El consumo en supermercados, sin signos vitales: los datos de mayo muestran inesperada caída de 2,5%

IProfesional.Com || Las cifras publicadas por el INDEC no sólo muestran un mal panorama para este sector, sino que en el caso de los shoppings el retroceso fue mayor: 4,3%. Por su parte, los mayoristas subieron en venta de alimentos e higiene, siendo elegidos por el 30% de los hogares de Capital y Conurbano.

Las ventas en supermercados cayeron 2,5% en mayo en forma interanual, mientras que el retroceso en shoppings fue de 4,3%, según las cifras provistas este jueves por el INDEC.

En precios corrientes –es decir, teniendo en cuenta el impacto de la inflación–, las ventas registraron una suba del 19,9% en los supermercados, mientras que en los shoppings fue del 12,3%, también en la comparación contra mayo del 2016.

De acuerdo con los datos del organismo, las ventas supermercados a precios corrientes en el mes de mayo totalizaron $26.644 millones, lo que representa un aumento de 19,9% respecto al mismo mes de 2016.

Por otro lado, el acumulado para los primeros cinco meses de 2017 cerró en $131.408,2, lo cual se traduce en un alza respecto al mismo período del año anterior de 20,2%.

En el caso de los shoppings, las ventas sumaron en mayo $4.572,0 millones, es decir, avanzaron 12,3% en comparación con el mismo mes de 2016.

El acumulado para los primeros cinco mes fue de $21.101,5 millones, equivalente a un alza de 13,2% respecto del mismo lapso del año pasado.

Mayoristas

Si bien el INDEC no releva datos de otros canales de venta, se podría inferir que gran parte de la caída de consumo en supermercados se debe a que la gente cada vez compra más en mayoristas.La consultora Nielsen le puso cifras al fenómeno: según sus datos, el 30% de los hogares de la zona metropolitana de Buenos Aires realiza compras en supermercados mayoristas para abaratar sus compras, un 8% más que un año atrás.

A través de informes censales del canal mayorista, con registro de escaneo que brinda datos sobre las ventas semanales de las cadenas, se estableció que del total de los consumidores del canal, el 53% asiste a los mayoristas en forma semanal o aún más seguido.

«Estas cifras confirman una tendencia que vino para quedarse y para la cual es necesario adaptarse«, indicó un informe de la consultora.

Agregó que «entre los resultados arrojados también se sabe que la principal razón de asistencia al canal mayorista es la búsqueda de precios más convenientes, ya que la percepción de ahorro que otorgan este tipo de cadenas llega a ser de entre el 10% y el 30%».

Los primeros sondeos que arroja el reciente Índice Mayorista de Nielsen indican que los productos que se adquieren con mayor frecuencia son principalmente los alimentos básicos.

Las categorías de limpieza, cosmética y tocador tienen una frecuencia de compra un poco menor, pero destacable de todos modos.

Entre enero y abril, los alimentos (tanto básicos como no básicos) representaron el 44% del peso del total de la facturación de los mayoristas, mientras yerba mate y aceites comestibles fueron los productos que más pesaron en las ventas del canal.

«Si bien pareciera ser una tendencia opuesta a lo que vemos en el mercado en general, que está tendiendo a elegir formatos más pequeños para sus compras, el canal mayorista es una opción muy considerada para quienes buscan principalmente precios bajos», comentó Pablo Mandzij, director de Retail Services para los Mercados Emergentes de América Latina Sur de Nielsen.

El experto agregó que «vemos hoy a un consumidor mucho más informado y que está en permanente búsqueda de experiencias de compra más convenientes«.

Entre las cadenas que colaboran con el Índice Mayorista de Nielsen se encuentran: Basualdo, Carrefour Maxi, Comodín, Makro, Nini, Tadicor y Vital.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 13 =