Apoyo crediticio para empresas sociales

 Apoyo crediticio para empresas sociales

El Consejo de la Microempresa a través del Programa Microsol de crédito solidario entregó más de $250.000 a 130 beneficiarios de El Carmen y Monterrico. Por el monto destinado, es la primera entrega grande para el interior de la provincia.

A partir de hoy los pequeños emprendedores de las localidades de El Carmen y Monterrico podrán contar con una nueva ayuda para potenciar sus negocios.

La Jefa de Operaciones del Consejo de la Microempresa, María Silvana Berrafato Elgue quien en la ocasión estuvo a cargo de las entregas, afirmó que “son varios los que hoy están recibiendo por primera vez o renovando sus créditos con la institución».
micro-emp_10346
«Constituye esto algo primordial ya que son quienes más lo necesitan», aseguró.

«Somos nosotros quienes tenemos que alentarlos a dar el primer paso, y luego guiarlos para que en un futuro no muy lejano accedan a otro tipo de beneficios, con montos superiores y responsabilidades más altas”, expresó Berrafato.

A su vez, recalcó que fueron 44 los grupos que percibieron beneficios en esta oportunidad, y afirmó que «esto impactará positivamente en el núcleo de 131 familias de la zona de los perilagos».

Entre los rubros a los que se destinará el dinero entregado se destacan; la producción de alimentos envasados y prestación de servicios gastronómicos; la producción de artesanías; microempresas textiles; la venta de artículos de librería y/o artículos varios; entre otros.

micro-emp_10348
María Silvana Berrafato Elgue

Las más emprendedoras

Los datos estadísticos de este programa, demuestran que son las mujeres quienes poseen mayor iniciativa a la hora de emprender. Un 90% de los créditos otorgados desde que se creó la operatoria, fue solicitado y entregado al género femenino.

Cabe recordar que el Programa Microsol tiene como meta aumentar las posibilidades de desarrollo y auto sustento familiar propiciando actividades cuentapropistas que generen ingresos y les permitan aumentar su calidad de vida.

Se lo conoce como crédito solidario, dado que sus solicitantes (que por lo general no pueden responder con avales personales o de terceros), deben agruparse dentro de un marco cooperativo compuesto por 3 personas, en el que cada uno de los integrantes del grupo, responderá como garante de los otros dos.

Este es sin duda alguna, uno de los programas que ha perdurado a través del tiempo dentro de la institución, y que mayores satisfacciones trae a familias jujeñas.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + 13 =