Alemania se une a las demandas de una segunda vuelta en Bolivia

La comunidad boliviana en suelo alemán ha organizado protestas contra un presunto fraude electoral en las grandes ciudades germanas.

El escrutinio en las elecciones presidenciales bolivianas genera dudas a cada vez más gente, también en Berlín. El Gobierno alemán se ha sumado a la posición adoptada por la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA): Alemania pide una segunda vuelta para aclarar el asunto.

«Preocupados por el escrutinio de los resultados electorales en Bolivia: Alemania las demandas de la UE y la OEA de permitir una segunda vuelta”, publicó el Ministerio de Exteriores germano en la red social Twitter.

«Se trata de restablecer la confianza en el proceso electoral. La decisión democrática del pueblo debe ser respetada”, continúa el mensaje de las autoridades diplomáticas alemanas.

La comunidad boliviana en Alemania ha convocado manifestaciones para este fin de semana en Berlín, Hamburgo, Colonia, Múnich y Fráncfort del Meno. Las convocatorias defienden la democracia y critican un presunto fraude electoral, además de pedir igualmente la segunda vuelta de los comicios.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dio el viernes (26.10.2019) su apoyo a la auditoría de las elecciones presidenciales de Bolivia que va a llevar a cabo la OEA y ofreció la asistencia de Naciones Unidas al proceso.

Guterres, en declaraciones a los periodistas, dijo que tanto el Gobierno boliviano como la propia OEA han comunicado a la ONU que esa auditoría va a tener lugar, tras las protestas en el país en medio de denuncias de fraude electoral.

Sospechosa transmisión de los resultados

El recuento publicado el pasado jueves da a Evo Morales, candidato a la reelección por el gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS), el 47,07 por ciento de los votos, frente al 36,51 del opositor Carlos Mesa, de la alianza Comunidad Ciudadana, que no reconoce el conteo al considerarlo fraudulento y pide segunda vuelta.

La forma en que se transmitieron unos resultados parciales entre el domingo y el lunes es en gran medida el origen de las sospechas, porque primero auguraban una segunda vuelta entre Morales y Mesa, quedaron horas paralizados y de repente daban el triunfo en primera al presidente.

Según el conteo al 99,99 por ciento publicado por el órgano electoral, Morales lograría evitar la segunda vuelta por tan solo un 0,56 por ciento. La ley electoral exige en Bolivia el 50 por ciento de los votos más uno o en el rango del 40 por ciento con 10 puntos de ventaja sobre el segundo.

eal (spiegel.de, dpa, epd, efe)

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 5 =