Diputados aprobó un proyecto sobre igualdad y paridad en el deporte

 Diputados aprobó un proyecto sobre igualdad y paridad en el deporte

Además, la Cámara baja también avanzó con una iniciativa que busca establecer un protocolo institucional ante situaciones de violencia de género y/o discriminación en asociaciones civiles deportivas.

Ya sobre el final de una sesión que venía desarrollándose sin incidentes y con votaciones masivamente afirmativas, se produjo un quiebre a la hora de debatir los proyectos de ley vinculados con el deporte: aquel que promueve la igualdad y paridad entre mujeres y varones; y otro que busca que en las asociaciones deportivas se creen protocolos ante situaciones de violencia de género o discriminación. Este último fue el que el jefe del bloque Pro, Cristian Ritondo, había pedido retirar del temario por considerar que había que “seguir trabajándolo”.

El primero de ellos, votado por 146 votos positivos, 10 negativos y 2 abstenciones, fue impulsado por la diputada Magalí Mastaler (FdT) y tiene como fin la creación de un sistema integral de igualdad y paridad de género en el deporte, garantizando la igualdad, participación, inclusión, acceso y representación de las mujeres y diversidades en todos los ámbitos y a todos los niveles de la comunidad deportiva.

Precisamente Mastaler pidió disculpas a quienes aguardaban desde los palcos el tratamiento de ese proyecto y habían presenciado ese contrapunto. “La verdad que se esperaba llegar de otro modo a este momento”, señaló la diputada del Frente de Todos santafesino. Recordó que habían llegado al recinto con dictámenes de mayoría de las dos comisiones por las que había pasado ese proyecto.

“Creía que era un consenso político que iba a tener coherencia en el momento en que este proyecto llegara al recinto. Veo que eso no sucede, tendré que aprender más de ahora en adelante, pero de todos modos me parece que es válido dar la discusión y nos sintamos libres de poder dar nuestro voto como lo sintamos”, comentó la diputada.

Cerró su discurso señalando que entre los cambios que impulsa el proyecto figura “algo muy importante que creo que genera un poco de ruido y creo que por eso hay gente que no está sentada, que es proponer un sistema de paridad progresiva en las integraciones de las comisiones directivas de las entidades que componen el sistema institucional del deporte argentino”.

A continuación, la diputada chubutense Estela Hernández adjudicó lo sucedido a “tratar de impedir de alguna manera que las mujeres podamos tener paridad de género en todas las áreas, y sobre todo que podamos estar en lugares de decisión y de poder. Eso molesta: siempre molestó que mujeres y diversidades puedan estar en lugares donde se toman las decisiones”.

A su turno, la diputada Ana Carla Carrizo lamentó que no hubiesen tenido “esa inteligencia legislativa” para acordar y votar ese proyecto por unanimidad. “Las mujeres que estamos en política estamos aquí para darle la equidad a las mujeres de la Argentina; no es que la equidad y la paridad es para las que ocupamos una banca en la Cámara de Diputados”, planteó la diputada de Evolución Radical.

Aclaró que ella iba a pedir unos cambios en el proyecto. “Específicamente este proyecto está hecho para las comisiones deportivas de primer grado: el club de barrio para todas las disciplinas deportivas, pero no están las federaciones, las asociaciones nacionales… no está AFA. Y la verdad que nosotros necesitamos más mujeres donde más intensidad se vive el poder. Ese proyecto no tiene eso, qué pena… Y habíamos acordado una modificación, se ve que alguien llegó, que esta modificación se iba a hacer, y eso rompió esa unanimidad inicial. No sé por qué ocurrió así, pero no está bien. Es un punto de partida, pero nos quedamos en el nivel más básico de la participación. Necesitamos llegar donde se maneja realmente el poder”.

Concluyó anunciando que acompañaría en particular, pero iba a solicitar esos cambios. Ojalá se puedan dar”.

A la hora de votar, el jefe del bloque radical, Mario Negri, adelantó que daban libertad de acción a sus diputados para votar como desearan, pero advirtió que no era bueno lo que había sucedido. “Estamos terminando mal esta sesión, y quiero decirles que hoy no concluye el año parlamentario; no es bueno lo que se ha hecho, no festeje nadie, porque nadie estaba impidiendo nada. Pero adviertan que no hay que tener mirada corta, porque después hay necesidades parlamentarias que son de mucha más importancia más que lo que estaba discutiéndose para esperar unos días. Y hay que seguir funcionando”, concluyó.

