¿Cuál es el plan de Sergio Massa para los dólares y la inflación?

 ¿Cuál es el plan de Sergio Massa para los dólares y la inflación?
Ya hablan de un IPC «que empezará con 5» en noviembre por el impacto del congelamiento. El rebote de la liquidación del agro y la baja de demanda por dólar Qatar.
 Por Leandro renou //

La inflación y la falta de divisas han sido los dos problemas más serios que tuvo el Gobierno de Alberto Fernández, y el ministro de Economía, Sergio Massa, ya empezó a hacer cuentas finas para prever los niveles en que podrían terminar el año los indicadores de precios y el volumen de reservas en el Banco Central (BCRA). Secretarios muy cercanos al ministro dijeron a Página/12 que los acuerdos de precios impactarán de manera positiva y que esperan un IPC de noviembre que «empezará con un 5», y sería parte de un proceso de estabilización paulatino de baja de un punto de inflación bimestral. 

En materia de reservas, en tanto, no creen que sea necesario -más allá de las presiones de sectores agropecuarios- salir a proponer un mecanismo parecido al dólar soja para captar agrodólares en diciembre. «Todo lo que se nos está yendo son facturas viejas de energía de Guzmán y el festival de importaciones de Kulfas», aseveran, con sorna, los funcionarios actuales, señalando que las divisas que siguen saliendo del sistema obedecen a decisiones previas de los dos ex ministros. 

La inflación de noviembre

Respecto al tema de los precios, para el Gobierno el 6,3 de octubre será tomado como punto de partida para una baja fuerte en noviembre que, según Massa, estará explicada por la salida del impacto de telefonía móvil, internet, prepagas y colegios. Todo ello, acompañado por el primer mes del congelamiento de precios en los alimentos y, sobre todo, la posibilidad de que los productos no congelados no aumenten más de 4 por ciento mensual. Eso es casi más importante que los precios fijos hasta marzo, porque le pone un techo y le traza un sendero al valor de los alimentos en góndola. Asimismo, el tema telefonía preocupa: Massa y Fernández charlaron en Indonesia, en el marco de las reuniones del G20, de lo negativo que está siendo para los usuarios el amparo vigente que protege a las telcos para que sigan aumentando precios de manera libre. 

El ministro asegura, además, que el objetivo es reducir la inflación un punto porcentual por bimestre. Algunos pícaros aseguran que en el entorno de Massa suele sobre estimarse el impacto negativo para luego capitalizar los logros. Un ejemplo, el IPC de octubre, sobre el cual sus voceros especularon con un número más cercano a los 7 puntos. En Economía creen, incluso, que se puede llegar a evitar, sobre todo si logran moderar alimentos en diciembre, que el IPC anual sea del 100 por ciento. El resto lo hará textiles: se verá, según los especialistas, el impacto positivo del congelamiento del precio de los hilados. En octubre ya hubo una rareza: desde que Massa «apretó» en terminos muy duros a los empresarios textiles en una reunión en la sede de la Unión Industrial (UIA), los precios bajaron casi 4 puntos. 

Un dato importante: aunque la inflación llegue a menos de 100% este año, una cifra con más impacto mediático que de impacto real en el bolsillo de la gente, el objetivo de Massa es otro: Lograr que en enero y febrero de 2023 la inflación no se trepe a 6 o 7 puntos por mes, como ocurrió en 2022. Si eso pasa, tendrá una base muy alta en el año como para llegar al 60 por ciento que se planteó como meta en el Presupuesto. 

Las reservas y Qatar

Más allá del lobby de empresas del agro, el Gobierno no piensa por ahora volver a apelar a un dólar soja en diciembre para captar lo que está parado sin vender. Según datos a los que accedió este diario, unos 3000 millones de dólares. De todos modos, cerca de Massa esperan que haya «un rebote» de la liquidación pendiente a medida que se normaliza la siembra luego de la llegada de las lluvias. 

Aseguran en Hacienda que con los más de 8000 millones de dólares que se captaron con el dólar soja, saldando las deudas pendientes de energía y controlando importaciones, se llega a fin de año cumpliendo la meta de acumulación de reservas. 

En este punto hay un dato importante: según fuentes del Banco Central (BCRA), tomando datos de la segunda semana de noviembre, venía bajando un 30 por ciento la demanda de dólar Qatar luego de la suba del tipo de cambio para el turismo que sale del país. En dinero, eso representa una disminución de entre 200 y 250 millones mensuales sobre la demanda total de turismo. 

El resto se apalancará, según el Gobierno, con créditos de organismos internacionales y la ampliación del swap con China, que tal como anunció Massa permite ahora unos 5000 millones de dólares extra para usar para el comercio exterior. 

Los mercados

Por primera vez tras trece jornadas, el BCRA compró divisas y frenó la sangría. Si bien fue menor, unos 5,5 millones de dólares, el dato es político porque quiebra una lógica peligrosa. 

De todos modos, fue una jornada convulsionada donde los dólares financieros y el paralelo pegaron fuertes alzas. El blue subió 6 pesos llegando a los 308 pesos, máximo valor desde el mes de julio. 

El Contado con Liquidación, en tanto, ascendió a 323,72 pesoos, una suba de 4,60 pesos, también alcanzando niveles máximos en tres meses. Mientras que el MEP escaló 5,3 pesos llegando a los 308. // Pag.12

0 Reviews

Write a Review

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho + 14 =