Consultora de Roberto Lavagna pronostica una leve recesión para 2016

Una proyección de la consultora de Roberto Lavagna señaló que los “brotes verdes” de la nueva gestión económica se verán parcialmente a partir del segundo semestre del próximo año. Agroindustria y turismo, los primeros beneficiados.

RegiónNorteGrande.com.ar || La economía argentina “verificaría una leve contracción en 2016” por efecto de la devaluación implementada por el nuevo gobierno, que beneficia a algunos sectores y perjudica a otros, según un informe dado a conocer por la consultora Ecolatina.

“Si bien la actividad comenzaría a mostrar ciertos brotes verdes hacia la segunda mitad del año, éstos no serían suficientes para contrarrestar el efecto inicial de la devaluación sobre la economía”, evaluó.

En cuanto a la marcha de los distintos rubros, Ecolatina planteó que “el salto del tipo de cambio oficial y la quita de retenciones a ciertos productos redundarían en una mejora en el sector agropecuario, lo cual será fundamental para la liquidación de divisas frente a un contexto de crisis cambiaria.

“Con el inicio de un nuevo gobierno y producto del deterioro externo del último año, el manejo del frente cambiario es clave para determinar el desempeño de la actividad. Entendiendo que la escasez de divisas y la falta de acceso a dólares financieros y comerciales hicieron cada vez más operativa la restricción externa, el gobierno de Mauricio Macri llevó a cabo una devaluación del tipo de cambio oficial” señaló.

Ecolatina sostuvo que en el corto plazo un salto cambiario “tiene efectos recesivos sobre el nivel de actividad” pero “al interior de la misma, no todos los sectores reaccionarán de igual manera y los plazos de recuperación tampoco serían los mismos”.

“En particular, el sector más favorecido y el de reacción más inmediata ante la devaluación será el agropecuario. Esto es así no sólo por la mejora en la competitividad que conlleva la devaluación sino porque dicha medida fue acompañada por la quita de retenciones y restricciones a las exportaciones en ciertos productos (trigo, maíz, carnes, economías regionales, etc.), lo cual refuerza el efecto inicial”, analizó.

El informe indicó que otro sector beneficiado con la suba del tipo de cambio es el de Turismo interno debido a que el salto cambiario “abarata” vacacionar en Argentina y estimula el influjo de turistas a nuestro país.

Informe de Ecolatina Pronóstico económico 2016

Estancamiento

Para la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (Fiel), la actividad industrial registró en noviembre un avance del 2,3% interanual, pero el acumulado de los once primeros meses del corriente año reflejó un estancamiento, con un crecimiento neutro.

La entidad precisó que el ranking sectorial de crecimiento acumulado para los primeros once meses del año continúa siendo liderado por la actividad de Alimentos y Bebidas, con un aumento del 3,7%, seguido por la Metalmecánica, que muestra una mejora del 2,3 por ciento.

Por el contrario, tuvieron un comportamiento negativo los rubros Siderurgia, con una caída de la actividad del 5,9 % y la Industria Automotriz, con una merma de la producción del orden del 13,3 % en el acumulado para los primeros once meses del año.

Autos

En lo que respecta a la industria, Ecolatina explicó que “la dinámica es muy disímil” y destacó que “el sector de mayor peso es el automotor, que si bien gozaría de una mejora en la competitividad seguirá afectado por la recesión en Brasil en 2016”. Asimismo, en lo que respecta al mercado interno, dijo que la caída en los ingresos reales de los hogares recortaría la compra de automóviles.

Exportación a EE.UU. y canadá

Mercedes-Benz Argentina anunció que por primera vez comenzará a exportar su producción argentina a los mercados de Estados Unidos y Canadá, lo que demandará un incremento de su plan de inversiones en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio, en el partido de La Matanza, y permitirá compensar la caída de exportaciones a Brasil.

El anuncio de esta tarde se enmarca en el plan de inversiones anunciado en 2013 por U$S 220 millones y que ahora se amplía a U$S 250 millones, casi un 15 por ciento más. Si bien no se informó oficialmente, las unidades que se embarcarían son la van Vito -comenzó a producirse en el país en agosto- y el utilitario Sprinter, que lleva 20 años de producción en la Argentina.

