Alberto obliga por decreto a las empresas a subir los sueldos $3000 en enero y $1000 más en febrero

 Alberto obliga por decreto a las empresas a subir los sueldos $3000 en enero y $1000 más en febrero
LPO//El aumento será a cuenta de futuras paritarias para los trabajadores del sector privado. De esta forma, el sueldo de febrero tendrá un concepto de «incremento solidario» de $4000.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, confirmó en conferencia de prensa que a partir del mes de febrero todos los trabajadores registrados del sector privado recibirán un aumento de sueldo por decreto. En los recibos correspondientes al mes de enero, bajo el concepto de «incremento solidario», recibirán $3000. A partir del mes siguiente, pasará a ser de $4000.

De esta forma, 1.300.000 trabajadores recuperan el 20% del poder adquisitivo perdido en el 2019. La cifra permite que los trabajadores de los diez convenios colectivos más extensos -construcción, encargados de edificio, pasteleros, comercio, etc.- recuperen la capacidad de compra perdida, detalló el ministro. «En las categorías más bajas, llega a representar aumentos del 7% al 20% de la capacidad adquisitiva», agregó.

En total, el Gobierno estima que la medida implicará el aumento de la masa salarial del orden de los $20.000 millones. «No es un bono, no es una suma extraordinaria, es un incremento salarial», dijo Moroni.

El proyecto de decreto con la firma del ministro Claudio Moroni sostiene en su primer artículo: «Disponer un incremento salarial mínimo y uniforme para todos los trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del Sector Privado, que ascenderá a la suma de PESOS TRES MIL ($3.000) que regirá desde el mes de enero de 2020 y, a partir del mes de febrero de ese año, se deberá adicionar a dicho incremento una suma de PESOS UN MIL ($1.000)».

«Todo trabajador dependiente en el sector privado tiene derecho a este incremento», remarcó el ministro. Aunque aquellos que trabajen menos horas de la jornada convencional recibirán una suba proporcional.

Este aumento «se superpone y no se compensa» con incrementos pendientes de la paritaria 2019 como las segundas cuotas y las cláusulas gatillo que entran a regir a partir de enero, solo compensa futuros acuerdos colectivos o individuales.

El ministro no detalló que puede suceder con aquellas empresas que no estén en condiciones de pagar este incremento.

«El objetivo fue apuntar a los sectores que habían quedado más postergados y darles un piso para la negociación. No estamos pretendiendo reemplazar a la negociación colectiva», aclaró Moroni y detalló que para no alterar la paritaria fue que tomó la decisión de que este incremento no fuera parte del salario básico.

El ministro no detalló que puede suceder con aquellas empresas que no estén en condiciones de pagar el incremento. Y explicó que el reciente paquete aprobado por el Congreso autoriza al gobierno a fijar a las empresas aumentos salariales.

De esta forma si después de la paritaria 2020, a un trabajador le corresponde un aumento mayor a $4.000 solo recibirá la diferencia y si le corresponde un aumento menor, seguirá el piso de $4.000, explicó Moroni.

Se trata de un incremento en términos brutos, por lo que para los que no están alcanzados por Ganancias representará un aumento del salario de bolsillo de unos $2.500 en el recibo de sueldo de enero y de $3.300 en los meses siguientes. Aquellos que estén alcanzados por Ganancias recibirán un poco menos.

Los empleados del sector público, de casas particulares o bajo el Régimen de Trabajo Agrario no están alcanzados por este beneficio. Pero el ministro sostuvo que «la semana que viene habrá una medida similar que atienda la situación de dichos trabajadores», agregó.

Este aumento será a cuenta de las futuras negociaciones paritarias y se apoya en en reciente paquete económico aprobado por el Congreso, que habilita al Ejecutivo a «impulsar la recuperación de los salarios atendiendo a los sectores más vulnerados» y a «disponer en forma obligatoria que los empleadores del Sector Privado abonen a sus trabajadores y trabajadoras, incrementos salariales mínimos», según señala el decreto.

Al ser un concepto nuevo en el recibo de sueldo «no deberá ser tenido en cuenta para el cálculo de ningún adicional previsto en los convenios colectivos o individuales de trabajo». Y para las micro, pequeñas y medianas empresas «que cuenten con el certificado MiPyME vigente» no correrán las contribuciones patronales correspondientes al incremento solidario por el término de tres meses.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =