Adjudican a falta de presión de los gobernadores y legisladores del NOA, la baja competitividad de la producción

Según un estudio de Fundación Mediterránea, en Argentina hay sólo 16 empleos privados formales cada 100 habitantes (en Chile la relación es 36 a 100), cuando esa variable es la «punta del iceberg» que refleja la parte más productiva de la economía y, a la vez, el punto de apoyo de la recaudación de impuestos.

Región Norte Grande || El número más bajo está representado por el NEA y en el NOA, donde hay sólo 10 empleos privados formales por cada 100 habitantes (en las regiones más pobres de Chile esa relación es 32 a 100).

En tanto, el empleo privado formal en orden ascendente según las zonas arroja los siguientes números: En Cuyo por cada 100 habitantes sólo 14 tienen trabajo formal, mientras ese número asciende a 16 personas en GBA , la zona pampeana y el área patagónica. El número más alto se registra en CABA, con 25 personas con empleo formal de cada 100 personas.

«La falta de oportunidades agrava el fenómeno, ya que una fracción relevante de las personas más emprendedoras termina migrando hacia Buenos Aires o alguna otra gran ciudad, lo que debilita todavía más la presión interna por cambios a favor de las actividades productivas», evaluó el economista Jorge Vasconselos.

«Las provincias tienen un gran poder en el Senado, al contar con tres representantes cada una sin importar el número de habitantes, y entre el NOA y el NEA hay siete estados cuyos sectores productivos han sufrido (Caída de la competitividad) por la falta de opciones y la alta dependencia del camión para el transporte de carga. A lo largo de estos años, lo que brilló por su ausencia es la presión de estos gobiernos sobre el Ejecutivo en la búsqueda de una solución», criticó Vasconcelos.

Según datos de la investigación de Mediterránea sobre el empleo formal en Argentina, desde el tercer trimestre de 2015 se han perdido 100.000 puestos privados adicionales.

«Esta necesidad debería guiar la macro y las reformas micro económicas, y la política debería saber que los inversores habrán de estar muy atentos a las propuestas de los candidatos en las legislativas de 2017. Si la capacidad de endeudamiento se usa para financiar esta transición, entonces quizá pueda salirse de aquel círculo vicioso», adelantó Vasconcelos.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − cinco =