Baca denunció a la diputada Débora Júarez y a Ana Juarez Orieta por coacción

 Baca denunció a la diputada Débora Júarez y a Ana Juarez Orieta por coacción

El Presidente del Superior Tribunal de Justicia, Dr. Pablo Baca, ha formulado una denuncia penal en contra de la diputada del Frente de Todos Débora Juárez de Bracamonte y de la Sra. Ana Juárez Orieta por el delito de coacción. Esto por haber tomado conocimiento de expresiones de parte de las denunciadas, que habrían señalado que harían públicas grabaciones u otros materiales con aptitud para perjudicarlo y con el fin de que no ejerza los derechos que le corresponden.

Por otro lado, el Dr. Baca también ha efectuado denuncia ante la Justicia Federal por los delitos que penan el acceso o la posesión indebida de comunicaciones y la violación de la privacidad.

En sus denuncias el Dr. Baca se refiere a una serie de audios que se le atribuyen, que tuvieron difusión en el diario digital “Cohete a la luna”, y sostiene que a esa nota se llega al cabo de un largo período durante el cual se vino recolectando clandestinamente información privada. Si bien en la nota periodística se consigna que las conversaciones tuvieron lugar entre los años 2018 y 2019, ello -según el Dr. Baca- es falso, pues hay grabaciones que datan de tres años antes. Esto -deduce- pone de manifiesto la existencia de un plan y un propósito criminal, sistemático y organizado.
Entre otras precisiones, detalla que ya en noviembre del año 2016 se comenzó a preparar un material que no podía tener de ningún modo fines lícitos, sino que desde el origen se recolectó con otros propósitos. Y ya una vez que se hicieron públicos los audios en el periódico digital mencionado, se le hizo saber que existían otros elementos que eventualmente podían difundirse en su contra. Todo ello con el fin de intimidar.

Los propósitos ilícitos -según el Dr. Baca- están a la vista en el modo en que se han editado las grabaciones que fueron publicadas en el “Cohete a la luna”. En efecto, en el juicio político que se le sigue obra un informe que determina que los audios han sido adulterados. El informe, realizado por la Ingeniera Informática Patricia Moyata, precisa que contienen una gran cantidad de cortes, que hay incluso “cortes abruptos”, expresión con la que se alude a palabras que por su entonación no corresponden al lugar de la frase en la que se encuentran -como si una palabra que ha sido dicha al final de una frase se la ubica en el medio-. También se han verificado palabras cortadas y cambios en los sonidos del ambiente. El informe da cuenta asimismo de la existencia de “ruidos dispares” y de superposición de sonidos. Si podía caber duda sobre la intención delictiva con la que se llevaron a cabo las grabaciones, la manera en que han sido editados y publicados los audios hizo evidentes los propósitos ilícitos.

De modo -concluye el Dr. Baca- que los audios no se corresponden con las grabaciones, sino que éstas fueron usadas para la elaboración de expresiones falsas. Y a su vez, con estas expresiones, luego citadas como verdaderas en medios de prensa y redes sociales, se consumó una operación política execrable.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *