Amado Boudou declaró durante seis horas ante el juez Lijo

 Amado Boudou declaró durante seis horas ante el juez Lijo

El magistrado que investiga el caso Ciccone le leyó los cargos y le tomó la indagatoria desde las 13; hubo dos cuartos intermedios; rechazo a la grabación de la audiencia.

La Nación |El juez federal Ariel Lijo indagó hoy al vicepresidente Amado Boudou por la supuesta apropiación de la imprenta Ciccone Calcográfica. La audiencia se desarrolló durante más de siete horas, bajo un fuerte operativo de seguridad en el despacho del magistrado, ubicado en el tercer piso de los tribunales de Retiro, en Comodoro Py 2002.

Pasadas las 11, tras el ingreso de Boudou, Lijo le leyó los cargos que enfrenta en el caso Ciccone. Pasadas las 13 comenzó la declaración del vicepresidente, el primero en ser indagado por un hecho de corrupción en ejercicio de sus funciones. Luego, llegaron las preguntas del juez y del fiscal del caso, Jorge Di Lello.

Durante la extensa indagatoria hubieron dos breves cuartos intermedios, uno para almorzar y otro pasadas las 18, tras el cual se reanudaron las preguntas.

Por la mañana, Boudou se presentó en el juzgado con un camarógrafo que no tenía ninguna identificación. Pero Lijo rechazó el pedido para grabar la audiencia por la vigencia de los artículos 16 y 18 de la Constitución Nacional, que establecen la igualdad ante la ley y el debido proceso.

Boudou estuvo acompañado por el abogado Diego Pirota, del estudio Richarte, y Eduardo Durañona, letrado de su confianza. La indagatoria se realizó en el despacho del juez, ante un secretario letrado que tomó nota de las expresiones del vicepresidente, para dejar constancia de ellas en un acta.

Se espera que tras la extensa exposición, Boudou haga declaraciones a la prensa en la puerta de Comodoro Py.

LA LLEGADA AL JUZGADO

La llegada de Boudou a los tribunales generó una fuerte expectativa en Comodoro Py. El ex titular del Palacio de Hacienda arribó a Retiro pasadas las 11 y se abrazó con los militantes kirchneristas de distintas agrupaciones que se apostaron en la puerta del edificio para apoyar el vicepresidente, cuyo futuro judicial comenzará a definirse hoy. «¡Fuerza, Amado!», le gritaban los militantes.

Antes de la audiencia, el ex titular del Palacio de Hacienda brindó diversas entrevistas a los medios y se mostró tranquilo: «Mi intención siempre fue no involucrar a nadie. El ataque está centrado en mí, se tiene que resolver en mí, porque yo tengo la verdad. Es muy conmovedor recibir el afecto y acompañamiento, pero hay que darle para adelante», afirmó Boudou.

juez federal Ariel Lijo indagó hoy al vicepresidente Amado Boudou por la supuesta apropiación de la imprenta Ciccone Calcográfica. La audiencia se desarrolló durante más de siete horas, bajo un fuerte operativo de seguridad en el despacho del magistrado, ubicado en el tercer piso de los tribunales de Retiro, en Comodoro Py 2002.

Pasadas las 11, tras el ingreso de Boudou, Lijo le leyó los cargos que enfrenta en el caso Ciccone. Pasadas las 13 comenzó la declaración del vicepresidente, el primero en ser indagado por un hecho de corrupción en ejercicio de sus funciones. Luego, llegaron las preguntas del juez y del fiscal del caso, Jorge Di Lello.

Durante la extensa indagatoria hubieron dos breves cuartos intermedios, uno para almorzar y otro pasadas las 18, tras el cual se reanudaron las preguntas.

Por la mañana, Boudou se presentó en el juzgado con un camarógrafo que no tenía ninguna identificación. Pero Lijo rechazó el pedido para grabar la audiencia por la vigencia de los artículos 16 y 18 de la Constitución Nacional, que establecen la igualdad ante la ley y el debido proceso.

Boudou estuvo acompañado por el abogado Diego Pirota, del estudio Richarte, y Eduardo Durañona, letrado de su confianza. La indagatoria se realizó en el despacho del juez, ante un secretario letrado que tomó nota de las expresiones del vicepresidente, para dejar constancia de ellas en un acta.

Se espera que tras la extensa exposición, Boudou haga declaraciones a la prensa en la puerta de Comodoro Py.

LA LLEGADA AL JUZGADO

La llegada de Boudou a los tribunales generó una fuerte expectativa en Comodoro Py. El ex titular del Palacio de Hacienda arribó a Retiro pasadas las 11 y se abrazó con los militantes kirchneristas de distintas agrupaciones que se apostaron en la puerta del edificio para apoyar el vicepresidente, cuyo futuro judicial comenzará a definirse hoy. «¡Fuerza, Amado!», le gritaban los militantes.

Antes de la audiencia, el ex titular del Palacio de Hacienda brindó diversas entrevistas a los medios y se mostró tranquilo: «Mi intención siempre fue no involucrar a nadie. El ataque está centrado en mí, se tiene que resolver en mí, porque yo tengo la verdad. Es muy conmovedor recibir el afecto y acompañamiento, pero hay que darle para adelante», afirmó Boudou.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − diez =