“Demarco me convenció para ceder el edificio de la biblioteca, después me echó”

 “Demarco me convenció para ceder el edificio de la biblioteca, después me echó”

El empleado municipal Rodrigo Sendra, es uno de los agentes municipales que sostiene un reclamo laboral con el intendente de la ciudad de Perico, quien lo eliminó de la nómina de planta en plena cuarentena dejándolo en la calle.

Sendra es además el presidente de la Biblioteca Municipal Carlos Juárez de la ciudad de Perico, un organismo declarado patrimonio histórico, adherido a la CONABIP. La biblioteca en los primeros días de gestión del Intendente Luciano Demarco,  fué desalojada sin consulta a las autoridades responsables, para habilitar en el lugar, La Secretaria de Hacienda.

El violento hecho se cometió un fin de semana, donde se procedió a trasladar los libros y material propio hacia un espacio que dispuso el municipio en otro edificio, el cual no reúne las condiciones adecuadas para la lectura.

Tras el arrebato, miembros del gabinete ante la reacción de la Comisión Administradora de la Biblioteca Municipal, explicaron que sus actos se fundamentaban en un decreto de emergencia edilicia, instrumento que de ninguna manera podría echar por tierra, como lo hizo, a una ordenanza municipal, ratificada en su objeto por otro dispositivo legislativo, que otorgó a la Comisión el uso del Edificio con el único propósito que en el funcione una Biblioteca.

Ante la contundencia de la aberración jurídica, apelaron a la predisposición de la Comisión de la Biblioteca, donde la figura mediadora del ciudadano Rodrigo Sendra fue determinante para apaciguar el escándalo. En esas circunstancias, se comprometieron a restablecer el edificio luego de superar la emergencia edilicia, Sendra realizó los oficios ante el pedido de miembros del gabinete de Demarco para que haya una colaboración, en aras de una sana convivencia.

Sr. Rodrigo Sendra -Empleado Público -Fotógrafo-

Tras pasar el tiempo, en el mes de abril, el Sr. Rodrigo Sendra se presentó al cobro periódico de sus haberes, encontrándose con saldo $0, hecho que lo llevó a realizar los reclamos pertinentes, ante autoridades municipales, sindicales y el Concejo Deliberante.

Sendra ante el despojo de su trabajo, como otros empleados municipales, acudió a un letrado para proteger sus derechos, hoy se encuentra litigando ante la inmutabilidad del Intendente (riesgo sanitario por indigencia), quien arremete impunemente contra leyes y decretos (Nacionales/Provinciales/Ordenanzas).

“Le creí, por eso colaboré, es un lobo con piel de cordero, me decepcionó” declaró Rodrigo Sendra.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − cuatro =