EE. UU. critica despliegue de misiles rusos en Siria

 EE. UU. critica despliegue de misiles rusos en Siria

Moscú envió un sistema antiaéreo que provoca suspicacias en Washington. “No tengo constancia de que el EI opere aviación”, dijo un portavoz de la Casa Blanca.

La decisión de Moscú de desplegar un sistema de misiles antiaéreos S-300, nunca antes instalados fuera de Rusia, provocó malestar este martes (04.10.2016) en Estados Unidos, que manifestó sus dudas sobre la efectividad que tendría la medida en un país donde solo sobrevuelan aeronaves de aliados de Moscú o de Washington. Las armas pretenden reforzar la defensa de la costa mediterránea de Siria y se ubican en la base naval de Tartús.

El portavoz del Pentágono, Peter Crook, dijo que «el propósito del sistema es cuestionable”, teniendo en cuenta que Moscú ha reiterado que sus objetivos militares en Rusia son grupos extremistas como el Estado Islámico (EI) o el Frente Al Nusra. Cook recordó que ninguno de esos dos grupos yihadistas -ni ningún otro grupo rebelde dentro de la guerra civil siria- «tiene una fuerza aérea”, lo que hace incomprensible el propósito del despliegue.

La instalación de esta batería antiaérea ocurre un día después de que Washington y Moscú dieran por rotas las negociaciones para coordinar ataques aéreos contra yihadistas en Siria y los intentos de un alto el fuego duradero se frustraran. «Obviamente vamos a vigilar de cerca estos sistemas antiaéreos y evaluaremos las implicaciones para los aviones de la coalición (internacional que lidera Estados Unidos)”, indicó Cook.

Sistema más moderno

En tanto, el Ministerio de Defensa de Rusia dijo no comprender por qué el envío de este sistema de misiles a Siria provoca tanto resquemor «entre nuestros colegas de occidente”. El portavoz Igor Konashenkov aseguró que «el S-300 es un sistema puramente defensivo, por lo tanto no representa una amenaza para nadie”. Rusia ya tenía desplegado en Siria otro sistema defensivo, el S-400, el más moderno de su arsenal.

Este se encuentra en la base militar de Hmeimim, que Moscú buscaría convertir de base temporal a instalación permanente. Otra reacción desde Estados Unidos provino del portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, quien dijo que este despliegue de misiles pone en duda la «credibilidad” de la misión rusa en Siria. «No tengo constancia de que el EI o Al Qaeda operen aviación en Siria”, señaló Earnest en tono sarcástico.

DZC (EFE, AFP)

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cuatro =