Cambiemos adhiere a la eliminación del impuesto adicional de emergencia a los cigarrillos

 Cambiemos adhiere a la eliminación del impuesto adicional de emergencia a los cigarrillos

El diputado nacional por Jujuy, Alejandro Snopek, comentó que ha suscripto junto a Alejandra Martínez -autora del proyecto- y otros legisladores del Norte del país, una iniciativa legislativa para eliminar el impuesto adicional de Emergencia sobre el precio final de Venta de Cigarrillos. “Es un impuesto que ya se debería haber eliminado y que atenta contra el desarrollo de la economía regional abocada a la producción de tabaco que genera gran ocupación laboral en las provincias del Noa y Nea”, agregó.

Al respecto, el referente del Frente Renovador (Primero Jujuy/Cambia Jujuy) explicó que el impuesto adicional de emergencia a los cigarrillos fue creado en el año 1996 por la Ley 24.625, con un plazo de vigencia de tres años y con la finalidad específica de reforzar el financiamiento de programas sociales y/o de salud, del Programa de Cambio Rural, y del Programa Social Agropecuario. “En el año 1999, el mismo fue prorrogado por ley y se desvió de su objetivo fundacional para afectarlo en su totalidad a complementar el financiamiento del Sistema de Seguridad Social; el mismo aún sigue vigente, prorrogándose periódicamente la emergencia”, resaltó.

Más adelante, el legislador señaló que a partir de esto, y a pesar de que el PEN decreto la reducción de alícuota del 21% al 7% hasta el mes de diciembre de este año, no vemos que este tributo deba seguir, puesto que el mismo contribuye a recargar la carga tributaria que pesa contra la cadena de valor del sector tabacalero. “Resulta incomprensible que, alegando una supuesta emergencia, se pretenda sostener durante más de 20 años una detracción impositiva que en forma directa perjudica las economías regionales de las regiones más postergadas del País”, subrayó.

Asimismo-continúo Snopek-, la actual situación se torna aún más injusta si advertimos la alta presión fiscal que pesa hoy sobre la producción tabacalera (hoy asciende, entre impuestos, participaciones y fondos al 80% del precio final del paquete de cigarrillos) por el reciente Decreto 626/2016, que elevó de un 60% a un 75%, la alícuota de Impuestos Internos. Incremento que ubica a la Argentina entre los diez países en el mundo con mayor carga tributaria sobre el precio final del cigarrillo y muy por encima de la carga tributaria de los países de la región (Paraguay 14%) lo que incentiva el contrabando en perjuicio del trabajo argentino.

Por otra parte, el ingeniero recordó que el llamado FAS se detrae de la base de cálculo del Fondo Especial del Tabaco por lo que, una eventual suba de la alícuota, que operaría luego de vencimiento del decreto que redujo la misma, en diciembre de este año, traería aparejado una significativa reducción de recursos FET de los productores con su consecuente efecto multiplicador inverso, en perjuicio del Norte Grande. “Tenemos que quitarle del cuello la espada de Damocles, que pesa sobre esta economía regional de siete provincias productoras, con este impuesto de emergencia que se puso y quedó hasta ahora”.

Para finalizar, el ingeniero expresó que debemos defender la relevancia socioeconómica y el efecto multiplicador que tiene la actividad y la industria tabacalera para el norte argentino, como así también, los miles de puesto de trabajo que se generan a partir de la misma. “Vamos a continuar defendiendo nuestros productores y trabajadores, para que se equilibre un poco la balanza y se permita el desarrollo de aquellas regiones donde el tabaco es un eje primordial de la economía”, concluyó.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 5 =