De la Sota sumó al juecista Domina y le complicó a Massa la jugada de Riutort

 De la Sota sumó al juecista Domina y le complicó a Massa la jugada de Riutort
LPO (Córdoba)||Así divide el voto peronista en la Capital y le facilita la reelección a Mestre. Convocó a internas del PJ para abril.

De esos comicios podrán participar los afiliados al PJ y los que no lo sean de ningún otro partido político, lo que lleva al 60 por ciento del padrón provincial la posible porción de sufragantes.

De la Sota envió señales políticas en todas direcciones.

Primero, al dejar trascender por sus voceros que no jugará por ninguno de los tres aspirantes a sucederlo: el diputado nacional Juan Schiaretti y los ministros de Industria, Martín Llaryora, y de Desarrollo Social, Daniel Passerini.

Probablemente, el gobernador con aspiraciones presidenciales tema que Schiaretti, el favorito, consiga una victoria deslucida frente a los renovadores y no quiera empantanarse en esa discusión en abril, cuando el juego nacional esté en un punto alto.

También quedó abierto el juego capitalino, aunque con la gran novedad de que el concejal del Frente Cívico (juecismo), Esteban Dómina, anunció que evalúa regresar al peronismo para competir en las internas abiertas. Dómina es un histórico del peronismo que en los noventa fue diputado nacional y ministro de economía durante la intervención cavallista en Santiago del Estero, encabezada por Schiaretti. Luego, en la primera gobernación delasotista fue presidente de la Cámara de Diputados provincial y funcionario de gobierno. Pasó luego por el kirchnerismo y recaló en el juecismo.

Su anuncio revela un acuerdo con De la Sota que Luis Juez salió a criticar con vehemencia. Dómina es otra de las figuritas que Juez convoca y que más tarde lo abandonan, como Héctor Campana, Daniel Giacomino o Carlos Vicente, por nombrar algunos.

En el Concejo Deliberante, Dómina es uno de los mayores críticos de la gestión del radical Ramón Mestre. Sin embargo, éste es uno de los más contentos por su retorno al peronismo.

El cálculo que hacen los radicales es que podría gestarse una nueva división del peronismo en la ciudad de Córdoba, una condición indispensable para posibilitar la reelección de Mestre en el Palacio 6 de Julio.

Olga Riutort, que hace días selló su alianza con Massa, protestaba en el fin de semana largo por la convocatoria a internas abiertas porque ya tenía cerrado un acuerdo con Schiaretti para que la lleve como candidata a intendente. Ahora, no estaría dispuesta a competir, quizás porque teme de una manipulación de la interna.

Si va por afuera del PJ otra vez, como en las últimas dos elecciones, probablemente no le alcance para ganar, pero tampoco al candidato del peronismo.

La jugada de De la Sota podría consistir en pretender que Mestre vea accesible la reelección, que es su plan original, para dejar de lado las pretensiones provinciales, quedando el dibujo del poder en Córdoba dividido otra vez entre peronistas y radicales.

Es un misterio en Córdoba para cuándo convocará De la Sota las elecciones provinciales. El llamado a internas para el 12 de abril hizo que muchos se planteen como posible mediados de junio, por lo que se acelerarían los tiempos internos de los demás partidos políticos.

Habría, entonces, una mayor presión del radicalismo, y también del PRO, sobre Ramón Mestre, quien quiere tomar una decisión recién a mediados de febrero.

Juego nacional

La decisión de De la Sota de convocar a elecciones semiabiertas abrió igualmente una lectura nacional: el gobernador pretendería enviar una señal aperturista, un reclamo para que el peronismo haga lo mismo para decidir el candidato presidencial.

De la Sota tiene muy poco aparato para ganar una interna, pero confía en el voto de los independientes, a los que le apunta con su discurso de campaña.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 2 =