jueves 21 de junio de 2018




Tras la escalada del dólar, las principales consultoras de la City prevén al menos dos trimestres de recesión y una inflación de 27%

4 junio, 2018 en:


IProfesional.com //El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de mayo, que lleva adelante el Banco Central, indicó fuerte alza en los pronósticos de suba de precios y tipo de cambio. Por el contrario, se espera que la actividad caiga la mitad. Esto ocurrió luego que el mes pasado el billete verde escaló 21,5%.

Luego de la fuerte devaluación del peso de mayo, que acumuló 21,5% durante ese mes, se difundió el principal informe nacional sobre las previsiones de los economistas nacionales y extranjeros respecto al dólar, inflación, actividad y tasas de interés, entre otras variables.

El Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del mes pasado, que lleva adelante el Banco Central, indicó especialmente un aumento en las expectativas de suba de precios.

De esta manera, para 2018 la inflación esperada, en el nivel general, subió a 27,1% interanual, es decir, se incrementó unos 5,1 puntos porcentuales.

También la suba de precios núcleo aguardada aumentó 5,3 p.p. hasta 25,1% en el acumulado esperado a diciembre próximo, como suma para todo el año. Esta suba se debe a que en el informe anterior (abril) la proyección fue de 19,8% para el mismo plazo.

Cabe aclarar que las metas de inflación para la política monetaria establecidas por el Banco Central son del 15% anual. Cifra que representa 60% menos que el nivel que alcanzaría según los economistas.

“Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio en los próximos meses, la inflación vuelva a caer, ubicándose en un 1,5% mensual en el mes de noviembre”, resumió el análisis vertido por la entidad monetaria presidida por Federico Sturzenegger.

De esta manera, la inflación núcleo esperada para noviembre es de 1,4% mensual, aunque para el presente mes (junio), se aguarda un incremento de 2,2% y para julio la suba sería de 1,9%. Es decir, en ambos casos, un incremento de 60 puntos básicos respecto a las estimaciones previas.

Asimismo, para los próximos 12 meses la inflación pronosticada se ubicó en 22,2%, una suba de 4 puntos porcentuales respecto del REM previo.

De esta manera, para 2018 la inflación esperada, en el nivel general, subió a 27,1% interanual, es decir, se incrementó unos 5,1 puntos porcentuales.

También la suba de precios núcleo aguardada aumentó 5,3 p.p. hasta 25,1% en el acumulado esperado a diciembre próximo, como suma para todo el año. Esta suba se debe a que en el informe anterior (abril) la proyección fue de 19,8% para el mismo plazo.

Cabe aclarar que las metas de inflación para la política monetaria establecidas por el Banco Central son del 15% anual. Cifra que representa 60% menos que el nivel que alcanzaría según los economistas.

“Los analistas esperan que, tras un aumento transitorio en los próximos meses, la inflación vuelva a caer, ubicándose en un 1,5% mensual en el mes de noviembre”, resumió el análisis vertido por la entidad monetaria presidida por Federico Sturzenegger.

De esta manera, la inflación núcleo esperada para noviembre es de 1,4% mensual, aunque para el presente mes (junio), se aguarda un incremento de 2,2% y para julio la suba sería de 1,9%. Es decir, en ambos casos, un incremento de 60 puntos básicos respecto a las estimaciones previas.

Asimismo, para los próximos 12 meses la inflación pronosticada se ubicó en 22,2%, una suba de 4 puntos porcentuales respecto del REM previo.

También los expertos corrigieron al alza los pronósticos de tipo de cambio nominal.

De hecho, para fines de junio elevaron las estimaciones del dólar mayorista a $25,1. Cuando en el informe de abril, previo a la devaluación, se preveía 20,8 pesos.

Respecto al valor de la divisa para fin de 2018, se aguarda que llegará a $27,4. Un alza considerable si se tiene en cuenta que el mes pasado se consideraba que iba a ser de casi 5 pesos menos.

Por otro lado, los participantes del REM proyectan un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para 2018 de 1,3%, es decir, esto representa la mitad que lo estimado en el informe anterior (2,5%), y una baja de 120 puntos básicos en comparación del relevamiento previo.

De hecho, las expectativas de crecimiento trimestral sin estacionalidad para el segundo trimestre de 2018 se redujeron a una caída de 1% y hasta un negativo de 0,4% para el tercer trimestre (-1,1 p.p. respecto al informe anterior).

Y para 2019 la expansión esperada se redujo hasta 2,2%, un punto porcentual menos en relación con el REM anterior.

Otro punto clave analizado es el elevado costo financiero actual, generado para “frenar” la escalada del dólar e incentivar las colocaciones en pesos, pero que pega de lleno a la actividad económica.

“Los participantes del REM prevén que se mantendrá durante junio la tasa de política monetaria vigente a la fecha de cierre del relevamiento (40%), perfilándose hacia delante un sendero de reducción gradual”, indica el BCRA.

Al respecto, los expertos relevados consideran que la tasa bajará al 38% en julio, a 36% en agosto y de a poco se irá acomodando, para finalizar el año en el 30% anual.

Una diferencia cuantiosa respecto a los 24,5% que se aguardaba el mes pasado para el final del 2018.

El REM de mayo fue publicado este lunes, en base al relevamiento realizado la semana pasada con los pronósticos de 52 participantes (6 participantes más que en la anterior ocasión), entre los cuales se cuentan 34 consultoras y centros de investigación locales, 14 entidades financieras de Argentina y 4 analistas extranjeros.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *