Ataque yihadista siembra terror en Túnez

 Ataque yihadista siembra terror en Túnez

Al menos 17 turistas figuran entre los 23 muertos que dejó el asalto armado a un museo contiguo al Parlamento, en la capital del país.

Por Agencias EFE, Télam y AP

Túnez. Al menos 23 personas, entre ellas 17 turistas extranjeros, murieron ayer y otras 30 resultaron heridas, en el mayor atentado sufrido por Túnez desde que en el año 2002 perecieron 21 alemanes en un ataque similar a la isla de Djerba.

Aunque funcionarios tunecinos aún mantenían anoche abiertas todas las opciones, los indicios apuntan a que se trató de una acción de grupos yihadistas vinculados con la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico (Aqmi), con el movimiento radical Ansar al Sharia o incluso con una rama del Estado Islámico (EI), que autoproclamó un califato en parte de Siria e Irak.

Turistas extranjeros corrieron atemorizados cuando milicianos entraron por la fuerza en un museo en la capital de Túnez “disparando a todo lo que se moviera”, según relató un testigo.

Las fuerzas de seguridad mataron a dos hombres armados que cometieron el ataque más grave contra civiles en el norte de África en 13 años. El presidente tunecino dijo que la joven democracia de su país está involucrada en una guerra contra el terrorismo.

Los atacantes, que usaban vestimenta militar y llevaban fusiles de asalto, llegaron en un vehículo y comenzaron a disparar contra los turistas que subían a ómnibus estacionados frente al museo antes de entrar al recinto para tomar rehenes.

Luego, tras horas de angustia y estupor, autoridades indicaron que habían lanzado la persecución de dos o tres personas más que, al parecer, dieron apoyo a los atacantes.

“Quiero que el pueblo de Túnez comprenda que estamos en guerra contra el terrorismo y que estos salvajes grupos minoritarios no nos asustarán”, dijo el recién elegido como presidente, Beji Caid Essebsi, en un discurso transmitido por televisión. “La lucha contra ellos continuará hasta que sean exterminados”.

En declaraciones a la agencia, Munira Brahmi, diputada del partido islamista Al Nahda quien se encontraba en el Parlamento durante el ataque, explicó que al menos cuatro hombres armados entraron en el Museo a media mañana con un grupo de rehenes. Momentos antes, un joven de unos 22 años y vestido a la manera occidental había abierto fuego contra un grupo de unos 40 turistas que se disponían a entrar en el Museo del Bardo, el más importante de Túnez, situado junto a la sede del Congreso.

“En el grupo atacado había cuatro brasileños, cuatro argentinos (no hubo víctimas fatales entre ellos), cuatro colombianos, 10 mejicanos y el resto, 28, eran españoles, cuyo crucero hizo escala en el puerto de La Goleta, a 17 kilómetros del centro de la capital”, según dijo el guía turístico Wasel Busid.

Un fotógrafo que se encontraba en el jardín del museo tras el ataque al colectivo de turistas aseguró que al menos cuatro hombres armados corrieron por los jardines, donde se atrincheraron tras no poder refugiarse en los edificios del Parlamento. El testigo añadió que presenció cómo los terroristas eran abatidos cerca de las 15, en una operación policial que se saldó con la muerte de 15 personas.

Al Qaeda o Estado Islámico

Fuentes de los servicios de seguridad de Túnez identificaron a dos de los terroristas muertos durante el asalto como Yaber Jachnawi, originario de la región de Kasserin, en el sudoeste, y Yasin Labidi, del barrio capitalino Ibn Jaldun.

El padre de Jachnawi reconoció que su hijo, al que consideraba desaparecido, lo había llamado por teléfono hace tres meses desde Irak, donde se había sumado al movimiento radical Estado Islámico.

Túnez, uno de los países de los que proceden yihadistas que se han sumado al Estado Islámico en Irak y Siria, combate desde hace semanas a grupos terroristas de la región de Kasserin, una zona montañosa cerrada militarmente donde se atrincheran radicales provenientes de todos los países cercanos.

Desde que hace un mes se formara el primer gobierno moderado, posterior a la transición iniciada con la llamada Primavera Árabe, las fuerzas tunecinas han detenido a decenas de supuestos yihadistas y han expresado el temor a un atentado que destruya el turismo, sobre el que se basa gran parte de su futuro económico.

El inicio del tiroteo

Armados. La guardia de seguridad del Parlamento comprobó que tres hombres uniformados intentaban acceder al recinto con armas no reglamentarias. Al pedirles que se detuvieran, se desató un tiroteo y los supuestos asaltantes lograron huir hacia el vecino Museo del Bardo.

Reunidos. Al iniciarse la balacera, en el lugar estaban reunidas varias comisiones del Congreso.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 4 =