Le respondió el jefe del bloque oficialista, Germán Martínez, que aclaró que siempre mostraban “la mejor predisposición posible”, por eso habían logrado aprobar los proyectos aprobados. Rechazó el argumento de “mirada corta”, y pidió “entender las agendas, los tiempos, los pulsos de cada bloque, y así como nosotros a veces no coincidimos con muchas posturas que se han tomado y la hemos respetado aunque no coincidamos, nosotros también pedimos eso. Ni más ni menos que eso: que la posibilidad de seguir funcionando se entienda y tratemos de aprobar los proyectos que podamos aprobar”.

Antes de votar, la diputada Mastaler anunció los cambios que acababa de aceptar, pedidos por la diputada Carrizo: incluyendo a las asociaciones deportivas “de segundo grado, de representación  nacional y superiores del sistema institucional del deporte y la actividad física”, en lo referente a la elección de autoridades.

Qué dice el proyecto

La iniciativa indica que “todas las personas tienen derecho a la práctica de la actividad física y el deporte, de forma libre y voluntaria, conforme a su identidad y expresión de género”.

Además, apunta que “es obligación del Estado elaborar y ejecutar políticas públicas deportivas de manera que el acceso de la ciudadanía se realice en igualdad de condiciones y de oportunidades”.

Entre las modificaciones a la Ley 20.655 -Ley de Deporte-, incorpora que el Estado promoverá al deporte bajo el objetivo de “prevenir situaciones de discriminación o violencia de cualquier clase, en especial en razón del sexo, características sexuales, género, identidad de género, expresión de género, orientación sexual y/o la situación de discapacidad”.

También deberá promover las acciones necesarias para garantizar la plena autonomía e inclusión social de las personas con discapacidad en el ámbito del deporte, atendiendo particularmente a las necesidades específicas de las mujeres, niñas y las diversidades con discapacidad.

Tendrá que impulsar la implementación de deportes con modalidad de habilidades mixtas en clubes e instituciones deportivas, generando acciones de promoción del deporte inclusivo, entre las que se incluirán incentivos económicos y talleres de capacitación y formación de personal.

Se crea el “Programa de Igualdad en el Deporte” y se establece una articulación entre el Ministerio de Turismo y Deportes y el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación.

Se establece un sistema de representación y paridad de género progresivo en las listas que se presenten para la elección de los/las integrantes de los cargos en Consejos Directivos en las asociaciones civiles deportivas de primer grado.

Durante el primer año de la norma, las listas deberán tener candidatas en un 20%; a los tres años de sancionada la ley, en un 30%; y a los cinco años deberá observarse la paridad entre mujeres y varones.

Asimismo, prevé la promoción de la igualdad y paridad respecto de salarios, becas y premios, así como las condiciones laborales en las entidades deportivas

Protocolo ante situaciones de violencia de género

En tanto, el segundo proyecto, aprobado por 150 votos a favor, 3 en contra y 4 abstenciones, fue propuesto por el presidente de la Comisión de Deportes, Héctor Baldassi (Pro). Y como el resto de su bloque, no pudo estar presente a la hora de la votación.

La iniciativa dispone la creación de un protocolo institucional ante situaciones de violencia de género y/o discriminación en asociaciones civiles deportivas.

Así, se incorpora como artículo 21 ter de la Ley 20.655 que “las asociaciones civiles deportivas de primer grado, de segundo grado, de representación nacional, superiores, así como los clubes de barrio y pueblo previstos en la ley 27.098 deberán dictar un protocolo institucional para prevenir e intervenir ante situaciones de violencia de género y/o discriminación”.

Y estipula que “a los efectos de acceder a todo tipo de subsidio o beneficio de cualquier naturaleza otorgado por el Estado nacional, las provincias, los municipios y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, las asociaciones civiles deportivas deberán acreditar la existencia del protocolo institucional para prevenir e intervenir ante situaciones de violencia de género y/o discriminación, aprobado por la comisión directiva”.

0 Reviews

Write a Review

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

seis − dos =