Confidencial: Rodríguez Larreta maniobra en una interna del PRO que arde y Vidal «no va más»

 Confidencial: Rodríguez Larreta maniobra en una interna del PRO que arde y Vidal «no va más»

Iprofesional // La interna de la oposición sigue en llamas, pese a que los radicales distrajeron la atención durante unos días. El caso «Gestapo» generó más conflicto.

Si alguien creía que la interna del PRO se había suavizado, esto se debió exclusivamente a que los radicales y sus reyertas públicas llamaron la atención durante un tiempo. Pero el pase de facturas y los reacomodamientos de cara al 2023 siguen el ritmo de las estrategias de Horacio Rodríguez Larreta.

En el entorno del jefe de gobierno, las acciones de María Eugenia Vidal se fueron a pique a los pocos días de terminado el proceso electoral. Y hoy, la diputada que encabezó la lista por el distrito porteño está totalmente raleada del entorno de Larreta.

«Esta cree que puede competir por la presidencia después del favor que le hizo Horacio y que le costó unos cuantos votitos en la Ciudad. No tiene conciencia de sí misma, a ver cómo se arregla sola», detallan en la sede imperial de Uspallata.

Para peor, el caso «Gestapo«, en el que se ve a uno de los ministros –el de la cartera de Trabajo, Marcelo Villegas– durante la gestión como gobernadora bonaerense de Vidal, armando las causas judiciales contra el sindicalista platense Juan «Pata» Medina, funcionó como excusa perfecta para la expulsión del entorno del Emperador.

«Vos te das cuenta esta manga de pelotud… ¿Quién les enseño a conspirar? Quince tipos sentados en una mesa, de los cuales tres son de la SIDE (AFI, en realidad), necesariamente se tiene que filtrar. Si no salís en los diarios hoy, salís mañana. Esto se hace en reuniones de no más de tres personas, en lugares públicos con ruido ambiente. Después, cada uno de esos tres se encuentra con otros dos y se prepara la cosa, es ridículo lo que se ve en el video», comenta una fuente que se las tira de «saber de estas cosas», muy cercana al gobierno porte.

Como sea, la cercanía de Villegas con Vidal cayó como anillo al dedo a quienes pretenden que ahora Larreta se acerque más a los halcones, como Patricia Bullrich, con un doble fin: sumar sus votos, por un lado, y buscar bajar su candidatura por el otro, ofreciendo algo interesante para formar parte de un eventual futuro gobierno.

El actual jefe de Gobierno cree poder convencer a Bullrich con, por ejemplo, la jefatura de Gabinete de ministros cuando él sea presidente, o por qué no, con la vicepresidencia de la Nación.

En el entorno de la ex ministra de Seguridad del gobierno de Mauricio Macri, niegan que eso pueda ocurrir. «No entendió el pelado, Patricia no es como todos los demás que fue comprando. Ella va por todo, está en su naturaleza, a matar o morir», explica la fuente íntimamente cercana a Bullrich.

De todos, no conviene descartar nada. Si las mediciones dentro de un año, le muestran a la presidenta del PRO que está lejos de poder alcanzar el Sillón de Rivadavia, el trabajo hormiga que empezó Larreta puede llegar a dar sus frutos. Al cabo, sería un fuerte crecimiento para ella y su equipo, que no quiere perder una PASO y quedar fuera de todo, y seguramente busque convencerla.

Así y todo, la alianza con el jefe de Gobierno no es la única opción de Patricia. «¿Vos te acordás con quien jugó ella en el gobierno de De la Rúa? Con los sushi. Ahí forjó una muy buena relación con Coti (Nosiglia), si ni a ella ni a los radicales les da yendo por su cuenta, no descartes una alianza con la UCR. ¿Bullrich-Cornejo o Bullrich-Valdés, como lo ves?», detalla la fuente, tan cercana a la ex ministra como al radicalismo.

Otro que puede terminar pagando un costo por el caso «Gestapo» es el «Tano» Daniel Angelici. La presencia activa en la mesa conspirativa de su mano derecha Juan Sebastián Destéfano, ex director de legales de la AFI en la gestión macrista, generó muchas miradas desconfiadas en la sede imperial de Uspallata.

«Este con nosotros no tiene nada que ver, es del Tano, que responda él. En el Gobierno está por el acuerdo con Daniel, si no estaría en la casa», aseguran en el entorno de Larreta, buscando justificar por qué Destéfano es uno de los directores de la empresa estatal SBASE, la que regula el funcionamiento de los subterráneos.

Pero si la causa avanza y el «enano» (así llaman a Destéfano) termina directamente involucrado en la conspiración para encarcelar al sindicalista, el costo lo van a terminar pagando no solamente Angelici, sino todos en el gobierno larretista.

Está visto, las internas no cesan, el candidato presidencial del PRO alojado en la jefatura de gobierno planea y ejecuta todo el tiempo acciones que generan reacciones, mientras maniobra para buscar su ansiado objetivo: la Presidencia de la Nación.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − dieciseis =