dio este martes cuando CTERA no acudió a una reunión convocada por el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, e impugnó el cónclave.

El funcionario no demoró en salir a cruce y cuestionó la “lógica intimidatoria” de algunos gremios docentes, que rechazan “lo que aún no se ha ofrecido”, en relación a los sindicatos que no participaron al encuentro.

“Privilegian la lógica política y se corren del diálogo”, atacó. Y dijo que ese sector “prefirió el palco con (Hugo) Moyano“, en referencia a la movilización contra las políticas de la Casa Rosada que impulsa el camionera para el próximo 22 de febrero.

“Lo que hizo hoy CTERA demuestra una vez más que ellos tienen una lógica mucho más política que gremial”, afirmó el ministro en una conferencia de prensa que brindó tras la reunión de la Mesa de Convenio Marco de los gremios docentes que tuvo lugar en el Palacio Sarmiento y en la que celebró la “recuperación de la instancia de diálogo”.

Para Finocchiaro, CTERA “prefirió sentarse con Moyano en vez de sentarse en el ámbito que es propio de los gremios docentes nacionales que es éste que hoy se dio en el Ministerio de Educación”, dijo en alusión a la marcha convocada por el ex líder de la CGT y que apoya el sindicato encabezado por Sonia Alesso.

“Lo más significativo de esta reunión es que han venido todos los gremios con representación nacional, salvo CTERA”, aseguró el ministro. En rigor, tampoco participó del cónclave el Sindicato de de Docentes Privados (Sadop) que junto a CTERA, la Unión de Docentes Argentinos (UDA), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) y la Confederación de Educación Argentinos (CEA), constituyen los cincos gremios docentes nacionales.

No obstante, el ministro valoró como “sumamente positiva” la reunión, al señalar que “hacía mucho tiempo que no se daba entre el gobierno nacional y los gremios con representación nacional”.

“Hemos discutido y debatido todos los temas en un ambiente de sensatez y nos hemos puesto de acuerdo en cuestiones fundamentales que hacen a mejorar el sistema educativo en líneas generales”, aseguró el titular de la cartera de Educación.

Pero claro, la ausencia del gremio más nutrido deslegitima en gran parte cualquier consenso acordado.

Según Finocchiaro, “la noticia es que hemos podido hablar en una reunión intensa donde los gremios han planteado su posición con respecto al tema que ellos siguen insistiendo, que esto es una paritaria“.

“Seguimos firmes en nuestras convicciones, pero después hemos podido trabajar formando comisiones para hablar del ingreso y de la carrera docente, la capacitación y las condiciones laborales”, dijo. Y agregó: “Demostramos que, más allá de las diferencias, podemos trabajar sin descuidar la escolaridad de los chicos”.

“Los sindicatos han planteado sus diferencias, que entendemos como válidas. No hay necesidad de estar siempre sometidos a la permanente lógica intimidatoria de que no empiecen las clases“, remarcó.

Por último, el ministro adelantó que se va “a trabajar en base a unas comisiones que hemos creado, que empezarán a funcionar a partir de la semana que viene”.

Por la parte sindical participaron del encuentro Sergio Romero de UDA, Fabián Felman de CEA y Sara García, de AMET, mientras que por el ministerio hicieron lo propio, además del ministro, el jefe de Gabinete de la cartera educativa Javier Mezzanico; el secretario de Gestión Educativa, Manuel Vidal; el secretario general del Consejo Federal de Educación, Orlando Maccio y el director nacional de Negociaciones Colectivas, Miguel Garófalo.

Por una mesa de negociación
El Gobierno nacional abonará $210 mensuales por material didáctico a los docentes de todo el país durante todo el año, en lugar de abonarlo solo diez meses, como ocurría hasta el año pasado.

“Es una mejora sustancial”, destacó el secretario general de la Unión Docentes Argentinos (UDA) Sergio Romero, al término de la reunión con Finocchiaro.

En declaraciones a la prensa, el dirigente expresó además que “le dijimos al ministro que queremos recuperar el ámbito de la negociación del salario“, que es la paritaria nacional de los docentes, que el Gobierno dejó, por decreto, sin efecto.

