Qué dice el proyecto opositor para reformar Ganancias

 Qué dice el proyecto opositor para reformar Ganancias
LPO  Hay nuevas deducciones y se graba minería, juego y renta financiera. La recaudación que proyectan.
“Todos tuvimos que ceder algo”, simplificó Héctor Recalde, jefe del bloque FpV-PJ, el último en llegar a la conferencia de prensa brindada en el salón de los pasos perdidos, para anunciar el acuerdo opositor para reformar el impuesto a las Ganancias.

El proyecto que se impondría en la sesión de esta madrugada sube el piso para pagar Ganancias y crea nuevos impuestos para financiar el bache fiscal, que impacta por igual la Nación y las provincias por tratarse de un impuesto coparticipable.

El mínimo no imponible se fija en 44 mil pesos brutos para casados con dos hijos (32.455 de bolsillo, aproximado) y 33.550 para solteros (26.613), pero esa cifra será movible y ya no vararía sólo con una resolución de la AFIP.

Por gestión de Axel Kicillof, se actualizará de tal forma que sólo queden gravados el 10% de los trabajadores registrados, tomadas las cifras del Sistema Integrado Previsional Argentino.

Las deducciones son un mix de los dictámenes del oficialismo y la oposición. Se mantiene los alquileres, los hijos de hasta 18 años y los viáticos, como planteó Cambiemos; pero se suma el aguinaldo, las horas extras y los bonos de producción. Además, suben 45% para zonas desfavorables de la Patagonia.

Las escalas del impuesto sería las mismas del proyecto oficial, que bajó del 9 al 5% en el primer tramo y el 2% al primer año de asalariados gravados.

La oposición calculó un costo fiscal de 65 mil millones de pesos y asegura que no es tan lejano al que demandaría el dictamen de Cambiemos, porque crea nuevos tributos para reducir el impacto fiscal a una cifra aproximada a los 27 mil millones de pesos que el presupuesto sancionado reservó a la actualización de Ganancias.

El oficialismo sólo había aceptado gravar el juego, que la oposición lo amplía: las apuestas online tributan con 7.5% y el 10% a las máquinas tragamonedas.

A eso se agregarán otros impuestos que habrían dejado conformes a los gobernadores, pronósticos que nunca imaginó el Gobierno.

El principal es el que grava operaciones financieras, históricamente exentas, que permitiría recaudar más de 15 mil millones de pesos, siempre según los cálculos de técnicos opositores.

Las Lebac serían una gran fuente de ingresos: en 2017 el Gobierno tendría pautado pagar 200 mil millones de pesos e intereses por el instrumento financiero estrella de este año, por los altos intereses fijados semana a semana por Federico Sturzenegger.

Se grava Ganancias a los plazos fijos y los títulos públicos mayores a un millón y medio de pesos. El interés obtenido se sumaría a las ganancias totales del titular de la cuenta, según la escala que corresponda.

Los giros de dividendos al exterior tributan 7.7% y un porcentaje similar los inmuebles improductivos, o sea, no alquilados; y las ganancias extraordinarias del dólar futuro, otra de las operaciones demandadas del mercado.

Otro sector golpeado con Ganancias en el proyecto son los magistrados, aunque por ahora sólo los que sean nombrados. La Corte Suprema emitió una acordada hace décadas para impedir gravar a los que están en funciones.

La oposición retomará las retenciones a las exportaciones mineras, eliminadas por Mauricio Macri por decreto, pero las ampliará a todos los metales para garantizar una recaudación de entre 3700 y 5000 millones de pesos. José Luis Gioja, histórico promotor de la minería, le dijo a LPO que le parece bien.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cuatro =