EE.UU. subió las tasas y la Argentina ya siente el impacto del enfriamiento global

 EE.UU. subió las tasas y la Argentina ya siente el impacto del enfriamiento global

La Reserva Federal hizo el quinto aumento en el año y se espera que siga. Las exportaciones del país cayeron en agosto y se espera menos demanda del mundo para 2023.

Por Ezequiel Burgos // La Reserva Federal, el Banco Central de EE.UU., decidió subir las tasas de interés 0,75 puntos porcentuales. Es el tercer aumento consecutivo de esa misma escala en el año.

La intención del banco de EE.UU. es endurecer la política monetaria (esto es encarecer el costo de pedir un préstamo) mientras trata de reducir la inflación más alta en 40 años y enfriar una economía sobrerecalentada. La inflación núcleo de agosto en EE.UU. (6,3%) aumentó respecto a julio y junio; la tasa de desocupación es 3,7%, niveles de prepandemia.

El dato relevante para la Argentina, y para la región, es que el mundo marcha hacia una desaceleración quizá más severa de lo que se pronosticaba a raíz de este endurecimiento de la política monetaria. La Fed ahora prevé un crecimiento para su economía de 0,2% este año y 1,2% el próximo. Lejos del 5,7% en 2021.

El dato es más preocupante si se tiene en cuenta que las otras dos turbinas principales de la economía global, también se verán afectadas. China enfrenta la desaceleración más feroz en décadas producto de una sobreoferta de propiedades (se está pinchando una burbuja). Y el Deutsche Bank espera para la zona euro una recesión de 2,2% en 2023.

EE.UU., China y la UE son los principales socios de la Argentina. Si estas tres economías enfrentan una desaceleración por delante, y quizá una eventual contracción, la demanda de productos argentinos quiere decir que se resentirá.

Esto ya está ocurriendo. Hoy el Indec informó que las exportaciones argentinas cayeron 6,9% en agosto (en parte por motivos domésticos, como la brecha que hizo que el campo no liquidara) y las importaciones de combustibles aumentaron 74,9% por el context global.

¿Qué hay con Brasil, principal cliente de Argentina?

También la suba de tasas de EE.UU. impactará ahí.

Es que una consecuencia de ese movimiento fue la mejora de los rendimientos en dólares (las tasas a principio de año estaban casi en 0) y ello provocó que la demanda de los activos en dólares aumentara. Ergo, las monedas de otros países se depreciaron. La libra por ejemplo está en el valor más bajo en 40 años y el euro desde 2000.

El real se aprecia y eso puede dañar la marcha de su actividad que se expandió 2,2% en el primer semestre.

Estados Unidos elevó las tasas al rango de 3%-3,25%. A principios de año estaban en niveles de casi cero. En total fueron 5 alzas en 9 meses: una marzo (25 p.p.), mayo (50) y junio-julio-septiembre (75).

Jerome Powell, presidente de la Fed, dijo ayer que el banco probablemente mantenga las tasas “por algún tiempo” en un nivel donde dañe la actividad económica, provocando una desaceleración y suba del desempleo.

El aumento de las tasas de EE.UU. pone un piso también al costo del dinero y de los préstamos de bancos a países emergentes.

El ex presidente del Banco Central de la India, Raghuram Rajan, dijo esta semana que “muchos países no enfrentaron estas presiones sobre la deuda desde la década del 90”. Casos de ese estilo fueron los de México (efecto Tequila), Rusia, Indonesia, por ejemplo. Un dólar más fuerte a nivel mundial hace que las deudas tomadas en moneda extranjera para empresas y gobiernos de países emergentes, sean más costosas de repagarlas. Países como Sri Lanka, Pakistán y Serbia pidieron ayuda al FMI para aliviar sus finanzas. La Argentina está bajo el paraguas de  un programa de Facilidades Extendidas firmado este año.

Dado su bajo nivel de reservas, un trabajo de tres economistas de la Reserva Federal de Dallas de este año situó a la economía argentina en la última posición de las perspectivas que enfrenta una lista de países en vías de desarrollo para enfrentar una suba de las tasas de interés en Estados Unidos.

«A la Argentina no le pega esta suba de tasas por los bonos que podría colocar ya que está excluida de los mercados de capitales -dice el economista Jorge Neyro-, pero todos los efectos son indirectos, ya sean por la demanda de exportaciones o los precios de las materias primas. El efecto más rápido será el enfriamiento global«.

El jueves pasado el Banco Mundial señaló que la economía mundial está yendo a una recesión y a una situación de «crisis financieras en mercados emergentes que provocará daños».

0 Reviews

Write a Review

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × cuatro =