Ni una menos por Liliana Fellner

 Ni una menos por Liliana Fellner

En marzo de este año, en un editorial que fue publicado en algunos medios de comunicacióncomenzaba diciendo: “El brutal asesinato de la joven Rosa Juárez acontecido en Calilegua”. Hoy a principios de junio debo decir: “El brutal asesinato de Rosa Aliagaocurrido en Libertador General San Martínforma parte de un continuo de casos de violencia de género y femicidio sucedidosen el escenario jujeño que nos vuelven a interpelar como personas y como sociedad sobre los caminos andados y los que aún nos faltan transitar”.

Causa dolor y pesar una nueva muerte en este nuestro Jujuy. Muerte de mujeres en manos de hombres violentos que discriminan, menosprecian, amenazan, esclavizan, agreden física y psicológicamente, abusan, violan  y matan porque “simplemente” somos mujeres.

Carolina, Pamela, Rita, Adriana, Haydee, Georgina, Leandra, Judith, María, Romina, Rosa, María Fernanda, y en el último fin de semana, otra vez Rosa. Nombres de mujeres que se suceden, que nos hablan de vidas truncadas y familias destruidas.

Todas y cada una de ellas nos enfrentan a tragedias que tienen como protagonistas a patéticos personajes violentos.

Se ha hecho muchísimo en los últimos años. Desde lo legislativo, se han dado pasos significativos como la reforma del Código Penal en 2012, que incorporóla figura del femicidio, definido como «crimen hacia una mujer cuando el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género». Esta figura se aplica en los casos en que el motivo del hecho criminal es la cuestión degénero y tiene pena condenatoria de prisión o reclusión perpetua. Del mismo modo, la Ley 26485 de ProtecciónIntegral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres. Incluso existen en el Congreso Nacional numerosos proyectos sobre el tema que esperan su pronto tratamiento.

En nuestra provincia, el Consejo Provincial de la Mujer y diferentes entidades, y ONG buscan dar contención y asistir a las víctimas, así como trabajar contra la violencia de género. Se han creado en algunas Comisarias, grupos especializados para la atención de las victimas.Desde la Red Mujer y Jujeña, entre otras acciones de concientización y atención,desde comienzos del año 2012se lleva adelante una campaña de difusión masiva en lunetas de colectivos, que en este 2015 apunta a lavisibilizaciónde la línea gratuita144 para denuncias y asesoramiento.

Sin embargo, cuando nos enfrentamos a una mujer golpeada, a una mujer violentada en su intimidad, o la manifestación más extrema de la violencia contra la mujer que es la muerte, todo nos parece poco.

Fueron demasiados años de desvaloración y subordinación de lo femenino ante lo masculino, demasiados estereotipos que aún nos cuesta erradicar, demasiadas denigraciones, demasiados patrones culturales que hacen parecer a la mujer como la responsable de la violencia ejercida sobre ella misma, demasiados años de desvalorización, demasiados años de permisividad,invisibilidad y quietud.

En su labor continua, la ONG La Casa del Encuentro dio a conocer la dolorosa y preocupante estadística de una mujer muerta cada 31 horas en nuestro país, tratando de concientizar sobre la gravedad de esta cuestión

La convocatoria “Ni una menos” nos cita a todas y todos mañana, miércoles 3 de junio a partir de las 17 horas en las principales plazas de cada uno de los lugares de esta Argentina para decir basta de femicidios, basta de muertes de mujeres en manos de hombres violentos.

Como parte de esta iniciativa se ha propuesto la firma de cinco puntos a trabajar:

1. Implementar con todos los recursos necesarios y monitorear el Plan Nacional de Acción para la Prevención, la Asistencia y la Erradicación de la violencia contra las mujeres, tal como lo establece la ley 26.485.

2. Garantizar que las víctimas puedan acceder a la Justicia. En cada fiscalía y cadacomisaria debe haber personal capacitado e idóneo para recibir las denuncias. Las causasde los fueros civil y penal deben unificarse; las victimas deben tener acceso a patrociniojurídico gratuito durante todo el proceso judicial.

3.Elaborar el Registro Oficial Único de victimas de la violencia contra las mujeres.Realizar estadísticas oficiales y actualizadas sobre femicidios. Sólo dimensionar lo quesucede permitirá el diseño de políticas públicas efectivas.

4.Garantizar y profundizar la Educación Sexual Integral en todos los niveles educativos,para formar en la igualdad y para una vida libre de discriminación y violencia machista.Sensibilizar y capacitar a docentes y directivos.

5.Garantizar la protección de las víctimas de violencia. Implementar el monitoreoelectrónico de los victimarios para asegurar que no violen las restricciones deacercamiento que les impone la Justicia.

Por respeto a las víctimas, a los familiares y a todos nosotros como parte integrante de nuestra sociedad, la única consigna, el único color y el único mensaje de este miércoles debe ser el propuesto a nivel nacional. No deben mezclarse banderías políticas, oportunismos partidarios, ni interpretaciones forzadas ni forzosas en esta convocatoria.

Por la memoria de miles de mujeres y sus injustas muertes, debemos redoblar esfuerzos y compromisos; debemos denunciar ante el menor indicio; debemos exigir Justicia no para confrontar sino simple y llanamente  para que se respeten nuestros derechos fundamentales de ser y sentir orgullo de haber nacido mujer.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis + 11 =