“Estamos convencidos que dentro de las dificultades y diferencias que tenemos, tiene que continuar la mesa de negociación. El salario oficial docente de la Argentina no puede estar sujeto a una negociación en la que no participamos”, enfatizó Romero.

La reunión
Finocchiaro recibió este martes a dirigentes de sindicatos docentes, con el fin de organizar la mesa del “Convenio marco“, estipulada por el decreto 52/2018, que reglamenta la Ley de Financiamiento Educativo.

Ese Convenio no incluye la discusión de salarios, que el Gobierno entiende que deben ser discutidos provincia por provincia.

Del encuentro, que se realizó en el Palacio Sarmiento (la sede del Ministerio de Educación) no participó CTERA -el gremio más poderoso del sector- y su secretaria general, Sonia Alesso, presentó una impugnación de la reunión.

Junto al ministro, estuvieron Javier Mezzamico, Jefe de Gabinete del Ministerio de Educación; Manuel Vidal, Secretario de Gestión Educativa; Orlando Maccio, Secretario General del Consejo Federal de Educación y Miguel Garófalo, Director Nacional de Negociaciones Colectivas.

Por una paritaria nacional
“El gobierno pretende convalidar el ajuste. Desconoce una Ley vigente, intenta gobernar por decreto. Pretende que aceptemos una pauta salarial a la baja en un contexto de inflación, ajuste, suba de impuestos”, cuestionaron desde CTERA en un comunicado.

“Nosotros no asistimos a la reunión, fuimos a impugnar una convocatoria que es inconstitucional. Es una reunión que está convocada de manera informal, fue mediante un mail que ni siquiera tiene una firma”, criticaron.

“Lo más grave es que la convocatoria es en el marco del Decreto 52 que plantea la necesidad que la paritaria no exista”, se quejó la titular de CTERA, Sonia Alesso.

La impugnación se presentó en el Ministerio de Educación de la Nación y cuestiona el Decreto 52/2018, firmado por Macri y Finocchiaro, que anula la Paritaria Nacional Docente estipulada en el Art. 10 de la Ley 26.075 de Financiamiento Educativo.

Por tal motivo, desde el gremio consideran que la reunión de este martes “es ilegal, ilegítima e inconstitucional”.

Disolución Unidad Ejecutora de Educación
El gobierno bonaerense oficializó este martes la disolución de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP), el organismo dependiente del Ministerio de Educación que se encargaba de la puesta en marcha de obras en las escuelas y jardines del distrito.

La medida había sido anunciada hacia fin del año pasado y se decidió por “superposición de tareas y funciones”.

A través de la resolución 2017-2412-E de la Dirección General de Cultura y Educación, publicada en el Boletín Oficial con la firma del ministro del área, Gabriel Sánchez Zinny, se modificó la estructura orgánica funcional de la cartera educativa.

Así, se suprimieron la Unidad Ejecutora Provincial juntamente con la Dirección Provincial de Administración y Control de Programas, Dirección Provincial de Administración de Recursos, Dirección Provincial de Administración de Infraestructura y Dirección Provincial de Coordinación Legal.

A partir de la resolución N° 2378/17, que Sánchez Zinny firmó el 29 de diciembre, 364 trabajadores del área fueron ceasanteados. De acuerdo a información oficial, luego, un 75% de esos empleados fueron reincorporados y se les asignaron nuevas tareas dentro del Ministerio de Educación bonaerense.

En ese momento, el ministro precisó que a partir de enero de 2018 “todas las obras se ejecutarán desde la Dirección Provincial de Infraestructura Escolar (DPIE) y la Subsecretaría Administrativa”.

Explicó además que la Subsecretaría de Educación, la Subsecretaría de Políticas Docentes y Gestión Territorial, y la Dirección Provincial de Educación Técnico Profesional de la Dirección de Escuelas, “tendrán a su cargo el resto de las misiones, tareas y funciones que tenía la UEP”.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *