“Dejen de robarle al pueblo”, pidió Coki pero solo a empresarios

 “Dejen de robarle al pueblo”, pidió Coki pero solo a empresarios

Con una frase similar a la de Luis Barrionuevo en los ’90 (que fue más sincero porque pidió dejar de robar por dos años si señalar a un grupo específico), este viernes 13/06 en su habitual conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reclamó a los empresarios: “Dejen de robarle al pueblo argentino”. Luego sostuvo que se da la contradicción «democracia versus corporaciones”. Cuestionó también a los dirigentes políticos «que son gerentes, empleados o marionetas» de grupos económicos.

 

“Dejen de robarle al pueblo”, pidió Coki pero solo a empresarios

Con una frase similar a la de Luis Barrionuevo en los ’90 (que fue más sincero porque pidió dejar de robar por dos años si señalar a un grupo específico), este viernes 13/06 en su habitual conferencia de prensa el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, reclamó a los empresarios: “Dejen de robarle al pueblo argentino”. Luego sostuvo que se da la contradicción «democracia versus corporaciones”. Cuestionó también a los dirigentes políticos «que son gerentes, empleados o marionetas» de grupos económicos.

Capitanich, con el discurso kirchnerista cada vez más internalizado.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).- “Dejen de robarle al pueblo argentino”, reclamó este viernes 13/06 a los empresarios el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en su habitual conferencia de prensa en Casa Rosada donde tuvo palabras fuertes contra la dirigencia política opositora y planteó cuestiones conspirativas de la visión kirchnerista.

Sostuvo que se da la contradicción «democracia versus corporaciones», e identificó entre ellas al Grupo Clarín. Cuestionó también a los dirigentes políticos «que son gerentes, empleados o marionetas» de grupos económicos y que por eso «no tienen dignidad».

En la cosmovisión del chaqueño está «el poder visible es el surgido por la voluntad popular, es la democracia«, y frente a ese poder se ubica otro que es «invisible«, y que está representado por «corporaciones» que buscan «condicionar corporativamente al Poder Judicial y a los gobiernos«.

«Cuando yo veo a todos los dirigentes políticos que son gerentes o empleados de esos grupos corporativos, la verdad es que no tienen dignidad«, reflexionó.

Luego se ocupó de los empresarios que son «marionetas de grupos corporativos con el objetivo de confrontar al gobierno simplemente para extorsionar y condicionar«, e insistió con que «las corporaciones pretenden efectivamente manipular y extorsionar a los gobiernos«.

Durante estos últimos 10 años, con los incentivos a la demanda agregada y el consumo popular, muchos empresarios se llenaron de plata. Y lo hicieron de dos modos: les vendían heladeras, televisores y aires acondicionados  a los consumidores que podían pagarlos y por otro lado armaban compañías financieras” que cobraban tasas elevadas y “se llenaban de plata”, cuestionó Capitanich.

“Que los empresarios actúen con racionalidad y dejen de robarle al pueblo argentino”, reclamó antes de pedirles que desarrollen un “sistema de financiamiento adecuado para que la gente pueda consumir”. Desde el Gobierno “defendemos a los argentinos y a los trabajadores”, respondió cuando le preguntaron por el efecto de la regulación de las tasas de interés que impulsó el Gobierno a través del Banco Central.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =