Calsina: “Todo lo que producen los privados se lo gasta el Estado”

 Calsina: “Todo lo que producen los privados se lo gasta el Estado”

Jujuy al Momento – “El modelo Fellner usa el poder para dominación y sometimiento” dijo categórica Isolda Calsina a Jujuy al Momento. La legisladora habló sobre la precarización laboral y la proyección de nuestra provincia.

Isolda Calsina insiste con la necesidad de someter a Fellner a un juicio político, defiende su iniciativa de blanquear todo el salario de los trabajadores del Estado argumentado su imperiosa necesidad y que los fondos necesarios están. Ineficiencia y corrupción son las características de la actual administración provincial.


¿Su proyecto apunta a los sectores que no están incorporados formalmente a la estructura de la provincia?

Este proyecto apunta a buscar un blanqueo de los salarios y también lo que buscamos es la desprecarización, queremos que se acabe el trabajo precario en la provincia.


¿Cuándo usted se refiere al trabajo precario está hablando de los contratados?

En la provincia hay 15.000 personas que están bajo distintas forma de precarización. Son personas que ponen su capacidad laboral a disposición del Estado y no tienen aportes jubilatorios, obra social, asignaciones familiares ni ART en la repartición donde prestan servicio. En algunos casos son contratos de servicios, en otros casos son contratos de obra donde el trabajador debe inscribirse y aportar como monotributista, hay jornalizados, hay otros contratos que se llamas precarizados, hay contratos de capacitación y otros de capacitadores.

¿En esta variedad también entrarían las pasantías?
Pasantías también. Hay diferentes modalidades en las cuales las personas ponen su capacidad a favor del Estado y el Estado los tiene en negro, donde solamente les paga un monto que no tiene ninguna relación con el trabajo que realizan. Hay muchísimos casos en que dos personas hacen la misma tarea pero el salario es sustancialmente diferente; uno gana mucho más porque es de planta y al otro se le paga con cualquiera de estas modalidades que enumeré. La Constitución dice claramente que a igual trabajo igual remuneración.

¿Cuántos empleados tiene el Estado actualmente?
Más de 70.000 y últimamente los gremios hablan de 77.000, y les tenemos que sumar 15.000 que son precarizados, donde entrarían los contratos, los convenios, jornalizados, pasantías etcétera.

¿Estamos hablando de casi 90.000 empleados?
Absolutamente, estamos hablando de por lo menos 85.000 empleados.


Del total de lo que percibe un trabajador, ¿cuál es el porcentaje en blanco y cuál es el porcentaje en negro?

Varía mucho, porque hay varios tipos de salarios: hay un salario en blanco que apenas alcanza el 20%, después hay adicionales que son remunerativos y bonificables, que se aplican para calcular antigüedad, jubilación y obra social. Hay otros adicionales que no son ni remunerativos ni bonficables; hay remunerativos y no bonificables y hay montos bonficables que no son remunerativos. Hoy, entender un recibo de sueldo de un trabajador es muy complejo. Hay casos en que los recibos tienen dos páginas, con una cantidad de ítems imposibles de entender, esto hace que el trabajador nunca pueda saber qué cobra y en concepto de qué.

¿Su proyecto apunta a blanquear la totalidad de salario?
Efectivamente, apunta a blanquear todo el salario. Todas las leyes en La Argentina apuntan a proteger el trabajo y al trabajador, y la proyección implica el aporte jubilatorio, la obra social, la estabilidad y la cobertura por accidentes, y el Estado no tiene justificación para no pagar aportes jubilatorios. Acá con los distintos tipos de adicionales se dieron aumentos encubiertos de sueldos para hacer estirar más la plata.

¿El gobierno sabe cuántos empleados tiene?
Se supone que los tiene, nosotros tenemos una aproximación…

¿Nunca el Gobierno informó la cantidad de empleados?
Nunca lo hizo, no hay documentación firmada con la cantidad exacta.

Esta cantidad de empleados que tiene el Estado, ¿es un número necesario? ¿Sobran o faltan?
A juzgar por los resultados es absolutamente ineficiente. Si medimos en relación a la actividad privada, por cada trabajador privado que aporta al ANSSES tenemos cinco trabajadores del sector público y en realidad si vemos también la actividad informal, la relación es uno por uno.

