Cuesta abajo la imagen de Cardozo y todos sus pares

El relevamiento privado demostró el aumento de la imagen negativa del cuerpo legislativo de la ciudad tabacalera, esta situación la padecen casi todos los órganos legislativos de la nación. Sin embargo en Perico, se pudo constatar mediante encuesta de campo el hartazgo social a la exposición amplificada de las internas y diferencias políticas donde los egos atropellan las expectativas de los ciudadanos.

Jujuy || 11|07|2016||  La política en general esta devastada en su credibilidad, como también los órganos de la Justicia. Los poderes del estado resultan duramente cuestionados, y hasta descalificados por los entrevistados. Esta tendencia no sorprende ya que en cada hogar puede escucharse todos los días los diferentes matices del desencanto, sin embargo resulta necesario abordar las opiniones, ya que desde su veredicto se pueden reformular estrategias y conductas, para alinear nuevamente los objetivos de la política, para ponerla al servicio de los ciudadanos.

En este sentido resulta llamativo que el estudio tenga al poder ejecutivo local con una cuota mas elevada de credibilidad que el Concejo Deliberante. La aprobación de la gestión alcanza el 50%, es decir que de cada 10 periqueños cinco están conformes con los avances de obras y servicios; además revelan expectativas positivas de cara al futuro.

Sin embargo en cuanto al rendimiento del Concejo Deliberante, 7 de cada diez periqueños rechazan el accionar del cuerpo legislativo, al que consideran un espacio improductivo, donde la doble moral se verifica cada día mas al pasar el tiempo.

En cuanto a imagen negativa el concejal Walter Cardozo lidera la estadística, acusando un dramático 68% de rechazo, seguido por Miguel Cheín 60%, Sara Tarifa 55% y Yolanda Carattoni con 50%, el resto de los concejales están por debajo del 40%, lo cual también es un número preocupante para la performance política de sus pretenciones.

Al parecer la mediatización extrema de varias sesiones terminó por devorar la credibilidad del cuerpo, donde las tablas legislativas se transformaron en un vedetismo que la mayoría de la comunidad rechaza.

En este sentido, Perico es una ciudad atomizada, con diversos caudales políticos, por eso puede entenderse que el ejecutivo tenga mejor imagen que el poder legislativo, la incorporación del Ing. Edgardo Sosa, junto al Dr. Julio Costas resultaron escudos que permitieron al intendente Pascual Ficoseco salir de aquel 22% con el que ganó por quinta vez la intendencia para avanzar hasta un 40% de aprobación de gestión; cifra que no es destacada, pero que dado el escenario fragmentado que caracteriza a la ciudad, se observa una convergencia a la consolidación del liderazgo del hombre de las pampitas.

También deben valorarse los esfuerzos que realizan todas las áreas ejecutivas, las cuales deben lidiar con un presupuesto desfasado, ya que no hay ingresos que se actualicen por la retracción del Concejo Deliberante. En la recuperación de imagen y aprobación de gestión la integración de ciudadanos como Antonio Asmuzi, Ariel Farfán, David Aguirre, Gladis Yebara, Alejandro Canciani, Marcos Cabrera, etc, sumaron aire fresco a un pulmón que al paso del tiempo sigue alentando el crecimiento urbano y social.

Con más de seis meses de gestión, el ejecutivo se afianza en sus objetivos en materia de obras, servicios y desarrollo, según entiende el 40% de la población –lograron comunicar metas comunes a todos los periqueños-, por encima de un proceso de interpelaciones y descalificaciones que desunen a la comunidad, que no resultó en adhesión popular, tal vez porque algunos concejales prefieren mirar solo su reflejo, sin atender las demandas de la sociedad, ya que varios proyectos colectivos podrían haberse ejecutado si habría sinergia legislativa, sobrellevando diferencias políticas con madurez; atendiendo el veredicto irrefutable de la voz del pueblo expresada en las últimas elecciones.

Según el estudio- los concejales en su mayoría no entienden que el pueblo reclama; -trabajo y progreso-; como tampoco el pueblo entiende que haya un concejal (MS) que gana más que el propio intendente.

EP

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 − 2 =