El contexto externo le pega a la industria: ya hay 4.000 suspensiones y despidos

 El contexto externo le pega a la industria: ya hay 4.000 suspensiones y despidos
07-08-2015 Volkswagen suspenderá a 350 operarios y se sumará así a Ford, Fiat y Peugeot, que también tomaron medidas en respuesta a la menor demanda en Brasil. En Siderca hay uno 400 despidos en suspenso y más de 3.000 suspensiones desde abril por la caída del precio del petróleo

En un nuevo coletazo de la crisis externa sobre la economía argentina, unos 4.000 trabajadores resultaron afectados en los últimos días por suspensiones y despidos en la industria automotriz y la siderúrgica. Este jueves se conoció la suspensión de 350 operarios en Volkswagen.

Las medidas de ajuste fueron motivadas por la menor demanda en Brasil, adonde las terminales exportan el 60% de sus autos, y la caída del precio del crudo, cuya industria redujo la compra de los tubos para los pozos petroleros fabricados por Siderca, del grupo Techint.

El deterioro del mercado laboral encendió el alerta entre las autoridades y en más de un conflicto dictaron la conciliación obligatoria para evitar recortes laborales a pocos días de las Primarias.

Sin embargo, el panorama sigue siendo delicado y sacó a la luz nuevos síntomas de los problemas que registra la actividad económica, con su impacto sobre el empleo.

En la industria automotriz, son varias las compañías que implementaron suspensiones en las últimas semanas, afectando a más de 550 trabajadores.

Las terminales bajaron un cambio luego de que la producción cayera un 8,4% en julio y lasexportaciones un 9,4%, respecto del mismo período del año pasado, según datos de la Asociación de Fabricantes de Autos (Adefa).

Por otra parte, el real alcanzó esta semana su valor más bajo en los últimos 12 años, un dato que los ejecutivos del rubro automotor siguen con mucha atención.

En este escenario recesivo, el sindicato Smata anunció este jueves que Volkswagen suspenderá los días 13, 14, 28 y 31 de este mes a unos 350 operarios que fabrican en su planta de Córdoba las cajas mdq200, las cuales son destinadas en un 75% a Brasil.

Los trabajadores percibirán el 75% del sueldo bruto y en los próximos días deberán firmar la suspensión.

Consultada por iProfesional, la empresa encuadró la situación en una «parada técnica«. Mientras tanto, la producción se mantiene normal en su establecimiento de General Pacheco, en la provincia de Buenos Aires.

En Fiat, el plan de suspensiones es más amplio y se extenderá por siete días en agosto, debido a la baja de pedidos del país vecino y la falta de dólares para importar piezas.

Pese a que este año tuvieron un mayor acceso a divisas, muchas firmas se quejan de que el volumen autorizado por el Ejecutivo sigue siendo insuficiente.

«Todas vamos regulando. A veces hay suspensiones, a veces se trabaja medio turno, perocuando se achica el mercado tenés que ajustar y la producción para el mercado local tiene un límite», dijeron fuentes del sector automotor.

En Buenos Aires, también hay problemas. La planta de Ford en Pacheco suspenderá a 200trabajadores hasta fin de año por el bajón carioca, mientras Peugeot mantiene a 50 operariossuspendidos desde el año pasado en su establecimiento de El Palomar, con salarios al 65%.

Aunque la firma francesa exporta sólo un 30% de sus autos a Brasil y este año sumó 24 empleados nuevos, la producción actual no completa un turno.

La situación se arrastra desde el año pasado, cuando aplicó suspensiones durante seis meses que a principios de 2015 derivaron en el recorte de 1.000 puestos por medio de retiros voluntarios, según lo dio a conocer este medio.

Despidos
El «viento de frente» también impactó sobre el principal grupo industrial del país. Unos 400 trabajadores de la empresa Comau, contratista de Siderca, quedaron en una suerte de limbo, luego de recibir esta semana telegramas de despido que quedaron en suspenso con la intervención del gobierno bonaerense.

«Estamos buscando una solución con Comau», dijeron a iProfesional fuentes de Siderca.

El conflicto anticipado por este medio el martes se originó a partir de la decisión de la siderúrgica de no renovar el contrato a la proveedora de servicios del grupo Fiat, que en lo que va del año ya redujo unos 400 puestos a través de retiros voluntarios.

La pelea de fondo es por los precios: mientras la primera busca congelarlos, la contraparte quiere actualizarlos.

Los recientes despidos en Comau motivaron paros parciales a principios de la semana en la acería de la fabricante, ya que los empleados de planta se resistían a sustituir las tareas de los contratados.

A su vez, la empresa de Techint dispuso desde el sábado un vallado en el acceso a la planta y 25 guardias de seguridad por turno para reforzar la vigilancia, lo que generó malestar entre el personal.

En respuesta, la seccional local de la Unión Obrera Metalúrgica, encabezada por Abel Furlán, llegó a un acuerdo para que la proveedora Sidernet garantizara los trabajos que habían quedado suspendidos.

En tanto, el Ministerio de Trabajo dictó el martes la conciliación obligatoria, por lo que las cesantías fueron retrotraídas durante los 20 días que regirá le medida y el próximo lunes habrá una audiencia en la cartera laboral.

Así, 80 trabajadores de contratista continúan realizando tareas en planta, mientras que otros 300 se encuentran suspendidos.

En abril, Siderca acordó con la UOM la suspensión de unos 3.000 operarios hasta octubre, como parte de un plan de recorte de costos, que incluyó retiros voluntarios y redujo el salario de bolsillo en un 50%,

Ahora la compañía busca extender el acta por otro mes adicional después de las elecciones generales.

Compartí:

Noticias Relacionadas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + quince =