La caída del petróleo y el rublo presiona a la devaluación del peso

 La caída del petróleo y el rublo presiona a la devaluación del peso

LPO || Por la baja del crudo, Rusia devaluó un 8% y cayó un 10% su Bolsa. El Merval también se derrumbó.

El Banco de Rusia se vio hoy obligado a devaluar un 8% y provocar una caída del 10% en la Bolsa de Valores (RTS), víctima de la caída del precio del petróleo, que fortaleció el liderazgo de Estados Unidos.

El coletazo de Rusia se sintió fuerte en el país: el índice Merval cayó 8,29% hasta 7581,72 puntos, con bajas fuertes en el los papeles de YPF. También hubo bajas en Tenaris, bajó 4,15%; Pampa Energía, -9,81%; Edenor, -8,75%; y Transener, -9,94%.

“Está configurado un escenario internacional en el cual el mundo emergente que traccionaba no va estar y dependemos más de Estados Unidos. Y esto sin duda derivará en presiones para una devaluación del peso”, sostuvo Mariano Lamothe, de la consultora abeceb.com.

El dólar blue subió hoy 35 centavos hasta alcanzar los 13.20, tras un mes de bajas por la inyección de dólares que tuvo el Banco Central vía China y la licitación 4G. El fracaso del canje de la deuda y la estampida del crudo le dieron el cierre a ese veranito.

“Si bien la baja del petróleo retrasas los proyectos de shalle oil de Estados Unidos, no lo golpea fiscalmente como sí ocurre con Rusia”, explicó Lamothe.

La crisis rusa parece no tener fin y ya hay quienes la comparan con aquella de México en los 90, denominada efecto tequila, que tanto daño hizo a la economía local.

Elvira Nabiullina, presidenta del Banco de Rusia, reconoció hoy que si el petróleo se sostiene en 60 dólares en 2015 la economía de ese país se contraerá entre un 4,5 y el 4,7%.

La deuda pública también se vio afectada: la rentabilidad de los bonos rusos a dos y tres años supera ya el 14% y los títulos a 10 años saltan del 13%. Y el seguro de crédito (CDS) sobre la deuda pública a cinco años se dispara hasta los 567 puntos básicos, el nivel más alto desde 2009.

La caída del rublo presiona sobre la inflación: en noviembre, los precios se encarecieron ya a una tasa interanual del 9,1%, la tasa más alta desde 2011. Para aminorar este impacto. El Banco de Rusia elevó en octubre la tasa del 8 al 9,5% y la semana pasado dio otro paso al subirlos hasta el 10,5%. Pero nada detiene la caída del rublo, similar al del colapso de 1998.

En la región Brasil tampoco la está pasando bien: Petrobrás, se desplomó hoy un 14.95%, perjudicada por la caída del crudo pero también por el escándalo de corrupción.

“Brasil tiene que hacer los ajustes necesarios para recuperar su economía. Mientras eso no ocurra seguirá igual”, cerró Lamothe.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 − 1 =