Cristina le dio una mano a Macri en la Convención a través de Colombi

 Cristina le dio una mano a Macri en la Convención a través de Colombi
LPO || Los diez votos del gobernador de Corrientes fueron clave. Y habían llegado con un llamado del Gobierno.

Ricardo Colombi fue clave para que Ernesto Sanz lograra el sábado que la UCR definiera hacer una alianza con Mauricio Macri, al aportar diez convencionales que garantizaron el triunfo el sábado por la mañana.

Con mandato hasta 2017, Colombi no tiene mayores urgencias por apoyar un candidato presidencial, pero sí por mantener el vínculo con el Gobierno nacional.

Y desde la Casa Rosada vino el llamado esperado: según pudo saber LPO, el Gobierno intervino para que los convencionales correntinos votaran por Sanz.

La buena relación de Colombi con el Gobierno no es nueva: desde que Cristina Kirchner le refinanció la deuda no falta en ningún acto en la Casa Rosada y volvió a ser beneficiado con obras.

El sábado tuvo que contribuir apoyando a Sanz, respondiendo a una estrategia de Cristina, interesada en polarizar la elección con Mauricio Macri.

En la UCR hablan de contactos de Enrique “Coty” Nosiglia, presente durante todo el día en la ciudad del carnaval y con aceitados contactos en el sistema político.

Gerardo Morales supo el viernes que algo raro había. “Ricardo, a mí me caga esto. Tenes que votarnos”, se lo escuchó hablar con él, desde el Hotel Embajador de Gualeguaychú.

Morales creía en Colombi porque sabía de sus diálogos con Sergio Massa, aunque si por algo es conocido el gobernador es por tratar de quedar bien con todos los presidenciales.

Tal es así que el año pasado, con el escenario más abierto, llegó a apostar a los cuatro presidenciales a la vez.

Massa también apostó fuerte a la victoria del jujeño, a través de Morales y del senador formoseño Luis Naidenoff. «Massa echó a 16 funcionarios de Tigre por esta convención y puedo probarlo», desafió Federico Sotrani, defensor del acuerdo con Macri.

Tanta fue la bronca por el cambio de Colombi, que Rafael Pascual, aliado de Morales en la compulsa radical, comentó un error garrafal: pedir una votación nominal para definir si uno de los convencionales correntinos estaba en condiciones de votar.

Storani la aceptó, había muchos convencionales ausentes y la postura del sanzismo se impuso por 188 a 114.

El escenario de derrota motivó a muchos convencionales a elegir ganador en el marco de alianzas, para evitar represalias. Hasta hoy, Morales y Cobos no se explican como Pascual cometió semejante error.

 

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

catorce − nueve =