Admitió que hay jujeños que mueren en sus casas

 Admitió que hay jujeños que mueren en sus casas

7 de agosto, Perico 2020 //En la fecha, en horas de la mañana el Ministro de Salud de la Provincia Gustavo Bouhid, junto a su par médico Omar Gutierrez y la encargada del Hospital Zabala, en reemplazo transitorio de la Directora Paula Rondón que se encuentra aislada, ofrecieron una conferencia de prensa en el CIC II.

Ante la primera pregunta que se realizó: ¿por qué la gente muere en sus casas? El propio Ministro dió a entender, que si fracasa la responsabilidad social de prevención, y el brote por tal omisión se dispara, es lógico que el sistema sanitario, al cual se le realizaron mejoras y ampliaciones, no pueda contener la demanda y lamentablemente los pacientes, mueran en sus domicilios.

Esta sentencia, fue resignificada cuando resaltó la nueva estrategia del gobierno, la cual hace hincapié en el trabajo que realiza el Sistema de Atención Primaria de la Salud, en cuyas espaldas recae ahora la contención de los múltiples brotes.

El gobierno dispuso que los agentes sanitarios, con sus rastrillajes detecten sintomáticos, otorguen medicación y transfieran a posibles positivos a médicos virtuales de cabeceras para “Telemedicina”, además APS realiza un mapa de contingencia en función del relevamiento de campo, evitando que haya traslados hacia los nosocomios, los cuales están casi en su totalidad colapsados.

Libertador General San Martín – La prueba que no hay capacidad para recibir pacientes, ni el sistema público, ni en el privado. 30 minutos al sol esperó una mujer para ser ingresada.

 

Es posible que ciertas minorías de la población hayan incurrido en actos inconscientes, que habrían llevado a una propagación del virus. Pero trasladar ahora la culpa a la sociedad, cuando el nivel de contagios es incontenible; unos 31.000 positivos reales según se deduce de las afirmaciones del Ministro –hay que multiplicar por 10 los declarados oficialmente (3.169)- es injusto.

Fue el propio gobierno quien felicitó a la comunidad reiteradas veces, por el acatamiento a las medidas de aislamiento. El sistema sanitario tuvo cuatro meses para organizar una ampliación considerada de su capacidad de atención crítica sobre todo, ya que hoy repiten los números que a comienzos de la pandemia sostenían, …solo un 20 por ciento presentará síntomas y un 5 por ciento demandará asistencia crítica…; lo que significa en caso de circulación comunitaria, como sucede en Jujuy, 35.000 pacientes potenciales en riesgo.

Esta ecuación estaba presente desde hace más de cuatro meses; hubo recursos suficientes, y tiempo para ejecutar una planificación sanitaria a la altura de la gravedad que representa el COVID19, pero no se realizó.

Jujuy, debió reconvertir, los 100 millones de dólares que aún están para ejecutar escuelas, las cuales en más de un año no abrirán sus puertas, en al menos 10 centros médicos preparados para ese cinco por ciento potencial. Pero subestimaron la magnitud de la crisis, sus conductas negligentes se acercan cada día más a la figura del estrago culposo, ya que estaba el escenario posible a conciencia de sus saberes médicos, pero sin embargo no se ejecutaron.

Hoy la gente muere en sus casas, porque no hay un sistema sanitario que pueda recibirlos; serán visitados en sus domicilios y asistidos virtualmente en el mejor de los casos; es la estrategia que definió el gobierno para descomprimir el sistema sanitario público y privado; pero ni siquiera esa medida es posible, ya que necesitan una legión de agentes sanitarios desplegándose por toda la provincia al mismo tiempo, operativo imposible de llevar adelante, ya que los cuadros de salud están diezmados, el virus se esparció por todos los rincones de Jujuy perforando a todas las instituciones públicas que están al servicio de la comunidad.

El ministro, tal vez incómodo y cansado de sobre llevar una crisis apremiante para cualquier autoridad, puso a los periodistas presentes en la sala, como un ejemplo (por no conservar las distancias sugeridas entre ellos) de las situaciones que luego se traducen en fallecidos en las casas; pero al gobernador, el día de ayer, en su intervención remota en la transmisión del COE, como la máxima autoridad sanitaria de Jujuy, no le aconsejó que evite repetir salidas, con apretujados contingentes en caminatas asistencialistas, donde el concepto de conservar la distancia prudente, fue quebrado impunemente días atrás.

Consideramos que en estos tiempo tan duros para la ciudadanía, la cual intenta informarse, y confiar en sus autoridades, hacerla responsable es un agravio que no merece; hay que aprovechar cada minuto valioso que ofrecen los medios de comunicación para promover la concientización de la escases de los recursos, la admisión de los errores, para obtener reconstruir la confianza, ya que todos estamos en un proceso de largo aliento.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *