Efecto OMC en el comercio electrónico: Mercado Libre busca convertirse en la «Alibaba latina» y sella alianzas con el Gobierno y con empresas

 Efecto OMC en el comercio electrónico: Mercado Libre busca convertirse en la «Alibaba latina» y sella alianzas con el Gobierno y con empresas

La compañía comandada por Marcos Galperin busca convertirse en una plataforma exportadora, al estilo del gigante chino del e-commerce que comanda el «gurú» de los emprendedores, Jack Ma. Qué planes está desplegando la firma nacional y cómo las Pyme podrán subirse a la estrategia «e-export».

Por Juan Diego Wasilevsky

Una estrella estuvo recorriendo las calles de Buenos Aires y no era un músico de rock.

Era un emprendedor, más precisamente Jack Ma, el CEO del gigante del e-commerce Alibaba y el segundo hombre más rico de Asia, quien se convirtió en la figura más convocante de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Con sus ideas innovadoras y de a ratos controvertidas, cautivó a expertos y hasta a funcionarios, especialmente al presidente Mauricio Macri, con quien ya viene manteniendo encuentros mano a mano desde el año pasado.

Su prédica en favor de empoderar a las pequeñas y medianas empresas para que se suban a la vorágine del comercio online prendió con fuerza en el seno macrismo, que ve con muy buenos ojos el innovador plan de negocios de Alibaba.

Este gigante del mundo online acaba de crear un sistema denominado “zona franca virtual”. La primera prueba piloto la está llevando adelante en Malasia y está replicando este mismo modelo en otros tres países. 

Durante el Foro de Negocios que se desarrolló en el marco de esta Conferencia Ministerial de la OMC, los diferentes funcionarios del Gobierno nacional que desfilaron por allí no dejaron de destacar la visión de Ma y de ponderar los beneficios de Internet como la llave para potenciar la salida de las Pymes nacionales al mundo.

Y así como este emprendedor chino viene evangelizando en cada intervención sobre las bondades del e-commerce, la firma que está capitalizando esta tendencia en la Argentina es Mercado Libre, que aspira a convertirse en la Alibaba latina”.

La compañía, comandada por Marcos Galperin, está trabajando tanto con cámaras empresarias como con el Gobierno para potenciar su plataforma de negocios para que las Pymes salgan a ganar mercados internacionales.

Se viene el e-export
En momentos en que Jack Ma viene anticipando la revolución del comercio global, con un mundo en el que se moverán cada vez menos contenedores y más encomiendas, Mercado Libre está a un paso de dar el gran salto en esta dirección.

Gracias a su presencia en diferentes países de la región, la compañía selló una alianza con la Cámara Argentina de Comercio (CAC) para desarrollar un “showroom” que permitirá a pequeñas y medianas firmas, desde cualquier provincia, exportar a través de esa plataforma.

La clave de este plan es que los emprendedores no tendrán necesidad de tener stocks o depósitos en los mercados de destino, lo que abarataría toda la operatoria.

Tampoco necesitarán conseguir grandes clientes importadores para -como se dice en la jerga de los despachantes de Aduana- consolidar un contenedor, dado que el sistema está pensado para despachar pequeños paquetes.

En diálogo con iProfesional, Víctor Dosoretz, director de la CAC, explicó que “la idea es que este showroom online esté funcionando en cuatro o cinco meses y llegar a un universo de 100 empresas”.

A modo orientativo, y más allá de ciertas diferencias, se asemejará al «pabellón argentino» que bodegas y productores de alimentos frescos nacionales habilitaron en Alibaba. Allí, los compradores asiáticos pueden, en un solo click, acceder a toda la oferta de bienes con sello albiceleste. 

“El camino será gradual. Lo más importante será poder darle seguimiento y coaching a los emprendedores que participen de esta iniciativa”, amplió sobre el proyecto con ML, bautizado “Plataforma de lanzamiento para Pymes globales”. 

Dosoretz, quien también es presidente de la Cámara de Comercio Internacional en la Argentina (CCI), agregó que si bien la compañía tiene presencia en países de América latina, “el objetivo es no tener limitaciones geográficas” y que las empresas que se sumen puedan exportar a cualquier mercado de destino.

En cuanto a la logística también habrá una solución. No es un tema menor, dado que históricamente fue la gran limitante para el Made in Argentina porque siempre significó uno de los mayores costos para las Pymes.

En este sentido, Dosoretz asegura que este escollo se superará articulando la Plataforma de ML con el plan Exporta Simple, que acaba de implementar el Ministerio de Producción. 

Desde la cartera que conduce Cabrera aseguraron a iProfesional que este sistema “va a generar que el número de emprendedores que salga al exterior crezca aceleradamente, porque la herramienta permite, cargando un par de datos, despachar la mercadería vía courier sin mayores dificultades”.

Dicho régimen ya posibilita:

Exportar hasta 300 kilos por envío y por un valor de hasta u$s15.000, con un tope anual de u$s600.000.

-Esto marca una diferencia respecto de lo que sucedía hasta ahora, que sólo permitía envíos de hasta 50 kilos.

-En cuanto a la dinámica, explicaron que ingresando a una web, «con pocos clics y de una forma muy sencilla se podrá cerrar una operación tan compleja como una exportación. El sistema posibilita cotizar las distintas opciones de precio que ofrezcan los couriers inscriptos, elegir el mejor precio y exportar puerta a puerta».

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =