DETERIORO SOCIAL EN LOS VALLES “Haz lo que yo digo, no lo que yo hago”

 DETERIORO SOCIAL EN LOS VALLES “Haz lo que yo digo, no lo que yo hago”

Despidos, desempleo y ajustes arrastran a la zona a una  profunda crisis

Jujuy. 12.08. 2014 – Hay evidentes síntomas de crisis en los valles, sin embargo el gobierno provincial no asume su responsabilidad, solo se ocupa de exigir a los municipios alcanzar la sustentabilidad fiscal, pero no los apoya con el ejemplo. 

Perico Noticias. fellner. haz lo que yo digo, nolo que yo hago

La zona agropecuaria de los valles ingresó en una etapa preocupante en materia de empleo, ya que los despidos en el sector comercial afectan a más de 200 trabajadores en blanco en la ciudad de Perico, la estadística aunque informal es absolutamente posible de probar llamando al menos a 10 comercios establecidos que darán fé de sus reducciones (promedio 4 en mipymes / 2 en comercios minoristas); además de 200 empleos no registrados menos en áreas de servicios y cuentapropismo.

En cuanto a la oferta laboral agrícola, es la mas afectada, la reducción del 60% de has de siembra en tabaco demandarán 3.000 empleos menos. Los altos remanentes de tabaco procesado sin vender en esta campaña, bajaran la demanda de  empleo en planta, ya que habrá sobre oferta de producción hacia finales del 2014, situación que ya generó eliminación de turnos, vacaciones anticipadas, y suspensiones.

Las áreas productoras de cítricos periféricas, ligadas a la exportación, también están con dificultades para ubicar la producción en el extranjero, lo que contrae aún más la demanda de trabajo. A esta situación se le suma el proceso de mecanización en marcha en el sector tabacalero, proceso que tiene mas desarrollo en el rubro -caña de azúcar-, donde la mano de obra manual ya es obsoleta. Todas estas variables confluyen en la expulsión de los obreros rurales hacia centros urbanos, donde la crisis se agrava por sobre oferta laboral.

Además, el crédito con latas tasas de interés para el sector privado impide el financiamiento para encarar la diversificación agrícola tan recomendada. La lentitud e indiferencia de la legislatura y el gobierno provincial para tratar un paquete de medidas anti crisis, dando atractivos sólidos por ejemplo al Parque Industrial de Perico, más un régimen de asistencia a emprendimientos familiares urbanos, condenan las expectativas de los privados a fallidos anhelos.

Los programas nacionales REPRO y de fomento al empleo juvenil, no disponen de canales apropiados de instrumentación, ni hay un marco de apoyo regional que permita vislumbrar un horizonte protector de parte del estado provincial, por lo cual la desconfianza impide el abrazo a estos programas nacionales. Los legisladores solo mostraron un apoyo marcado a la protección de la industria azucarera ante el avance del mosto como reemplazo en la refinería industrial de azúcares, quedando la base de la pirámide de esa actividad, totalmente abandonada, al debilitarse cada vez más las opciones de los productores que no poseen bocas de molienda alternativas.

También, podemos mencionar, que a los municipios de los valles les resulta imposible aplicar reajustes en sus tasas locales, si bién la municipalidad de Perico logró aprobar una nueva tributaria, los montos consensuados no permiten una recuperación fiscal para sostener servicios adecuadamente, peor  aún en los Municipios de Monterrico y el Carmen, donde la falta de actualizaciones fiscales presentan  tasas anacrónicas que no generan ninguna masa apreciable para afrontar las demandas de servicios.

Sin embargo la provincia, realiza descuentos automáticos de ingresos brutos sobre la producción tabacalera y otras actividades formalizadas, pero no apoya a los municipios en su lucha por percibir sus respectivas tasas de salubridad y seguridad industrial, como tampoco avala la aplicación de una parte del 20% del Fondo Especial del Tabaco para desarrollo local.

Llegando inclusivo cual gran depredador el estado provincial a someter a los municipios a descuentos por servicios administrativos bancarios -Banco Macro- a montos hasta 30 veces superior a lo percibido por el mismo servicio por otras entidades bancarias en otras provincias con similares masas de usuarios.

Por otra parte, la coparticipación acotada, sume en la estrechez sistemática  a los intendentes, quienes son reducidos a empleados de Eduardo Fellner, ya que ninguna actividad local relevante puede encararse sin su aprobación, habiendo quedado gran parte de los programas nacionales bajo la tutela de la provincia, atando de manos a los jefes comunales; los cuales a su vez carecen de valor para encasillar exigir al gobernador la transferencia automática de sus recursos, tal cual sucede en 23 provincias de la Argentina.

En relación al disciplinamiento que posee provincia sobre los jefes comunales, el Ministerio de Hacienda de manera autoritaria reclama a los intendentes y comisionados municipales que cumplan con las exigencias del pacto  de responsabilidad fiscal, para evitar un crecimiento desmesurado del gasto público, además de reprocharles la incapacidad de recaudar tasas e impuestos locales para afrontar necesidades primarias. Sin embargo, el estado provincial es el principal responsable en el aumento de la estructura del gasto público en la última década, como también a pesar de reconocerle una mejora sustancial en materia de recaudación durante el primer trimestre del 2014, el promedio de 100 millones de pesos mensuales esta lejos de llevar a la provincia hacia la sustentabilidad fiscal, objetivo que le daría autoridad moral para convertirse en ejemplo.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =