Clima denso de intrigas en el Gobierno por el papelón de la «captura» de los prófugos

 Clima denso de intrigas en el Gobierno por el papelón de la «captura» de los prófugos
 LPO ||Bullrich prometió que investigarán “la información  alsa”, Hablan de una operación para cargarse al jefe de la Gendarmería.
Un clima espeso se osó esta noche sobre el gabinete de Mauricio Macri que parece haber amanecido a la experiencia de lidiar con el poder real de la Argentina. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, confirmó que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci continúan prófugos y desnudó así el papelón histórico que protagonizó al dar por confirmada la información de que estos dos condenados por el Triple Crimen también habían sido capturados.
5691b60860ce4_660_360!

La ministra en una conferencia ofrecida junto a su suegundo, Eugenio Burzaco, dijo que «les vendieron» información falsa, pero tan buena que los llevó a celebrar en Twitter la triple captura de los fugados de General Alvear.

El presidente, Mauricio Macri; la vicepresidente, Gabriela Michetti; el jefe de Gabinete, Marcos Peña y la gobernadora María Eugenia Vidal; se felicitaron mutuamente por la «captura» en la red social, ninguneando de paso a la policía santafesina, que para bien o mal atrapó al que hasta ahora es el único detenido de esta saga: Martín Lanatta.

Lo notable de la ridícula algarabía en la que se montó el gobierno, es que se haya producido sin haber chequeado una información tan sensible. Sobre todo teniendo en cuenta que Marcos Peña es un conocido experto en el manejo comunicacional.

Pero detrás del evidente y gravísimo error en el manejo de la información y la imprevisión que expuso al presidente a un papelón internacional, se cuecen habas más oscuras. Esta noche fuentes del gobierno confirmaron a LPO que detectaron una operación destinada a echar al recién nombrado jefe de la Gendarmería, comandante General, Gerardo Otero.

Otero quedó en la mira porque según dejaron trascender desde el ministerio de Seguridad que conduce Bullrich fue el encargado de «chequear» con la Policía de Santa Fe que efectivamente se había apresado a los tres prófugos. «Hubo descuido, pero le hicieron una cama», confirmaron a LPO.

Exitos

La ministra, en su conferencia, buscó destacar el “éxito” de tener esposado nuevamente a Martín Lanatta, el líder y el más conocido de la banda. Pero las dudas que genera el caso impiden interpretar la jornada como un logro de nadie. Más bien el gobierno pagará un alto costo político porque de mínima hubo una impericia mayor y se dio en las esferas más altas.

«Están queriendo que nos rindamos, pero vamos a seguir adelante pase lo que pase», se justificó Bullrich, en la pálida defensa de lo logrado. “Hemos tenido un éxito importante, luego de muchos días de persecución, muchas ramificaciones que tiene este sistema delictivo”, siguió Bullrich.

Sin embargo, el único «éxito» si se lo puede llamar así, fue de la policía santafesina que a más de cien kilómetros del «cerco» montado por las fuerzas federales detuvo a Lanatta, apelando a tres caballos que les prestó un paisano Cayastá, luego que este volcara la camioneta Amarok en la que se trasladaba.

De hecho, como reveló LPO, la policía santafesina, había sido excluida del corazón de la búsqueda por Bullrich y Burzaco, por considerarla poco confiable.

Sobre la supuesta desinformación, Bullrich habló de «pistas falsas» que guardaban la intención de dar más tiempo a los otros prófugos, y aseguró que Macri le encomendó investigar a fondo los orígenes de la mentira.

“Esto nos lleva a una investigación profunda respecto de quiénes fueron los que dieron esta información falsa, y van a recibir las consecuencias penales como también aquellos cómplices”, prometió Bullrich, sin la mínima autocrítica.

Gato encerrado

Lo extraño del caso es que el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz y su antecesor Antonio Bonfatti, también creyeron en la misma pista falsa, porque se sumaron a las celebraciones por las tres detenciones. Es curioso porque se supone que ellos tienen relación directa con la policía local, y sin duda más facilidad para chequear cualquier información que surja de su territorio.

“Esta pista falsa tiene que ver con las conexiones y ramificaciones que tiene el delito en las estructuras de las fuerzas de seguridad, judiciales y políticas”, advirtió Bullrich, dando algún tipo de sugerencia de donde pudo haber provenido el dato malo.

“Lo hacen para que el gobierno diga “me rindo”, pero este gobierno no se rinde y va para adelante en la lucha contra el narcotráfico”, arengó la ministra.

Quedan más dudas que certezas. En medio de la tensión por la captura de Lanatta, la versión de un supuesto pacto entre Nación y Santa Fe para «repartirse» las responsabilidades de las capturas, también forman parte de las explicaciones que hasta ahora se discuten. ¿Y si fueron capturados y después liberados? Habrán más detalles en las próximas horas.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + 2 =