Cristina le cede la comisión de salud del Senado a la UCR

 Cristina le cede la comisión de salud del Senado a la UCR

Por Mauricio Cantando //La seguirá presidiendo el radical Mario Fiad. No tendrá la mayoría, pero manejará el temario y quiere citar a Gines. Una senadora oficialista propuso declarar el coronavirus como enfermedad laboral.

La dura carta enviada por el jefe de Cambiemos a Cristina Kirchner surtió efecto: este martes conformó la Comisión de Salud, encargada de debatir las medidas para combatir el coronavirus, y permitiría que continúe en la presidencia el radical Mario Fiad, quien la encabezó durante el gobierno de Mauricio Macri y coordinó el debate de la ley del aborto en 2018.

Fuentes del oficialismo confirmaron a LPO que el jujeño sostendrá su cargo, mientras que en la UCR prefirieron la cautela, porque a fin de cuentas será una decisión de la mayoría peronista. «Es un compromiso, pero aún deben votarlo».  Este martes la presidenta del Senado publicó el decreto con los integrantes de la Comisión de Salud y Fiad ocupó el primer lugar de la nómina, como se acostumbra a quienes serán elegidos presidente.

El miércoles 15 se conformaría por teleconferencia para ratificar la reelección de la máxima autoridad, que  podría manejar el temario a gusto pero no los dictámenes, porque el Frente de Todos tendrá más integrantes por ser el partido más numeroso del recinto.

Cambiemos le pide a Cristina que abra el Senado y cite a Arroyo por los sobreprecios

9 de los 17 vocales serán conducidos por José Mayans, entre ellos su vicejefa, Anabel Fernández Sagasti, mano derecha de Cristina. Además, entre la oposición figura Alberto Weretilneck, el ex gobernador rionegrino que viene siendo un aliado habitual del Gobierno en las votaciones.

Entusiasmados, los radicales ya preparan una carta al Ministerio de Salud para que Ginés González García inaugure la comisión con una exposición similar a la que ofreció en Diputados, cuando dejó muchos títulos rimbombantes que luego debió aclarar.

La senadora Sacnun presentó un proyecto para declarar al coronavirus como enfermedad laboral y garantizar la cobertura de las ART. Fue girado a la comisión de trabajo y no a la de Salud, que presidirá el radical Fiad.

Fue el caso de la intervención de las clínicas privadas que alarmó a la industria y obligó a una reunión de urgencia en la Casa Rosada para bajarle el tono. También informó que compraría 200 mil test rápidos, pero no para hacer diagnóstico como pide la oposición, sino para análisis epidemiológico.

La Comisión de Salud sería la primera que Cristina le cede a la oposición y sorprendió a más de un senador peronista porque en Diputados Sergio Massa prefirió dejarla para uno de los suyos, aun cuando estaba obligado a resignar varias por no tener mayoría propia. La preside el tucumano Pablo Yedlin, médico y a favor del aborto.

Hasta ahora en el senado la mayoría de las presidencias habían recaído en figuras fieles a la ex presidenta como Acuedos (Fernández Sagasti), Asuntos Constitucionales (María de los Ángeles Sacnun), Legislación General (Ana Almirón), Justicia y Asuntos Penales (Oscar Parrilli) y Relaciones Exteriores (Jorge Taiana).

 María de los Ángeles Sacnun y Alberto  Weretilneck.

Casi en simultáneo al decreto de conformación de la comisión de Salud, la kircherista santafesina Sacnun presentó este martes un proyecto de ley para incluir al coronavirus como «enfermedad laboral» y garantizar la cobertura de las ART.

Aun cuando se trata de un tema sanitario, el secretario parlamentario Marcelo Fuentes lo giró sólo a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, que preside el peronista pampeano Daniel Lovera y suspendió dos teleconferencias porque el ministro Claudio Moroni canceló su exposición. La última fue el viernes, después de las largas filas en los Bancos de jubilados y beneficiarios sociales para cobrar.

Volvió a convocarla para el próximo lunes a las 16 horas, con el proyecto de Sacnun listo para debatirse pero no para votarse, porque aún no hubo una modificación del reglamento y los legisladores deben estar presente para firmar dictámenes o aprobar leyes. Por eso el Congreso no toma decisiones desde que apareció la pandemia del coronavirus y no tiene previsto hacerlo.

A diferencia de la Cámara baja, en el Senado no existe aún un debate sobre cómo sesionar durante el aislamiento social que exige el coronavirus y seguirá al menos hasta mayo. En la carta enviada a Cristina, Cambiemos exige tratar los decretos del presidente en la bicameral de trámite legislativo, que preside el diputado kirchnerista Marcos Cleri; y conformar las comisiones que aún no se crearon. Pero no recomienda medidas sanitarias para aprobar leyes.

No hay muchas alternativas: se pueden intercalan lugares en el recinto con un consenso unánime para votar, buscar una sede más amplia, dentro o fuera del palacio; o votar por sistema electrónico, como realizaron varias legislaturas del país y los congresos de casi todo el mundo. Cualquiera de esas alternativas requiere un consenso unánime entre las fuerzas políticas que no parece cercano.

Los senadores del oficialismo tampoco tienen una propuesta para tratar proyectos con aislamiento social, aún cuando hace 15 días se negaron a abrir el recinto para no movilizarse por el país y arriesgar una circulación del coronavirus. Empezarían a discutirla la semana que viene.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × 1 =