Cruce entre Meryl Streep y Trump en la noche de los Golden Globes

 Cruce entre Meryl Streep y Trump en la noche de los Golden Globes

trump-streep
La célebre actriz repudió la retórica divisiva del presidente electo y alabó a los extranjeros. El magnate la llamó actriz sobrevalorada y lacaya de Hillary.

Cuando se paró en medio del escenario en la ceremonia de los Golden Globes, ya se intuía que algo importante iba a decir. La actriz estadounidense que ya ha ingresado al Olimpo de las leyendas de Hollywood tenía los ojos humedecidos y habló con la voz entrecortada: temblando de emoción, Meryl Streep arremetió contra el presidente electo de Estados Unidos, sin siquiera mencionarlo, y repudió con preocupación su retórica divisiva y violenta. Como era de esperar dado su estilo, Donald Trump replicó al instante con una andanada de tuits en la que la calificó de “actriz sobrevalorada” y “lacaya” de Hillary Clinton.

En el discurso de aceptación del premio honorífico el lunes por la noche –ella ya ganó 8 de esas estatuillas- Streep, de 67 años, sacó un papelito para empezar a hablar pero decidió avanzar sin mirarlo. Conmovida, recordó el polémico instante en que el futuro presidente se burló agitando sus brazos de un periodista del diario The New York Times, Serge Kovaleski, que padece un síndrome que limita el funcionamiento de sus articulaciones.

El auditorio escuchaba en silencio el mensaje más importante de la noche. “Me rompió el corazón cuando lo vi”, dijo la actriz. “Todavía no puedo quitármelo de la cabeza porque no sucedió en una película. Fue la vida real. Y este instinto de humillar, cuando es practicado por alguien que está en la escena pública, por alguien poderoso, se filtra en la vida de todo el mundo, porque da permiso para que otras personas hagan lo mismo”, dijo. “La falta de respeto genera falta de respeto. La violencia incita a la violencia”, afirmó. “Cuando los poderosos usan su posición para amedrentar a otros, todos perdemos”, añadió bajo una ola de aplausos.

Streep tuvo también un fuerte mensaje a favor de la diversidad. “¿Qué es Hollywood, salvo un grupo de gente de todas partes?”, se preguntó. Y luego mencionó a varios de los actores presentes, todos extranjeros y multiculturales, dos características que Trump ha puesto en debate entre un electorado blanco, cristiano y conservador, que teme perder la identidad estadounidense y se siente amenazado. Streep resaltó que en el recinto estaba Ruth Negga, protagonista de Loving, que es de origen irlandés y etíope. Natalie Portman, de Jerusalén. Dev Patel es británico, criado en Londres, hijo de inmigrantes indios y nacido en Kenia. La actriz, que nació en New Jersey y se educó en una escuela pública, contó esas historias para testimoniar que, si esas personas que emocionan a las audiencias dando luz a historias ajenas, a vidas diferentes de la propia, fueran expulsadas, solo veríamos fútbol. “O artes marciales mixtas, que desde luego no son arte”, señaló.

Streep llamó además a estimular un periodismo sólido y vigilante, y a apoyar a la Comisión para la Protección de los Periodistas.

La reacción de Trump no se hizo esperar. Desde su cuenta de Twitter dijo sobre la actriz, que ostenta el récord de ser 19 veces nominada a un Oscar y ganadora de tres: “Meryl Streep, una de las actrices más sobrevaloradas de Hollywood, no me conoce pero me atacó anoche en los Globos de Oro”. Y siguió: “Es una lacaya de Hillary que perdió a lo grande. Por la 100ª vez, nunca ‘parodié’ a un periodista discapacitado (nunca haría eso)”, dijo Trump. “Simplemente lo mostré como un ‘rastrero’ cuando él cambió totalmente una historia que había escrito hacía 16 años para hacerme quedar mal”, dijo. “¡Esto es apenas más prensa muy deshonesta!”, agregó.

Streep ha apoyado a Hillary en la campaña electoral, como la mayoría de las estrellas estadounidenses, que detestan al magnate. Tras la polémica, los actores salieron a apoyarla: “Gracias a Dios por Meryl Streep, que le dijo la verdad al Poder en los Globos de Oro esta noche”, festejó Bette Midler en Twitter. “El discurso de Meryl Streep no fue político, a menos de que la decencia, la empatía y el respeto sean políticos”, tuiteó por su lado la actriz Mia Farrow.

La asesora de Trump, Kellyanne Conway, dijo en cambio que está “preocupada de que alguien con una plataforma como Meryl Streep” esté “alentando los peores instintos de las personas”. “Hay mucha autocompasión. Les vendría bien un poco más de conciencia de sí mismos cuando hablan en sus vestidos de trillones de dólares de cuán vilipendiado está el pobre Hollywood”, ironizó.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + uno =