Crece el escándalo por “la gran estafa entrerriana”

 Crece el escándalo por “la gran estafa entrerriana”

La Dra. Marina Barbagelata, Jueza de Instrucción Nº 6 de Paraná, informó que, comenzando con la Instrucción Formal de la Causa “Casaretto, Marcelo Pablo – Director Ejecutivo de ATER S/ Su Denuncia” resolvió fijar el Calendario de Audiencias Indagatorias. El mismo se extenderá, en esta primera etapa, desde el día jueves 10/07hasta el mes de septiembre del corriente año.Mientras tanto se conoció el listado de la 141 empresas y personas físicas involucradas en la maniobra. Hay sorpresa porque muchas no son proveedoras del Estado. El escándalo complica a la gestión de Sergio Urribarri, que pretende tener aspiraciones presidenciales en el 2015 y se erige como el «sucesor del modelo k».

CIUDAD DE BUENOS AIRES (URGENTE24) La Dra. Marina Barbagelata, Jueza de Instrucción Nº 6 de Paraná, que entiende en la causa iniciada por la gran estafa que se realizó en Entre Ríos, convocó a indagatoria para el próximo jueves 10/07 a los dos empleados de la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER), que hasta hoy son los únicos imputados. A medida que se acerca la fecha se va acrecentando la expectativa y al mismo tiempo aumenta el temor en muchos funcionarios del gobierno sobre que declararán, si es que deciden hacerlo o prefieren hacer uso del derecho de abstenerse.

Es que, según surge del listado de empresas y personas físicas involucrados hasta ahora (Ver documento adjunto), se ha descubierto que más de la mitad de ellas no serían proveedoras del Estado, una condición fundamental para acogerse a los beneficios tributarios que establece el Art. 75 del Código Fiscal de Entre Ríos. Esto es que una empresa proveedora del Estado, a la cual éste le adeude, puede compensar ese haber con los impuestos que esa empresa debe abonar. Va de suyo que una empresa que no es proveedora del Estado nunca podrá favorecerse de esa posibilidad. Sin embargo eso es lo que habría sucedido con muchas de estas empresas señaladas en el listado.

¿Cómo se benefició a personas que no eran proveedores de la provincia?

Es el interrogante que surge en Entre Ríos, y las respuestas serían varias según los comentarios que circulan en ámbitos que saben de estas cuestiones. Pero el rumor que más firmeza tiene es el que señala que esas “compensaciones” tributarias no serían otra cosa que devoluciones de aportes a las campañas proselitistas. Según el relato de algunos conocedores del medio político entrerriano, esto es algo que se habría implementado con el advenimiento del kirchnerismo en la provincia, es decir que se habría comenzado a implementar a partir de la actual gestión.

Las pesquisas determinaron, que no se ve que haya una continuidad de los hechos más allá del año 2007, que es cuando asumió el actual gobierno de Sergio Urribarri (reelecto en 2011), aunque se especula que a lo mejor alguien se podría haber encargado de borrar huellas más antiguas, por lo que será algo muy difícil de establecer.

ATER

El temor que está generando en los círculos más altos del poder entrerriano es muy grande ya que nadie sabe dónde puede terminar la onda expansiva desatada a partir de la denuncia realizada por el actual director de ATER, Marcelo Casaretto, que en su afán por quedar bien no hizo más que destapar una cuestión custodiada bajo siete llaves. No solo por las empresas involucradas, sino por todos quienes desde el poder podrían estar implicados.

Despiertan también sospechas las actitudes del Fiscal de Estado, que ante un pedido de un diputado provincial que responde al oficialismo para que se derogue el Art. 75 del Código Fiscal, salió rápidamente a manifestar su desacuerdo con esa posibilidad, anteponiendo argumentos poco sólidos y más bien destinados a que el tema no siga trascendiendo en la consideración pública.

Pero sin duda que la mayor atención estará centrada en el próximo jueves 10/07 cuando los primeros imputados, dos empleados de la ATER, concurran a tribunales a prestar su declaración indagatoria. Uno de ellos, la encargada de Mesa de Entradas, Estrella Martínez de Yankelevich, que habría manifestado al director Casaretto, cuando este la increpó al descubrirse la maniobra, que él no debería hacerse el distraído, porque “Ud. no puede no saber que esto ocurría”, le espetó.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 5 =