Boudou dice que no lo dejaron solo, pero Capitanich no lo respaldó

 Boudou dice que no lo dejaron solo, pero Capitanich no lo respaldó

El vicepresidente Amado Boudou estuvo anoche en el programa 678, mal día porque al mismo tiempo se terminaba de definir el Torneo Final 2014 de fútbol y empezaba la entrega de los premios Martín Fierro. De todos modos pudo volver a defenderse de las acusaciones en el marco de la causa Ciccone y a descartar una licencia. Afirmó que el Gobierno no lo dejó solo, pero esta mañana cuando a Capitanich le preguntaron si el vicepresidente debía apartarse para facilitar la investigación prefirió no opinar: «Se debe respetar la división de poderes y el debido proceso judicial», declaró.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- Incomprensible que Amado Boudou y la producción del programa oficialista 678 eligieran el día de la entrega de los premios Martín Fierro y la definición del Torneo Final 2014. Lo cierto es que el vicepresidente estuvo anoche (18/05) en la TV Pública entre los festejos de los hinchas de River Plate y el comienzo de la ceremonia en Canal 13, para dar su versión del rechazo a su pedido de sobreseimiento en la causa por la ex Ciccone y la decisión de sus abogados de probar suerte en la Corte Suprema de Justicia.

Boudou dejó en claro: «nunca pensé en pedir una licencia. Estoy convencido de lo que estoy haciendo. A los que me la tienen jurada, les aviso que no voy a aflojar«, a pesar de la decisión de la Cámara de Casación Penal que la semana pasada rechazó su pedido de sobreseimiento en la causa Ciccone.

Ocurre que el domingo, el presidente de la Unión Cívica Radical, el senador Ernesto Sanz, y los diputadosGraciela Camaño (Frente Renovador), Margarita Stolbizer (Frente Amplio Unen), Miguel Bazze y Manuel Garrido (UCR) manifestaron que Boudou debería alejarse de la vicepresidencia ante las acusaciones que afronta por el eventual tráfico de influencias.

Boudou también habló de los trascendidos que indican que no tenía respaldo del Gobierno en la causa: «No te dejan solo, lo que pasa es que uno no quiere involucrar a nadie«.

Se trata de «una causa compleja por la presión mediática y el juez (Ariel Lijo) va tomando los recaudos que cree convenientes«, explicó Boudou que añadió: «Tengo una tarea que cumplir. Les duele porque querían tener un vicepresidente más lábil, que es lo que pretende el establishment. Con este vicepresidente eso no va a pasar”.

Tras insistir en que no conoce a Alejandro Vandenbroele, presidente de la empresa The Old Fund y acusado de ser su testaferro, Boudou dijo que «las explicaciones las tendrá que dar Núñez Carmona en el marco de la causa, porque ya excede una conversación de amigos, sino que tiene que ver con una cuestión jurídica».

A pesar de sus declaraciones sobre las figuras del Gobierno, este lunes (19/05) en su habitual conferencia de prensa matutina, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, evitó opinar sobre si el vicepresidente debe o no pedir licencia: «No me corresponde a mí hablar sobre ese tema«, dijo el chaqueño y cerrró: «se debe respetar la división de poderes y el debido proceso judicial«.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 16 =