Según cifras del gobierno, el 90% de presupuesto está destinado a salarios. En caso de que se le dé curso a su proyecto, ¿de dónde saldría el dinero para hacer frente al blanqueo?
Estos 15 años de Fellner han marcado un modelo de gestión donde ha centralizado en el Estado el funcionamiento de la economía de la provincia. No hay seguridad jurídica, no hay clima de negocios, no hay condiciones para la actividad privada y en consecuencia como es un modelo que usa el poder para dominación y sometimiento, han diseñado la estrategia del empleo público para tener de rehén a la gente, inclusive en las condiciones de precariedad. Lo que nosotros decimos es que el sueldo debe blanquearse en su totalidad; también decimos que a los trabajadores precarizados se les deben dar tres opciones: la primera que ingresen al Estado con todas las condiciones de cualquier trabajador; segundo, que puedan acogerse a un retiro voluntario y la tercera que en caso de estar en condiciones de jubilarse puedan hacerlo en las mejores condiciones. Hace falta este sinceramiento, separar la paja del trigo y de esa manera resolver el problema.

¿Pero de dónde va a salir el dinero para hacer frente a este blanqueo y regularización?
En Jujuy el problema no es cómo repartimos las migas, sino cómo agrandamos la torta; agrandar la torta es fomentar las inversiones, mejorar la actividad económica para mejorar los ingresos de la provincia, y de esa manera no destinar el 90% del presupuesto a salarios. El drama de Jujuy es que el PBI es idéntico al presupuesto, todo lo que produce el sector privado se lo gasta el Estado y esto es una locura, ningún Estado puede funcionar de esa manera.

En la mayoría de las provincias la masa salarial nunca supera el 50% del presupuesto…
Por supuesto, y no sólo eso, sino que el PBI debe ser tres, cuatro o cinco veces el presupuesto, ya que la actividad privada es la que dinamiza y la que paga impuestos para sostener el Estado. Acá en Jujuy la ecuación no cierra. Nosotros hemos aportado cinco proyectos de ley donde decimos de dónde se puedan sacar los recursos, ayer mismo presentamos el proyecto de austeridad del Estado, también decimos que el presupuesto actual es un 34% más alto que el del año pasado. Acá tenemos una cifra muy importante que va a incrementarse más por la inflación y la recaudación nacional; le estamos diciendo hace tiempo al gobierno que estamos resignando un 15% de la coparticipación por el famoso pacto fiscal de la época de Menem, ese pacto fiscal tenía una razón de ser, ya que con las AFJP, la ANSES perdía una importante masa de aportes, y Jujuy cedió ese 15%…

Pero tampoco cumple con el Pacto Fiscal…
Tampoco lo cumple. En el año 2008 se estatiza de nuevo el sistema jubilatorio y a partir de entonces la ANSES vuelve a recuperar la totalidad de los aportantes, con lo cual desaparece la razón para ceder ese 15%. Desde hace seis años que venimos regalando ese aporte, que son como1.800 millones de pesos al año.

Pero hoy Jujuy no está en condiciones de hacer frente a ese blanqueo general…
Si ANSES me está debiendo 10 mil millones y yo le debo, hay que compensar; haciendo esa gestión tenemos esa cifra para blanquear todo.

 

En los últimos 10 años, Jujuy junto a Santa Cruz fue la provincia que más dinero recibió del Tesoro Nacional, ¿Cómo se explica que a la vez sea la provincia más endeudada?
Por ineficiencia y por corrupción. La ineficiencia está demostrada en el hecho de que no hay ni siquiera gestiones, y la corrupción en el sentido de que hay una irregularidad… Los funcionarios lo dicen en voz baja… Ellos dicen que si la provincia pide por derecha lo que legalmente le corresponde, dejarían de venir los fondos adicionales con los cuales hacen obras públicas como la autopista sur o la terminal. Son obras que vienen enlatadas, determinadas por alguien, saltando la autonomía provincial y violando el federalismo, y además vienen con una adjudicación de hecho a una empresa que no es de la provincia.


Estos fondos tampoco ingresan al presupuesto…

Nunca ingresan al presupuesto y no están en las rendiciones de cuentas. Estas son parte de las razones que nos llevaron a pedir el juicio político a Fellner por mal desempeño. Claramente ha puesto a la provincia de rodillas ante el Estado Nacional; no ha exigido lo que nos corresponde. También hemos pedido que se exija el Fondo de Reparación Histórica, y esto no es sólo por el rol de los jujeños en la lucha por la independencia. Es porque hasta lo académicos que estudian la problemática de la inclusión social, dicen que los tres bolsones de exclusión que tenemos en el país, que son NOA, NEA y conourbano bonaerense y solamente van a empezar a poner un freno a ese problema si es que hay una asignación de recursos que ponga un marco de igualdad de oportunidades generando puestos de empleo genuinos. Esta situación de inequidad hace imposible la convivencia; el marco de violencia que vivimos tiene que ver con esto. Este fondo se viene reclamando desde la época de Cabildo, si lo logró Buenos Aires, ¿por qué no lo vamos a lograr nosotros?

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 3 =