Coca-Cola reafirmó su «compromiso para el desarrollo» del país y pidió un diálogo multisectorial

IProfesional.Com || La multinacional argumentó que genera más de 200.000 empleos en toda la cadena de valor, especialmente en las economías regionales. El proyecto del oficialismo planea subir los impuestos internos del 4-8% al 17% a un producto cuyo precio de venta está compuesto hoy en 50% por tributos y carga.

Luego de que el Gobierno anunciara que la reforma tributaria contempla nuevos impuestos para las bebidas azucaradas, se rumoreó con la posibilidad de que Coca-Cola frenara una inversión de u$s1.000 millones en el país y que deje de comprar localmente los jugos concentrados de frutas a las economías regionales del NEA, NOA y el Alto Valle de Río Negro.

En este sentido, las gaseosas poseen actualmente un impuesto del 4% al 8%, pero que pasaría al 17% en caso de que se apruebe sin cambios el proyecto impulsado por el oficialismo.

Pero en las últimas horas, Coca Cola difundió un comunicado donde afirma que «sigue trabajando con fuerte compromiso en el desarrollo de la Argentina, generando 200.000 empleos que van desde el productor agrícola hasta pequeños y medianos comercios en todo el país».

Según la firma, la Argentina es clave en la operación global de la Compañía y eso se refleja en las inversiones anuales en las economías regionales, evaluando constantemente su flujo en pos de la sustentabilidad del negocio en el largo plazo y contemplando a toda la cadena de valor.

De acuerdo con número de IARAF, casi el 50% del valor de una botella de gaseosa está conformado por tributos. En rigor, el 29% del precio responden a la carga impositiva: 16,6% de IVA, casi 5,9% de Ganancias, más impuestos internos, al cheque y tasa de distribución de utilidades.

A esto hay que sumarle 9 puntos de gravámenes subnacionales (Ingresos Brutos, tasas municipales, etc) y otro 11,5% correspondientes a aportes al régimen de seguridad social, lo que termina redondeando una carga total que explica la mitad del precio de una botella.

Por ello, desde el sector temen que el proyecto de ley que impulsa el oficialismo castigará más fuertemente a sus productos. En efecto, la gaseosa más popular del planeta no sólo tiene la mayor carga impositiva de la región, sino también el mayor precio.

En este sentido, la empresa se refirió a la reforma tributaria al afirmar: «Creemos en un dialogo abierto con todos los sectores para la búsqueda de soluciones sostenibles».

La Argentina, en el podio
La Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin Alcohol (CADIBSA), a través del IARAF, realizó un pormenorizado relevamiento de la carga tributaria que sufre el segmento de las bebidas sin alcohol alrededor del mundo.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.