El conflicto en Aerolíneas sigue provocando cancelaciones de vuelos: hay ahora 2.000 pasajeros afectados

 El conflicto en Aerolíneas sigue provocando cancelaciones de vuelos: hay ahora 2.000 pasajeros afectados

La compañía informó que se anularon viajes internacionales a Nueva York, Bogotá y Roma de esta semana por la «negativa» de las «tripulaciones técnicas de aceptar reprogramar» los recorridos y por «interpretaciones sesgadas de las normas de descanso». La empresa apuntó contra los pilotos.

La conflictividad en Aerolíneas Argentinas sumó este miércoles un nuevo capítulo.

Cuatro vuelos internacionales fueron cancelados por la «negativa” de las “tripulaciones técnicas de aceptar a reprogramar» esos viajes y por «interpretaciones sesgadas de las normas de descanso«, informó la empresa.

La decisión afectó a alrededor de 2.000 pasajeros.

Según comunicó la aerolínea de bandera, se está reubicando a los damnificados en vuelos de fechas cercanos, propios y de otras empresas.

«Las cancelaciones de vuelos internacionales se deben a la negativa de las tripulaciones técnicas de aceptar reprogramaciones, una práctica habitual en la industria, en una clara demostración de quite de colaboración«, puntualizó Aerolíneas, en un comunicado titulado “Pilotos recrudecen medidas de fuerza afectando más vuelos internacionales de Aerolíneas Argentinas”.

Los cuatro vuelos afectados fueron:

AR 1300 de la noche del martes, con destino a Nueva York, y su vuelo de regreso, el AR1301 de este miércoles.

AR1360 de este miércoles con destino a Bogotá y su regreso el AR1361 de la misma fecha.

AR1300 del 23 de noviembre con destino a Nueva York y su vuelo de regreso, el AR1301 de la misma fecha.

AR1140 del 23 de noviembre con destino a Roma y su vuelo de regreso, el AR1141 del 24 de noviembre.

La empresa aseguró que está aplicando una política comercial «flexible para el cambio y devolución de los pasajes», cuyo detalle se puede encontrar en la página web www.aerolineas.com.ar.

También, advirtió que la posición de sus empleados «se suma a las asambleas decretadas el día 8 de septiembre, al paro extendido del 30 y 31 de octubre y a los recurrentes quites de colaboración que están afectando en especial la operación internacional«.

Este tipo de operación -de acuerdo con el comunicado oficial- tiene una sola frecuencia diaria en la mayoría de los casos y, por los altos niveles de ocupación, «presenta mayores dificultades a la hora de recolocar pasajeros, generando grandes inconvenientes y costos exorbitantes e irrecuperables a la empresa».

Las autoridades de la aerolínea de bandera sostuvieron que fruto de estas medidas, la empresa retrocedió un 45% en su índice de recomendación respecto de la media de 2017 (se trata del patrón que mide la satisfacción de los pasajeros).

“También se ha visto afectada la puntualidad y las ventas previstas para octubre en la víspera del CyberMonday, donde la compañía estimó una baja en ventas de u$s15 millones”, afirmaron.

«La empresa lamenta profundamente esta situación y sigue apostando al diálogo como único medio de negociación», concluyó Aerolíneas.

Antecedentes
El 13 de noviembre pasado las pantallas de vuelos se convirtieron en el indicador más crudo de la dificultad que enfrenta el Gobierno para fijar su pauta salarial del 16%, más un bono y cláusula gatillo en Aerolíneas Argentinas.

Unos 14 vuelos fueron demorados a raíz de las asambleas gremiales encabezadas por los pilotos.

 

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =