Perico, Palpalá y San Salvador de Jujuy «Saladitas»

 Perico, Palpalá y San Salvador de Jujuy «Saladitas»

El Informe de la  Confederación Argentina de la Mediana Empresa dejó al desnudo el aumento del comercio informal en todo el país y  la resistencia violenta de las saladitas al control comercial. En el mismo se puede constatar la consolidación de la informalidad en Perico, Palpalá y San Salvador de Jujuy.

17.07.2014. Jujuy. El informe generado desde la CAME, pone a la provincia de Jujuy en el mapa caliente de la informalidad en todo el territorio nacional,  los datos aportados desde la CAME revelan la consolidación de la modalidad de venta ilegal. Sin embargo, existen numerosas aristas para analizar como parte del fenómeno, entre ellas la incapacidad del gobierno provincial para generar el desarrollo de la actividad industrial y de servicios como oferentes de mano de obra formal, por el contrario es la retracción de este sector el que lleva a los jujeños a buscar sustento en la calle.

El gobierno tampoco pudo cumplir con el objetivo dispuesto en la Ley de ordenamiento de centros comerciales no convencionales,  destinada a regularizar las «Saladitas Jujeñas», misión que no alcanzó su propósito,  ya que el crecimiento en la recaudación interanual mayor al 34% fué por la inflación que traslado en el precio la carga tributaria, es decir el gobierno sigue «cazando en el zoológico».

Otro punto que favorece el cuentapropismo es el aumento del gasto público, ya que los empleados estatales aumentaron en un 54% desde el 2003 hasta la fecha dando mayor margen al consumo.

También contribuye al fomento de la actividad ilegal, la cercanía de la provincia a la frontera, desde donde proviene gran parte de la mercadería que ingresa a la Argentina, donde las ciudades jujeñas actúan como distribuidoras. Es decir la falta de controles permiten sin duda el crecimiento del fenómeno, el cual, hay que reconocer, brinda soluciones laborales a millares de jujeños, tal cual lo describiera oportunamente el economista Benito Aramayo, cuando describe al «Cuentapropismo».

Sin embargo, los puestos  ilegales y el número de manteros son mayores a los expresados por la CAME, ya que solo a ojo pueden observarse en algunas ciudades centenares de puestos ilegales y manteros. Muchos de ellos lo hacen por supervivencia, otros son parte de esquemas comerciales familiares organizadas en todo el país que lograron un importante desarrollo con los años, pero que conservan la informalidad como base de su crecimiento económico, muchas de estas redes tienen sus raíces en Jujuy.

co02072014i

La resistencia violenta a ser controlados, también se observa en Jujuy, tanto en la capital que rechazaron el control comercial con palos en más de una ocasión, como en la denominada «SALADITA DEL NORTE» ciudad de Perico, donde según otro informe -2013-, es el punto de ilegalidad de mayor concentración percápita del país, asegurando que existe un puesto ilegal cada 39 habitantes.

En esta ciudad, tanto la AFIP como RENTAS fueron rechazadas en varias ocasiones en las denominadas ferias Minoristas y mayoristas, avanzando estas instituciones de control sobre el comercio urbano, donde también encontraron  numerosos comercios en situación irregular.

En este sentido, el municipio estuvo tres años sin poder sancionar una ordenanza tributaria por que la ilegalidad es tan abrumadora que atraviesa numerosos sectores sociales, por lo cual convergen en resistir la aplicación de impuestos en general, llegando a sitiar la ciudad en mas de una ocasión para hacer caer cualquier avance sobre el tema.

En la ciudad de Perico un puesto ubicado en la Feria Minorista Tributa un promedio de $3600 pesos anuales, es decir la mitad del alquiler de un mes de un local céntrico de la ciudad, obteniendo por las ventajas del tránsito comercial una facturación anual hasta diez veces superior que el comercio urbano. En cuanto a la Feria Mayorista, allí el pago anual ronda los 4600 pesos anuales, registrando operaciones de $200.000 promedio por feria cada puesto comercial, con lo cual la resistencia a las actualizaciones tributaria según se desprende de los diferentes informes, es una cuestión cultural, mas que de capacidad adquisitiva.

Las Ferias tuvieron su origen municipal como un factor de contención laboral, para asistir a emprendedores sociales con infraestructura para supervivencia y ordenamiento; como para los productores horticultores de la zona representó la feria mayorista la oportunidad de vender productos que no eran tomados  por los comisionistas, y los puntos tradicionales de comercialización estaban vedados para la agricultura familiar; pero con el tiempo lograron entre todos desarrollar verdaderos mercados, generando voluminosos negocios, llegando la feria mayorista de perico a superar los movimientos financieros de la Cooperativa de Tabacaleros superando los 1500 millones de pesos anuales.

Coincidimos con el informe de la CAME, en el sentido que aumentó la informalidad en todo los sentidos, como la resistencia a ser controlados por el estado.

 

co02072014e

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 3 =