1 mes sin Cristina: Alta médica vs. ampliación de la licencia

 1 mes sin Cristina: Alta médica vs. ampliación de la licencia

Cristina Fernández: Las medidas de seguridad son excepcionales cuando Cristina llega a la Favaloro. Las habitaciones contiguas son desalojadas, quienes intervienen en la atención médida de la Presidente son despojados de teléfono celular y hasta de relojes, el acceso es más que restringido. Por eso es tan evidente cuando ocurren discusiones en su grupo cercano. Por ejemplo, cuando su hija Florencia se enoja con Oscar Parrilli, aparentemente de malos modos, por motivos desconocidos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) La presidenta Cristina Fernández regresa hoy a la Fundación Favaloro para someterse a nuevos estudios y, si resultan positivos, los médicos podrían otorgarle el alta médica que le permitiría retomar paulatinamente sus funciones a partir de este fin de semana, luego de haber sido operada hace un mes por un hematoma intracraneal.

En Gobierno estimaban ayer (jueves 07/11) que el regreso a la actividad pública de la mandataria podría concretarse el martes 12/11, cuando encabezaría un acto en la Casa Rosada.
Pero hubo/hay tanto rumor, tanta especulación, tanta desinformación durante el mes que ha transcurrido, que nada es seguro aún, falta algún comunicado oficial, el parte médico imprescindible. Hasta los tuiteros K se encuentran desconcertados. Si Cristina recibe hoy el alta médica, ¿no debería ser Trend Topic, tal cual la tradición K?
Según las indicaciones del equipo médico que monitorea su reposo, está previsto que la jefa de Estado se traslade desde la residencia de Olivos al centro médico porteño de la avenida Belgrano al 1700, donde a última hora de la tarde de hoy volverá a realizarse estudios, entre los que figuran otra tomografía y chequeos sobre la arritmia que también se le detectó en el último tiempo. Tras su salida del hospital, la Presidencia difundirá un nuevo parte médico con las novedades sobre su salud.
Las medidas de seguridad son excepcionales cuando Cristina llega a la Favaloro. Las habitaciones contiguas son desalojadas, quienes intervienen en la atención médida de la Presidente son despojados de teléfono celular y hasta de relojes, el acceso es más que restringido. Por eso es tan evidente cuando ocurren discusiones en su grupo cercano. Por ejemplo, cuando su hija Florencia se enoja con Oscar Parrilli, aparentemente de malos modos, por motivos desconocidos.
Ante las crecientes versiones sobre cambios en el Ejecutivo al regreso de la mandataria, el vicepresidente Amado Boudou enfatizó ayer que “cuando vuelva, ella tomará decisiones”; aunque enfatizó que “en el único lugar” donde se habla de ese tema “es en los medios de prensa”.
En un sentido similar se expresó el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, quien sostuvo que “cuando la Presidenta se sume nuevamente al Gobierno, «seguro sorprenderá con medidas para seguir adoptando políticas públicas, con inclusión y desarrollo de la Argentina»”.
Claro que hay algunos casos obligados como el del ministro de Salud Juan Manzur, electo diputado por Tucumán.
Además, también espera a Cristina la interna del PJ. Los gobernadores y máximos dirigentes de esa fuerza no lograron aún consensuar una fórmula para definir el candidato a presidirla, a pesar de que hoy vence el plazo legal para la presentación de listas. Las definiciones llegarán a fin de mes, cuando los gobernadores se reunirán en Jujuy para consensuar una fórmula que no deje al partido caer en acefalía, pero también evitar un adelantamiento de la interna por la sucesión presidencial. En esa decisión, esperan, tallará el lápiz de la Presidenta.
Aunque el Gobierno buscó instalar la idea de que el país estaba en manos de “el equipo de la Presidenta” -eslogan reiterado por el vice Amado Boudou- los funcionarios admiten que la ausencia de Cristina se siente “en la política”. Es que el Gobierno tiene escasos “vasos comunicantes”, Cristina habla poco y nada con sus funcionarios pero en sus apariciones desde “el atril” baja la línea y permite al elenco oficial interpretar el rumbo del Gobierno.
Ese déficit lleva un mes que se hizo mucho más largo por el golpe que significaron las elecciones para el kirchnerismo, que resultó derrotado en los cinco principales distritos del país.
La economía también espera el regreso de la Presidenta, que debería definir medidas en medio de duras internas de su equipo económico sobre lo que hay que hacer para transitar de la mejor manera los dos próximos años, en un contexto de inflación que no cesa, escasez de dólares y caída inquietante de las reservas del Banco Central.
Los rumores hablan desde hace semanas de un desdoblamiento del mercado cambiario y de un encarecimiento del dólar para los argentinos que pagan en el exterior con tarjetas o que compren viajes y para las importaciones de productos no escenciales.
En tanto, el presidente de Uruguay, José Mujica, adelantó que a raíz del tema de salud de su par argentina “se va a suspender hasta fines de enero”, la reunión de los mandatarios del Mercosur que estaba agendada para diciembre en Caracas.
El mandatario oriental señaló en declaraciones a la prensa de su país que la postergación de la cumbre del bloque regional se deberá “a problemas de agenda” de Cristina Fernández, quien en el marco de su recuperación aún no puede volar.
La semana pasada se conoció que la Presidenta ya tiene la autorización oficial para viajar al exterior el año que viene por “razones de gobierno”, aunque deberá esperar el permiso de sus médicos.
De todas formas, se da por descontado que el regreso de la Presidenta a sus actividades al frente del Poder Ejecutivo se dará de manera gradual, con una agenda distante de la intensidad a la que estaba acostumbrada, basada en recibir a ministros y funcionarios.
La aprobación será dada por el director médico de la fundación, Gerardo Bozovich, y del director del Instituto de Neurociencias, Facundo Manes.
La Presidente fue operada el pasado martes 8 de octubre, luego de que los médicos de la Fundación Favaloro le detectaran una «colección subdural crónica» en la cabeza. El diagnóstico fue confirmado durante los estudios que se le realizaban a la mandataria por la arritmia que le descubrieron en el corazón.
Durante el mes que debió permanecer de reposo, Amado Boudou quedó a cargo del Poder Ejecutivo. Sin embargo, los ministros de cada área mantuvieron cierto grado de autonomía en sus trabajos. La situación fue revelada por el titular de la cartera de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien reconoció que tomó la decisión de estatizar el ferrocarril Sarmiento sin consultarla con el vicepresidente.
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − 12 =