Cristina, la gran ausente en el inicio de la veda

 Cristina, la gran ausente en el inicio de la veda

Por diferentes motivos, el final de campaña del Frente para la Victoria tuvo la ausencia de Cristina Fernández de Kirchner y de Amado Boudou. La Presidente de la Nación se encuentra con licencia médica, y el vicepresidente a cargo de la Presidencia goza de licencia ética. En cualquier interpretación, Daniel Scioli surgió como el líder del oficialismo en la coyuntura, aunque todavía provoca resistencias en el FpV. En tanto siguen los interrogantes acerca del futuro de la salud presidencial.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Una Cristina Fernández de Kirchner con hábitos muy ordenados y salud supervisada es la que debería surgir en noviembre, de la convalescencia.
Evidentemente es una Cristina Fernández de Kirchner que necesita una actividad con cuidados imprescindibles, y el Frente para la Victoria todavía no sabe qué significa ni quiere preguntárselo.
Menos en un cierre de campaña electoral. Lo cierto es que la ausencia de Cristina fue un mensaje importante para el cristinismo.
Un especialista consultado por la agencia Noticias Argentinas aseguró que Cristina no se trata de una paciente «severa» ya que podrá hacer una vida normal… siempre que mantenga los cuidados correspondientes.
El más reciente parte médico difundido sobre la salud de la Presidente brindó detalles de su estado cardiovascular indicando la existencia de algunos síntomas, aunque los especialistas aseguran que no se trata de una paciente «severa» ya que podrá hacer una vida normal… de mantener los cuidados correspondientes, lo explicó el presidente de la Fundación Cardiológica Argentina, Jorge Lerman.
Él aclaró que cuando el parte médico menciona una «disfunción autonómica vagotónica de la presión arterial» se refiere a una condición que produce baja en la presión y la frecuencia cardíaca, «lo que puede causar lipotimias o desmayos», algo que la jefa de Estado sufrió en más de una oportunidad.
Lerman aclaró que si bien este cuadro puede significar una dificultad para el paciente, «no representa ningún peligro».
«El sistema nervioso autónomo es el que controla las acciones involuntarias, a diferencia del sistema nervioso somático. Recibe la información de las vísceras y del medio interno, para actuar sobre sus músculos, glándulas y vasos sanguíneos y está dividido en dos: simpático y parasimpático o vagal. El simpático es el que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de estrés y el parasimpático actúa durante el sueño, disminuyendo, por ejemplo la presión sanguínea», explicó el cardiólogo.
El titular de la Fundación Cardiológica Argentina destacó que tiene que «existir un equilibrio» entre estos sistemas y cuando no lo hay «aparecen las disfunciones».
«En este caso puntual hay un predominio del sistema parasimpático, por lo que hay una tendencia a la baja de presión o del pulso. Esto puede hacer que se desmaye», enfatizó el médico.
Al ser consultado que en el parte se indica que «se detectó en forma intermitente un bloqueo de la rama de conducción izquierda», Lerman manifestó que se trata de una deficiencia del «sistema eléctrico de conducción del corazón», pero aclaró que «no es algo grave».
«Por lo que indica el parte, no estamos ante una paciente de condición severa desde el punto de vista cardíaco, puede hacer vida normal, siempre con los cuidados y controles pertinentes», destacó el cardiólogo.ImageProxy
Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *