Fellner apuesta 2.000 millones «CHULI 2015» y manda a sus intendentes a raspar la olla

 Fellner apuesta 2.000 millones «CHULI  2015» y manda a sus intendentes a raspar la olla

Así lo dijeron ofuscados algunos intendentes del FPV, con el anunció de 120 cuadras de asfalto, obra a la cual hay que sumar los 600 millones de renovación del casco histórico y más de 1000 millones que insumirá la ciudad cívica.

01.12.2014 ||  En una reunión del FPV, realizada la semana pasada, donde sus autoridades caprichosamente insistieron con La Reforma Política, sin hacer lectura del rechazo que la idea genera en propios y extraños, recibieron un carpetazo sobre la mesa, cuando uno de los intendentes y líderes críticos de la estructura oficialista, expresó su disconformidad por los anuncios del gobierno provincial en avanzar de inmediato con 120 cuadras de asfalto en Alto Comedero, insumiendo 175 millones de pesos como inversión.

 -“al menos nos hubieran dado cinco cuadras a cada uno, ¿para que lo hacen en la capital’, ¿para asegurar que El Chuli sea intendente en el 2015?, porque el inaugurará todas las obras”- aclaraba el caudillo peronista, a cuya expresión adhirieron en rumor los comisionados e intendentes presentes.

Sin lugar a equivocarnos, el reciente anuncio de obra, fue rechazado por todos los intendentes y comisionados del FPV, asumiendo que son el último orejón del tarro, con lo cual la convocatoria semanal que dispone el gobierno a los mismos, se verá cada vez mas debilitada.

Por otra parte, también desde los gremios estatales, se sienten burlados, cuando reclaman un bono que calme el clamor social, que demanda una inyección de recursos para equilibrar la devaluación del salario y que a su vez motorice el consumo en los sectores comerciales y de servicios de la provincia que acusan una fuerte retracción.

Invertir en obra pública, cuando otras son las prioridades revela un gobierno no solo ausente, sino fuera de la realidad. La medida se convierte casi en un insulto, ya que hay otras siete provincias y decenas de municipios que asumieron la necesidad de entregar un Bono de Fin de año en el país, para poner paños fríos al deterioro real del salario.

Durante esta semana las jornadas de protestas se verán intensificadas, con la carga explosiva, de un gobierno que usa la prensa para sostener que no hay recursos en el horizonte, pero no cesa de hacer anuncios que nos prioridades, por lo cual lejos de contribuir a una exposición coherente que permita adhesiones, sale airosamente a contradecir su propio relato.

En el medio quedó el Presupuesto 2015, el cual sobrepasa los 18.000 millones de pesos y será aprobado por unanimidad seguramente, como viene sucediendo año tras año, excepto alguna excepción. El mismo contempla para gasto de personal del estado una recomposición del 42 por ciento, lo cual es un parámetro para discutir paritarias, que encasilla el humor gremial en un pedido inexorable de discusión de paritarias.

El presupuesto en promedio creció un 36%, con lo cual admite una inflación superior a la del 15% establecida en el Presupuesto Nacional, esta divergencia formalizada, es la que luego produce fuertes diferencias a la hora de ajustar salarios.

En definitiva, el gobierno sigue sin ofrecer un proyecto de gobierno encauzado hacia objetivos convergentes, expone día a día un pensamiento único e irreflexible, complicando cada vez más el panorama socio político de Jujuy.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 1 =