Doble advertencia de la Reserva Federal sobre subas de tasas de interés

 Doble advertencia de la Reserva Federal sobre subas de tasas de interés

Lael Brainard, governor of the U.S. Federal Reserve, listens during a meeting of the Board of Governors of the Federal Reserve in Washington, D.C., U.S., on Tuesday, May 3, 2016. Hedge funds, insurers and other companies that do business with Wall Street megabanks are poised to pay a price for regulators’ efforts to make sure any future collapse of a giant lender doesn’t tank the entire financial system. Photographer: Andrew Harrer/Bloomberg via Getty Images

La gobernadora de la Reserva Federal de USA (Fed), Lael Brainard, ha asegurado en una conferencia que un estímulo fiscal superior, en una economía que está cerca del pleno empleo y con una inflación ya cercana al 2% puede obligar a la Fed a subir tipos más rápido de lo anteriormente previsto. Su colega presidente de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, anticipó un proceso gradual de subidas de tipos en los próximos 2 años.

La gobernadora de la Reserva Federal de USA (Fed), Lael Brainard, una importante defensora de los tipos de interés bajos en la Reserva Federal ha destacado que el banco central estadounidense podría elevar los tipos de una forma más agresiva si el gasto durante el Gobierno de Donald Trump a desemboca en un rápido repunte económico y de los precios.

«Si los cambios en la política fiscal permiten reducir de forma más rápida el capital ocioso en la economía y si todo lo demás sigue igual, el ajuste de la política monetaria probablemente sea más rápido», aseguró la gobernadora de la Fed Lael Brainard en un evento organizado por la Brookings Institution.

Brainard, quien fue una importante funcionaria del Departamento del Tesoro durante el gobierno de Barack Obama, ha defendido una política expansiva y de tipos bajos desde que se unió a la Junta de Gobernadores de la Fed en 2014.

Brainard agregó que la postura de la Fed para incrementos graduales de las tasas podría cambiar dependiendo de las políticas fiscales.

Con sus observaciones, Brainard se unió a un creciente número de integrantes de la Fed que ha advertido que mayores déficits podrían impulsar la inflación en momentos en que la economía estadounidense ya está cerca de un fortalecimiento.

“El pleno empleo está al alcance y podría ser sostenible con la mezcla correcta de políticas”, sostuvo.

Brainard afirmó que los cambios fiscales que ayudaron a la fuerza laboral estadounidense a volverse más eficiente impulsarían a un crecimiento más rápido de la economía en el futuro, con consiguientes déficits bajo control.

Tras mantener los tipos cercanos a 0% durante 7 años para ayudar a la recuperación de la economía tras la recesión de 2007-2009, la Fed aprobó la primera subida en 2015 y otra en 2016. Los responsables de política del banco central proyectan 3 aumentos más en 2017.

No obstante, la elección de Trump como presidente ha hecho más incierto el panorama económico, con promesas de un aumento del gasto militar y en infraestructura. Varios funcionarios de la Fed advirtieron que un mayor déficit fiscal podría provocar un recalentamiento de la economía, requiriendo incrementos de tipos más agresivos y generando probablemente otra recesión.

En San Francisco

El presidente de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, explicó la necesidad de mantener un proceso gradual de subidas de tipos en los próximos 2 años. Para 2017 prevé 3 subidas de tipos, recordó.

También dijo:

– Mantener la independencia de la Fed es muy importante.

– «Estamos empezando a ver algunas señales de subidas en los salarios».

– Mayores estímulos fiscales podría causar que el crecimiento sea mayor del esperado.

– El mayor riesgo bajista para USA es internacional, particularmente China.

– La economía europea y su situación política es un riesgo bajista para USA.

«Comparado con antes de las elecciones, parece que habrá un mayor estímulo fiscal del esperado.»

Los datos macroeconómicos indican que la economía de USA creció en el último trimestre a un ritmo anual del 2,9%, la tasa de desempleo se situó en noviembre en un nivel casi de pleno empleo (4,6%) y la tasa de inflación fue del 1,6%.

Al mismo tiempo, las perspectivas son favorables para 2017 y 2018, donde USA crecerá a un ritmo del 2,19% y el 2,08%, respectivamente.

En este escenario provoca dudas la política fiscal expansiva prometida por Donald Trump, basada en un incremento del gasto público y la reducción de impuestos.

Janet Yellen, jefa de la Fed, deberá pisar el acelerador hacia la normalización monetaria, con el fin de evitar un posible sobrecalentamiento de la economía estadounidense.

2017 no será precisamente un año tranquilo en los mercados internacionales, ante la incertidumbre que generará la negociación en Reino Unido, para establecer las condiciones para efectuar su salida efectiva de la Unión Europea, y las elecciones en Francia y Alemania, por no olvidar los efectos a nivel mundial de las medidas proteccionistas que también ha prometido el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 8 =