Para poder responder a las exigencias de calidad y equipamiento, además del cumplimiento de las normas técnicas exclusivas de dichos mercados, se encaró un plan de adecuación de la línea de producción, incluyendo nuevas tecnologías y capacitación de los operarios.Esto fue posible debido a que la empresa llevó adelante un proyecto de inversiones para incorporar nuevas tecnologías y procesos con el fin de igualar el producto que sale desde Argentina con el fabricado a nivel mundial.

Protección selectiva a la industria

El ministro de Producción, Francisco Cabrera, afirmó ayer que “las DJAI (Declaraciones Juradas Anticipadas de Importación) eran el cepo al empleo y la inversión” y enfatizó que “ahora vamos hacia un sistema de comercio inteligente”.

El Gobierno publicó ayer en el Boletín Oficial qué posiciones arancelarias quedan sujetas a DJAI y cuáles han sido exceptuadas. “El sistema resguarda a sectores estratégicos como textiles, calzados, autopartes, metalmecánico y juguetes, cuidando de manera directa 469 mil empleos”, dijo el funcionario en un comunicado de prensa.

“Con el nuevo sistema contribuimos a reactivar la producción, la industria y el comercio. Es el mejor camino para eliminar la pobreza generando más y mejores empleos”, explicó.

De acuerdo con el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (Simi), casi 1.400 productos tendrán licencias no automáticas de importación. Industria señaló que este conjunto representa el 12,4 por ciento de las posiciones arancelarias y permite monitorear a los sectores sensibles.

“Por su parte, el 87,6 por ciento de los productos, la mayoría de los cuales son insumos para la producción de las empresas argentinas, se podrán importar con licencias automáticas”, indicó el parte.

Los productos que seguirán gozando de un margen de protección contra la importación son papeles y cartones para uso común, para decorar y para paredes; estufas, cocinas, calderos, hornos de gas; aires acondicionados, refrigeradores, heladeras y aparatos electromecánicos de uso doméstico.

Se suman a ellos los calzados de vestir y deportivos; prendas de vestir, productos textiles, artículos de cuero y marroquinería; lana, artículos de algodón, telas sintéticas y fibras sintéticas.

En la lista también están tractores, motocicletas, triciclos a motor de 250 a 800 centímetros cúbicos y bicicletas. Así también artículos para gimnasia deportiva, tenis de mesa y juegos al aire libre; artículos para fiestas y carnaval; cañas de pescar, anzuelos, artículos de pesca deportiva.

La normativa suma además alfombras y revestimientos para el piso; instrumentos y aparatos de óptica, fotografía o cinematografía; fundiciones de hierro, manufacturas de acero, hierro y cobre, herramientas, cubiertos de mesa, partes de vagones y de máquinas de trenes; barcos, barcos pesqueros, remolcadores.

Por último también estarán protegidas las manufacturas de caucho y neumáticos; químicos inorgánicos, jabón, artículos de tocador; plástico y manufactura, madera, muebles y manufacturas de madera, productos editoriales, productos cerámicos y manufacturas de vidrio y juguetes.

Deuda pendiente

El gobierno nacional formalizó la autorización para la emisión por hasta 5 mil millones de dólares de Bonar 16, título que será utilizado para cancelar deudas de divisas con los importadores, a través de su publicación en el Boletín Oficial. El Ministerio de Economía a través de la Secretaría de Finanzas llamó a la primera licitación de este bono para el lunes 28 de diciembre. En los considerandos de la normativa se destaca que la medida se dispone “que en el marco del proceso de normalización de la economía, y a los fines de atender el stock de la deuda comercial en concepto de operaciones concertadas pero no liquidadas, se considera conveniente proceder a la emisión de un nuevo instrumento de deuda pública denominado en Dólares Estadounidenses a UN (1) año de plazo”.

Según el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, la deuda con importadores supera los 10 mil millones de dólares, el doble de lo que había planteado el jefe del Palacio de Hacienda, Alfonso Prat Gay.

El gobierno planteó dos alternativas para cumplir con las importaciones impagas. Por un lado, ofrecerá un cronograma para aquellos que pretendan el efectivo y por otro el Bonar 16. El bono será suscripto en pesos, nominado en dólares con legislación argentina, a tasa de 6 por ciento anual y vencimiento en diciembre de 2016. El título se amortizará mensualmente, a partir del 29 de mayo de 2016, en 8 cuotas iguales y consecutivas del 12,50 por ciento cada una. El cupón será pagadero mensualmente junto con el capital a partir del 29 mayo de 2016.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *